Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

7/6/10

viaje recorrido por Israel, Tierra Santa

8 comentarios



DATOS DEL VIAJE


PAÍSES

Israel, Palestina y Jordania


VIAJEROS

2006 febrero Héctor y Marta
2007 febrero Héctor, Marta, Ester y Álex.



Ambos viajes fueron de una duración de 9 días cada uno.
El primero se dedicó a la parte Norte de Israel incluyendo Jerusalem, Massada y Belén (Palestina), para posteriormente Tel Aviv, Haifa, Acre y frontera con Líbano. Noche en un kibbutz y recorrido por Nazareth, lago Tiberíades y Cafarnaum.
El segundo se dedicó a la parte sur. Jerusalem, Massada, Eilat, Petra y Aqaba (Jordania), desierto del Neguev y Tel Aviv.





SEGURIDAD


Como se que es la pregunta que les preocupa al 95% de los viajeros que van a viajar a Israel os diré que a mí me pareció tan peligroso como ir a Disneylandia. Es broma, hay el mismo riesgo que teníamos cualquier ciudadano español hace unos años de vernos involucrados en un atentado de ETA.
Si no entras en Gaza y Cisjordania, es decir, Palestina, el riesgo es muy bajo. Si quieres entrar en los territorios ocupados el riesgo se incrementa pero tampoco veo un problema muy grave, si no vas con un coche israelí, jaja. Una escapada a Belén no tiene que ser abandonada por temores infundados.
De todas maneras, como no soy quién para dar consejos de este tipo, os dejo la web del Ministerio de Asuntos exteriores con info actualizada.


También te dejo un post que he realizado recientemente sobre lo que te puede suponer el hecho de llevar sellos de Israel en el pasaporte para entrar a países árabes, y otro que habla sobre cómo cruzar las fronteras entre Israel, Jordania y Sinaí (Egipto).




FOTOS


VIDEOS




LA LLEGADA A ISRAEL

Primero de todo comentaros que ambos vuelos los hicimos con Iberia dentro del programa de puntos Travelclub con el que, por 3000 puntos y 89€ por persona cada viaje ida/vuelta, volamos las dos veces a este país.
El único problema es que ambos años no nos llegaron las maletas al aeropuerto junto con el vuelo, en 2006 nos llegaron 5 días después y en 2007 tres días después.
Ahora ya no hay viajes directos con Iberia desde Barcelona a Tel Aviv, pues han convertido Madrid en un hub, pero en esos momentos los vuelos a Tel Aviv se llenaban primero con viajeros de latinoamérica , luego se hacía escala en Madrid y subían pasajeros de esta ciudad y sus maletas, y posteriormente en la escala de Barcelona se añadían sus ciudadanos y las maletas se quedaban en tierra por falta de espacio (esto no te lo dicen, evidentemente).
El caso es que la odisea empezaba bien, pues coincidimos a las 9:00 horas con todos los jugadores del Barça en el aeropuerto que marchaban a Londres a jugar contra el Chelsea la Champions (que ganaron ese año).

Messi, leo messiPuyol, Carles Puyol
Algunos jugadores dijeron: "Ese no es el de la bici china?, la Har-lee!" y se quisieron hacer una foto conmigo. Estos chavales...

Pero en seguida se torció, pues el vuelo que partía a las 10 no lo hizo hasta las 15:00 horas.
Al subir al avión y, por los problemas comentados anteriormente, no teníamos espacio para sentarnos y la gente no quería ir separada, comenzaron gritos e insultos y yo me fui alejando de la zona caliente hacia atrás, a la zona de primera, donde le comenté a un azafato, de buenas maneras, si había opción de ir juntos Marta y yo. Como era el único que no les increpaba me dijo con señas que pasara y nos sentó a ambos en butacas de primera.
Fue mi primera vez, y supongo que la única, que viajé de esta manera. Los asientos son muy cómodos y la comida muy buena, incluso nos dieron Foie y cava.
Al llegar nos llevámos la sorpresa de las maletas y todos los pasajeros de Barna tuvimos que hacer una reclamación.
El aeropuerto de Ben Gurion se encuentra entre las ciudades de Jerusalén y Tel Aviv, más cerca de la segunda (19 km) que de la primera (50km), pero accesible a ambas bastante facilmente.
Nosotros elegimos Jerusalem como centro de operaciones porque creíamos que nos iba a gustar esta ciudad, y la verdad, no nos equivocamos.
Para desplazarnos hasta Jerusalem desde el aeropuerto lo hicimos en unos minibuses, o mejor, taxis-furgoneta colectivos llamados sheruts, que se encuentran nada más salir del aeropuerto. Esperan a llenarse y cuando lo hacen salen a Jerusalem y te llevan al hotel en que te alojas.
Como escribo esto en 2010 y nunca tenía pensado compartir mis viajes como si de un corresponsal se tratase, no os puedo decir los dos hoteles en que estuve en esta ciudad, nada más recuerdo que estaban en la calle Jaffa, cerca de la estación central de autobuses de Jerusalén occidental.


Rectifico, a día 24/3/2011 trajinando por la web de Destinia en mis reservas, encuentro el hotel en el que estuve el 2006. Se llama Park hotel Jerusalem y nos costó 68 euros la doble con desayuno y está en 2 VILNAY STREET.
El hotel me pareció bastante correcto, pero el del 2007, que como digo no me acuerdo, me pareció muy similar. Si queréis mirar aquí hoteles hoteles en Jerusalén y buscar por la zona de Jaffa. En esta zona hay varios y a mí me pareció ideal para alojarse. En realidad, el grueso de la visita de esta ciudad será en la ciudad vieja, por lo que cuanto más cerca te alojes de ella mejor para vosotros. De todas formas los taxis no son muy caros (Los taxis pueden ser parados en la calle, ordenados por teléfono, o tomados en una parada de taxis o en los principales hoteles. Usualmente hay taxis esperando afuera del Museo de Israel y Yad Vashem. La ley exige que los conductores de taxis usen sus taxímetros, pero misteriosamente algunos taxímetros dejan de funcionar el momento en que un turista entra en el taxi. Puede insistir en ello, pero si desea el taxi de manera urgente, es posible que tenga que negociar. La negociación de la tarifa le pone en una situación de desventaja a menos que usted esté familiarizado con la distancia a recorrer. Un recorrido de 10 a 15 minutos (las tasas diurnas aplican hasta las 9 PM) cuesta entre NIS 25 y NIS 30. La tarifa sube el 25% después de las 9 PM y en los sábados y festivos. Cualquier problema grave con el taxista puede ser comunicado al Ministerio de Turismo: Asegúrese de tomar nota del número que está en puertas delanteras del taxi o en el letrero iluminado del techo) y el transporte público es cómodo. (EGGED, la cooperativa de autobuses a nivel nacional, sirve a la Estación Central de Autobuses de Jerusalén con confortables autobuses, con aire acondicionado desde las principales ciudades de Israel)




JERUSALÉN

DATOS GENERALES
Extensión: 123 km²
Religión: Judíos (80%),musulmanes (15%). Otras minorías: drusos y cristianos.
Moneda: Shekel
Etnias: 80% judíos, 15% musulmanes, 1,7% cristianos y no judíos (mayoritariamente árabes)
Población: 724.000 habitantes
Idiomas: El hebreo y el árabe. También se habla español (sefardí) y yiddish.
Huso horario: GMT +2
Electricidad: 220Voltios a 50Hz.Enchufes de tres clavijas se necesita adaptador.
Pesos y medidas: sistema métrico
Clima: templado. La ciudad tiene calurosos y secos veranos y, a causa de su altitud,inviernos relativamente fríos, con algunas nevadas ocasionales. Temperatura media en enero
9°C y la temperatura media en julio 23°C.

Evidentemente, lo más importante en la visita de esta ciudad es su ciudad vieja.
La Ciudad Vieja de Jerusalén es un área de aproximadamente 0,9 km cuadrados, situada dentro de Jerusalén este, constituyendo hasta la década de 1860 todo el entramado urbano. La Ciudad Vieja es el lugar donde se ubican los lugares religiosos más importantes tales como el Monte del Templo y el Muro de las Lamentaciones para la religión judía, el Santo Sepulcro para la religión cristiana, y la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa para la religión musulmana.
Tradicionalmente, la Ciudad Vieja ha estado dividida en cuatro barrios, aunque los actuales nombres sólo se introdujeron en el siglo XIX. Estos cuatro barrios son el Barrio Musulmán, el Barrio Judío, el Barrio Cristiano y el Barrio Armenio.

Para que nos aclaremos más os he puesto un mapa de Google con todos los puntos importantes.


Ver ciudad vieja de Jerusalén en un mapa más grande


Nuestra visita de la ciudad vieja de Jerusalén siempre comenzaba donde acababa Jaffa y entrábamos por la Puerta de Jaffa.

puerta de Jaffa


Es una de las 8 puertas de la muralla y es hoy la principal entrada a la ciudad vieja de Jerusalén, por lo menos la más utilizada por los turistas. La puerta, en Hebreo: Sha'ar Yafo y en Árabe: EL-Khalil de Bab, construída en 1538, da a una plaza animada por cafés, tiendas de recuerdos, puestos de zumos de naranja y la información turística. Fue antaño la desembocadura de la carretera del puerto de jaffa a Jerusalén. A finales del siglo pasado albergó viajeros y peregrinos.
Desde la plaza surge la calle Cadena que cruza la ciudad vieja de oeste a este y lleva a los 4 barrios.
En la plaza, a tu derecha, se levanta majestuosa la Ciudadela-museo Torre de David.
construida durante el siglo segundo A.C. Para reforzar un punto que era débil en las defensas de la ciudad antigua, el cual fue destruido para construirlo otra vez por los cristianos, musulmanes y otomanes, entre otros que conquistaron esta ciudad a lo largo de la historia.


ciudadela de David, museo de Jerusalen
interior de la ciudadela de David


El Museo no reune objetos o documentos sino que presenta la saga de Jerusalén centrándose en los principales sucesos de su historia, desde los primeros testimonios de su existencia en el segundo milenio antes de la era cristiana, hasta el momento en que Jerusalén se convirtió en la capital del Estado de Israel. La visita es altamente recomendable, por su calidad gráfica, explicativa y por la cantidad de maquetas de la ciudad en diferentes estadios a lo largo del tiempo.
Destaca en su interior la Torre de David y la Torre de Phasael. El acceso al tejado de esta última, la más alta de la fortaleza, es una visita imprescindible de Jerusalén, pues desde ella contemplarás la visión panorámica del viejo y del nuevo Jerusalén en 360º.

torre Phasael, ciudadela de David
vista desde la torre de Phasael en la ciudadela de David


A un lado la explanada de las mezquitas,

Cúpula de la Roca, Dome of the Rock, explanada de las mezquitas
Cúpula de la Roca, Dome of the Rock


el monte de los olivos, la iglesia de la virgen María y de María Magdalena, y el Jerusalén Este. No podemos admirar el muro de las lamentaciones que queda escondido.

torre Phasael, ciudadela de David
Santo sepulcro, torre Phasael, ciudadela de David

Dentro de la vieja Jerusalén veremos sus intrincadas callejuelas y destacará la cúpula del Santo sepulcro. Fuera de murallas veremos el hotel King David y la ciudad.
Un rincón inolvidable.
Os explicaré un recorrido de la visita que bien podéis utilizar como ejemplo para la que hagáis vosotros. Lo haremos de manera casi circular desde este punto, partiendo hacia la derecha y volviendo a la Puerta de Jaffa desde el barrio musulmán.
Así que tomaremos la calle del Partriarcado Armenio hacia la derecha según entramos a la ciudad desde Jaffa.
Esta calle es estrecha, andamos ya por el barrio Armenio. La presencia armenia se remonta al siglo IV cuando muchos peregrinos armenios se dirigieron a la zona.
En el siglo VII habían ya setenta monasterios armenios en Tierra Santa.
Tuvimos la suerte de entrar en una de sus iglesias durante la celebración de una misa.



misa Armenia, misa en Jerusalén, Jerusalem prayers


La escena fue inolvidable, sobretodo cuando me vi rodeado en un lateral frente a una capilla por el oficiante y sus monaguillos. Resulta que la misa no es estática en el altar y van desplazándose por las capillas, cantando y orando y desperdigando incienso por doquier. Así que me quedé de piedra cuando me vi en medio de la escena, parecía un actor espontáneo.
Continuamos andando hasta la Puerta de Sión.
Aquí tenemos dos opciones según el tiempo que poseamos en la visita.
La primera es salir por la puerta de la ciudad vieja unos pocos metros y visitar la Tumba de David, el Cenáculo y la abadía de la Dormición.
La segunda es continuar la visita de la ciudad vieja.
Vamos a tomar la primera opción y nos adentramos en esta zona en que los tres monumentos están muy cercanos como podéis observar en el mapa.



Cruzamos la puerta de Sión para salir de la ciudad antigua y nos internamos en una especie de conjunto arquitectónico de calles estrechas y extramuro.

Nos dirigimos a la Tumba de David, que fue sepultado en su ciudad sobre la colina oriental (1 Reyes 2:10). La Tumba del rey David es un lugar reciente (medieval) que en realidad tal vez no se corresponda con su sepultura, ya que fue enterrado en la Ciudad de David, situada más al sureste. Curiosamente, esta tumba se encuentra en el mismo edificio de los Cruzados que alberga el Cenáculo.
Del patio enclaustrado del convento franciscano del siglo XIV, entramos a la planta baja del edificio, en una habitación que actualmente sirve como sinagoga. La puerta a la derecha da entrada a una sala de oración. Las mujeres no tienen permitido el acceso aquí. En el muro del sur hay un mihrab cubierto de azulejos de cerámica construido en el período mameluco (hoy en día oculto detrás de una biblioteca).


tumba de David


En la habitación siguiente hay un cenotafio que marca el lugar de la tumba del rey David. La lápida está cubierta por un paño de terciopelo (y una cubierta de plástico), y sobre ella hay coronas de Torá de sinagogas de comunidades judías que fueron destruidas en el Holocausto.




Como he comentado, en el mismo edificio encontramos el Cenáculo, según la tradición, el lugar donde Jesús y sus discípulos tuvieron su fiesta de Pascua, la Última Cena antes de que Jesús fuera juzgado.





Fue aquí que Jesús apareció después de la Resurrección y tuvo lugar el milagro de Pentecostés, en que el Espíritu Sagrado descendió sobre sus discípulos y les hizo hablar en muchas lenguas.
Os recomiendo subir a la terraza donde hay muy buenas vistas.



Por último, nos acercamos a la abadía de la Dormición. Construida entre los años 1901 – 1910 por los Padres Benedictinos, la Iglesia de la Dormición, también conocida como la Abadía de la Dormición, es uno de los lugares más interesantes de Jerusalén. Construida en estilo románico, el sitio marca el lugar donde la Virgen María cayó en su "sueño eterno".


abadia de la dormición en Jerusalen



El nombre latino de la iglesia es Dormitio Sanctae Mariae significando el adormecimiento de Santa María. Originalmente fue una Iglesia Bizantina conocida como la Santa Sión, la Madre de todas las Iglesias, pero fue destruida por los persas en el año 614. La actual quedó dañada durante los conflictos que sufrió la ciudad en 1948 y 1967.
La iglesia no es nada del otro mundo, quizá una iglesia más, pero la principal característica es la Capilla de la Dormición en la cripta ubicada en la parte inferior de una escalera en espiral. Una estatua de tamaño real retrata la Virgen María yacente. Y esto, la primera vez que fuimos casi nos lo perdemos!!.
Por suerte dimos con ella y volvimos de nuevo a verla al año siguiente.
La cripta es impresionante, pero lo más alucinante es ver a los devotos caer de bruces cuando se encuentran con la estatua yaciente.



Algunos rompen a llorar, los más rezan y cantan, y en general, a todos se les ve una cara de satisfacción y alegría (pese a que lloran), que nos deja estupefactos a los más agnósticos, entre los que me encuentro.






Ya de nuevo intramuros caminamos hacia el Cardo, situado ya en el barrio judío, la calle Cadena conduce a la calle Habad y esta al cardo. Edificado en el siglo V por los bizantinos, en la época en que estos construyeron la ciudad sobre el modelo romano de Aelia Capitolina. Para verlo mejor hay que descender hasta el pie de las columnas, muy bien conservadas, donde se extendía entonces la ciudad.
En la zona hay varios comercios y cafes y pequeños restaurantes.







La primera vez que lo vimos estaba lleno de soldados israelíes que nos pareció venían al lugar como excursión didáctica dentro de su programa de formación.
De aquí ya descenderemos hacia el Muro de las Lamentaciones, el último vestigio del Segundo Templo, el edificio más sagrado del judaísmo.

muro de las Lamentaciones



Los restos que aún quedan datan de la época de Herodes el Grande, quien mandó construir grandes muros de contención alrededor del Monte Moriá, en el año 37 adc. ampliando la pequeña explanada sobre la cual fueron edificados el Primer y el Segundo Templo de Jerusalén, formando lo que hoy se conoce como la Explanada de las Mezquitas.
De acuerdo con la leyenda, cuando las legiones del emperador Tito destruyeron el templo, sólo una parte del muro exterior quedó en pie. Tito dejó este muro para que los judíos tuvieran el amargo recuerdo de que Roma había vencido a Judea (de ahí el nombre de Muro de las Lamentaciones).
Los judíos, sin embargo, lo atribuyeron a una promesa hecha por Dios, según la cual siempre quedaría en pie al menos una parte del sagrado templo como símbolo de su alianza perpetua con el pueblo judío.
Los judíos han rezado frente a este muro durante los últimos dos mil años, creyendo que este es el lugar accesible más sagrado de la Tierra, ya que no pueden acceder al interior de la Explanada de las Mezquitas, que sería el más sagrado de todos.


muro de las Lamentaciones



Hasta aquí la historia. 
Una vez que accedes al interior del recinto (hombres y mujeres separados), sientes y respiras lo sagrado del lugar. La gente lo venera de tal forma que puedes sentir una cierta envidia de tener una fe tan grande y no ser tan escéptico empedernido como el que os escribe.

Es tal la devoción que la gente marcha caminando hacia atrás para no dar la espalda al Muro. El lugar está lleno de judíos jaredíes, conocidos como ultraortodoxos, son judíos ortodoxos cuya práctica religiosa es especialmente estricta. Esos tipos que siempre visten de negro y de su sombrero descienden dos largos mechones rizados que cuelgan de sus sienes. Siempre bromeaba con Marta y le asustaba diciendo que “Me parece que nos están siguiendo... gírate con disimulo pero ese tío nos está siguiendo desde hace un buen rato”. Al verlo y darse cuenta de que era un jaredí me mandaba a la porra. Estos tíos parecen todos iguales!.

Alguna vez se me acercaba algún jaredí mayor a pedirme limosna y yo le contestaba que era “faradí” o español, por lo que desistía rápidamente (no aceptan dádivas de gentiles o no judíos).




Desde la plaza del Muro de las Lamentaciones accederemos a la Explanada de las Mezquitas, donde propiamente se situaba el antiguo Templo de Jerusalén. Para subir os podéis encontrar con restricciones tanto de horario como de mismo paso por cuestiones de seguridad. Es importante que si queréis visitarla os informéis del estado para acceder.



muro de las Lamentaciones, soldados israelíes
soldados en el muro de las Lamentaciones


Es el lugar más sagrado del judaísmo, ya que en el Monte Moria se sitúa la historia bíblica del sacrificio de Isaac, y conocida para los judíos como Har Ha-Bayit o Monte de la Casa o Monte del Templo.
Salomón (960 – 900 a.C.) construyó el templo que no pudo crear David.
En 586 a.C. el Templo fue destruido por los babilonios. Reconstruido apresuradamente permaneció en pie hasta que lo apuntalaron los asmoneos en 186 a.C., pero fue demolido en 20 a.C. Por Herodes el Grande, que comenzó a construir un nuevo edificio. Este templo fue destruido por los romanos durante la revuelta judía de 70 d.C., tan sólo seis años después de su finalización, con la excepción del muro occidental, conocido como Muro de las Lamentaciones, que aún se conserva y que constituye el lugar de plegaria más importante para los judíos.
Según la ortodoxia judía, los judíos no deben penetrar en el Monte del Templo porque lo consideran un lugar sagrado profanado.
En la explanada se encuentran también dos de los templos más importantes del islam, construidos después de que el califa Omar conquistara Jerusalén a los cristianos: La Mezquita de Al-Aqsa, que es la mayor mezquita de Jerusalén, y la Cúpula de la Roca, construidas ambas en el siglo VII.




La explanada es conocida por los musulmanes como Al-Haram ash-Sharif.

Para acceder de un sector a otro se ha construido una rampa de acceso a la explanada. Es el puente de la discordia que une dos mundos enfrentados.

rampa acceso explanada de las mezquitas

Desde ella se ven unas imágenes privilegiadas del muro de las lamentaciones, tanto del lado masculino como del femenino. Está fuertemente vigilada para evitar posibles actos de terrorismo por ambos lados.




Lo primero que te encuentras al acceder al recinto, a mano derecha, es la mezquita de Al Aqsa o Al-Masyid Al-Aqsa, literalmente "la mezquita lejana".

mezquita de al Aqsa, Al aqsa mosque, al-Masyid al Aqsa

La mezquita lejana nombre que se refiere a un capitulo del Corán llamada "El Trabajo nocturno" en el cual dice Mahoma viaja de la Meca a la "mezquita más lejana"
La tradición musulmana establece que Mahoma subió al cielo desde la explanada en 621, pero no muerto (muere en 632), sino que hace un viaje desde Meca a Jerusalem y desde la roca accede a los siete cielos dónde se encuentra con todos los profetas, incluído Moisés, Jesús, etc, con el Angel Gabriel y finalmente en privado con Dios. Esto supone que la mezquita es el tercer lugar más importante para el islam. Después de la Cúpula de la Roca (690), la primera mezquita de Al-Aqsa fue construida por los Omeyas y finalizada en 710. Hay algunas pruebas de que la mezquita fue construida sobre las ruinas de parte del Templo de Jerusalén original.




Al-Aqsa es la mezquita más grande de Jerusalén; puede albergar a 5,000 personas dentro y alrededor de la mezquita. Está construida siguiendo una mezcla de estilos. En los tiempos del Reino de Jerusalén, la mezquita se usó como palacio y se le llamó el Templo de Salomón, debido a que se cree que fue edificada en el mismo lugar que el Primer Templo de Jerusalén. Era el cuartel general de los Templarios (de ahí su nombre).
Ya que parte del muro exterior que rodea a la mezquita es el Muro de las Lamentaciones, venerado por los judíos, este es un "punto caliente" donde se producen a veces enfrentamientos. Ha habido veces en que algunos musulmanes han arrojado piedras sobre los judíos que rezaban en el Muro. Un grupo judío, denominado "Los fieles del Monte del Templo", tiene planes para reconstruir el templo de Jerusalén en este lugar.

Las Brigadas de los Mártires de Al-Aqsa tomaron el nombre de esta mezquita, probablemente a causa de la polémica visita que Ariel Sharón hizo a este lugar en 2000, que según los palestinos fue el detonante de la Segunda Intifada, también conocida como la Intifada de Al-Aqsa.

La entrada está prohibida a los no musulmanes, al igual que en la Cúpula de la Roca, que encontramos muy cerca de ella, en mitad del recinto.


explanada de las mezquitas, cupula de la roca, dome of the rock


construido entre los años 687 y 691 por el noveno califa, Abd al-Malik. También se le conoce como la mezquita de Umar (aunque en realidad no es una mezquita al uso) debido a que es el lugar donde el segundo califa Umar rezó tras la conquista de Jerusalén por parte de los musulmanes. Los musulmanes consideran además que la Roca fue el lugar donde Mahoma subió al cielo. Los judíos afirman que ese lugar fue donde Abraham estuvo a punto de sacrificar a su hijo Isaac por orden de Yahvé, donde Jacob vio la escalera al cielo, y donde se encuentra el corazón del templo de Jerusalén. El Islam recoge también la tradición del sacrificio de Abraham, aunque en la tradición islámica el hijo no era Isaac sino el ilegítimo, Ismael, de donde descienden todos los árabes.



Nos paseamos a placer por la explanada, sin poder entrar a los dos lugares sagrados, y descendimos unas escaleras que llevan hacia la parte musulmana de la ciudad vieja, un pasillo cubierto donde nos tomamos ambas veces un gran zumo de naranja.






Después accedimos al intrincado y laberíntico barrio musulmán, lleno de paradas de todo tipo de productos, desde especias, comidas, cacharros, camisetas, souvenirs, etc.

barrio musulman jerusalén
barrio musulmán de Jerusalén


Poco a poco, entre esa marea de calles, dimos con la via Dolorosa que nos llevó hasta el Santo Sepulcro.

Tanto el acceso como la propia estructura del edificio es de lo más curioso que se pueda ver en el ámbito cristiano. Sin duda rompe con cualquier arquitectura utilizada por las distintas familias cristianas. Se accede por una plaza a lo que es una fachada que en casi nada puede recordar a un templo religioso.

entrada del Santo Sepulcro
entrada del Santo Sepulcro
Una vez en el interior comienzas a intuir sus dependencias irregulares en que la planta de la basílica se confunde con diversas estancias. A la complejidad arquitectónica se añade la humana y religiosa pues cristianos católicos, greco-ortodoxos, armenios y etíopes se dividen los espacios estrechos que quedaron a disposición.
La arquitectura como la conocemos hoy se debe mayoritariamente a los cruzados que en 1144 reconstruyeron toda la iglesia tras 1010, año en que fue destruida por el Califa Hakim de Egipto y reconstruida en 1048 por el emperador bizantino Constantino Monómaco.
Los orígenes se remontan al año 324, en que Helena, madre del emperador Constantino, el primer emperador cristiano, vino a Jerusalén y encontró los restos de la Cruz en una cisterna subterránea. Constantino construyó la primera iglesia en este sitio en el siglo IV (la comenzó en el 326 y la consagró en el 335).
El Santo Sepulcro designa tres partes principales:
  • La piedra de la unción.
  • Gólgota o Calvario, lugar exacto de la Crucifixión de Jesucristo.
  • El Santo Sepulcro.


Traspasada la puerta principal encuentras la piedra de la unción, piedra memorial que recuerda el rito judío realizado con Jesucristo antes de su sepultura.
El cuerpo muerto de Jesús, luego de haber sido bajado de la Cruz y antes de ser sepultado, habría sido objeto de una unción con perfumes, y dicha unción se habría realizado sobre esta piedra.


piedra de la uncion, santo sepulcro de Jerusalén


A la derecha y después de subir unas escaleras accedes donde se situaba la colina conocida como Gólgota (Calvario en Latín), y que alojaba la cruz. Hoy en día un agujero designa La roca (montículo de piedra) del Golgotha, donde fue plantada la Cruz de Jesús.



A la izquierda de la Piedra de la Unción encontramos la cúpula también llamada Anastasis. Alberga la tumba de Cristo y queda en cabeza de la iglesia, dentro de la basílica bizantina.
Deseando preservar el lugar de crucifixión y de la resurrección, los arquitectos bizantinos desescombraron la colina rocosa para emplazar el santuario, aislando así la tumba de cristo y emplazando la cúpula.


tumba de cristo, santo sepulcro
Tumba de Jesucristo


No hay nada como perderse por las diferentes capillas, pasillos y estancias que rodean la basílica.
Y con esto podemos dar por acabado la visita básica de la ciudad vieja, aunque entenderéis que un recorrido en profundidad nos llevará más tiempo y estudio del lugar.





VISITA DE LA JERUSALÉN EXTRAMUROS

Os aconsejo que toméis un taxi de conductor musulmán y vayáis a visitar en la parte de Jerusalén este el Monte de los olivos.

Allí visitaréis entre otras cosas la iglesia de Getsemaní también llamada la Iglesia de todas las naciones o la Iglesia de la agonía.

Getsemaní era un huerto de los muchos que se extendían por las fértiles laderas del Monte de los Olivos, separado de Jerusalén por el Cedrón. Getsemaní significa en arameo «prensa de aceite». Seguramente habría por esta zona prensas para las aceitunas que producían los olivos sembrados por todo el Monte. En la actualidad, una iglesia construida al pie del Monte de los Olivos recuerda el lugar de la oración de Jesús en la noche en la que fue sentenciado a muerte. En el centro del templo se conserva la llamada «roca de la agonía», donde la tradición venera el lugar en que Jesús rezó aquella noche.



La primera iglesia se construyó entre 379 y 384. Tres siglos después fue destruida por un terremoto, por lo que se construyó otra protegiendo la roca. Esta fue abandonada en 1345 y la actual fue construida a principios del siglo XX.
En el jardín de la iglesia aún hay varios olivos milenarios, que podrían ser hijos de los que estaban sembrados en el Monte en tiempos de Jesús. De las semillas de los frutos que aún dan estos viejísimos árboles se hacen recuerdos piadosos para los visitantes. Rosarios, principalmente.
No lleguéis muy tarde pues la podéis encontrar cerrada. No os perdais el paseo entre los olivos centenarios.
Desde allí os podéis acercar al mirador de Cisjordania en la ladera oriental del monte para contemplar esta gran planicie desértica que se extiende hacia Palestina.




También a este lado de la montaña se sitúa Betania, donde una bella iglesia señala la casa de Lázaro, María y Marta, y donde los visitantes pueden realizar un descenso y un ascenso impactantes del lugar donde según la tradición se encuentra la tumba de Lázaro, al que Jesús resucitó de entre los muertos.




Otra visita que no te puedes perder es el Museo del Holocausto Yad Vashem.

Nos dirigimos hacia el museo con un taxi desde la calle Jaffa, pues está medio a las afueras.
Llegamos antes de que abrieran y vimos que habían muchos soldados que habían venido a conocer su historia. Estuvimos hablando con un grupo mientras esperábamos que abrieran. Todos ellos eran bastante jóvenes.


Yad Vashem es la institución oficial israelí constituida en memoria de las víctimas del Holocausto, perpetrado por los nazis contra los judíos durante la Segunda Guerra Mundial. El objetivo principal de la organización es eternizar la memoria de cada una de las seis millones de víctimas del Holocausto para la enseñanza a las generaciones futuras por medio de sus archivos, su biblioteca, su escuela, sus museos.
El museo del Holocausto fue fundado en 1953 y está dividido en varios sectores a los que vas accediendo por un pasillo central y en una especie de zig zag vas recorriendo las diferentes estancias que acogen objetos, documentos, ropa y todo lo relacionado con el pueblo judío y la Segunda Guerra Mundial.
Es muy gráfico, interesante e importante culturalmente hablando. Emocionalmente me afectó bastante la última sala que es una estancia bastante grande con una cúpula y todo está forrado con pequeñas fotos de victimas del Holocausto. Decenas de miles de personas mirándote, todas ellas desaparecidas por la barbarie humana. Sales de la sala hacia un mirador, compungido ves que casi toda la gente que está a tu alrededor rompe a llorar o tiene los ojos humedecidos. Tu no puedes evitar hacer lo mismo. Fue realmente inolvidable todas aquellas caras.


A la salida intercambiamos unas frases con unos soldados israelíes que visitaban el museo como parte de su adiestramiento, para tomar conciencia de lo que pasó. 


con soldados israelíes a la entrada de Yad Vashem



No deberíais perderos tampoco, el Museo de Israel, sobre todo por la gran maqueta de la vieja ciudad de Jerusalén con el Templo.

Sobre la calle Jaffa deciros que tiene unos 3 km aprox de largo y sigue el antiguo trazado de la carretera de Jaffa a Jerusalén. Pavimentada en 1898 con motivo de la visita de Guillermo II a Jerusalén. Hoy está flanqueada por bancos, oficinas y restaurantes. Muy animada tanto de día como de noche, es especialmente pintoresca a la altura de Mahane Yehuda, que conserva el mercado cubierto más grande de Jerusalén. Un mercado de oriente lleno de frutas, frutos secos y colores por doquier. Vigilado a la entrada por soldados.



La calle Jaffa la recorrimos muchas veces haciendo el trayecto que separa la zona de hoteles cerca de la estación de tren y buses, de la ciudad vieja.






ESCAPADA A PALESTINA, BELÉN Y ALREDEDORES


Para ir a Belén se me ocurrió preguntar al conserje del hotel, que era musulmán, cuál era la mejor manera de acercarse. Me dijo que tenía un amigo, también musulmán, que era taxista y que nos podría llevar.

Salimos temprano a la mañana y compartimos taxi con un matrimonio argentino de avanzada edad que estaban en su enésima visita de Israel para ver a su hija que vivía en los Altos del Golán. Eran judíos y médicos ambos, con un conocimiento abrumador del país y su cultura, por lo que fueron unos excelentes compañeros de viaje en Belén y también en alguna visita de Jerusalén que hicimos con ya por nuestra cuenta.
Situada a tan sólo 12 km al sur del centro de Jerusalén, la antigua ciudad bíblica de Belén es una de las excursiones más populares entre los turistas. Las pésimas condiciones de seguridad han dificultado las visitas durante los últimos años, ya que la localidad se encuentra justo en la "Línea Verde" establecida por el gobierno israelí en la Franja Oeste. Es muy importante comprobar el estado de la situación actual antes de visitar esta zona. Una buena fuente de información en lengua inglesa es el periódico The Jerusalem Post (página web: http://www.jpost.com/). Cruzamos la “frontera” con Palestina atravesando un control de soldados. Una vez en el primer pueblo que encontramos cambiamos un vehículo con otras matrículas ya que circular con las israelíes era un peligro aunque el conductor fuese musulmán, ya sabéis, por si te tropiezas con el que dispara primero y pregunta después.



Nos acercamos a la Basílica de la Natividad en Belén, que es uno de los templos cristianos más antiguos. El edificio original fue construido por el obispo Makarios de Jerusalén, por órdenes del Emperador Romano Constantino I, bajo el primer Concilio de Nicea el año 325. En el año 529, durante la rebelión de los samaritanos, fue quemado y destruido completamente.




Actualmente, la basílica es administrada por la Iglesia Católica y la Iglesia Ortodoxa Griega. La tradición dice que la iglesia fue construida en el lugar donde nació Jesús de Nazaret, ahora lugar sagrado tanto para cristianos como musulmanes.
Para entrar hay que agacharse obligatoriamente pues la puerta ha sido parcialmente tapada.


puerta de la Humildad
puerta de la Humildad


La Puerta de la Humildad mide 1,25m de altura y fueron construidas para impedir que los jinetes musulmanes entraran a caballo a la iglesia de la Natividad de Belén. Pero quizá se ha exagerado y el objetivo a cumplir sea que el peregrino y en general cualquiera que acceda tenga que prosternarse al entrar en tan sagrado lugar.






Lo mejor está en la cripta, donde permanece el lugar donde nació jesús, el punto exacto está marcado por un agujero en medio de una estrella de plata de 14 puntas rodeada por lámparas de plata.



Este altar es neutral, aunque su diseño es principalmente ortodoxo armenio.
Afuera nos hicimos unas fotos con dos policías o guardias palestinos.



Más tarde nos acercamos a la Gruta de los Pastores: "No lejos de allí hay una iglesia llamada de los Pastores, donde hay un grande jardín y todo está cuidadosamente cerrado por un muro: Y hay en aquel lugar una gruta muy iluminada, que tiene un altar allí donde un ángel, aparecido a los pastores vigilantes, anunció el nacimiento de Cristo"
A parte de las grutas, no hace muchas décadas se construyó en el campo de los pastores el santuario del Excelsis Deo que conmemora la aparición del ángel a los pastores.
Las grutas se encuentran dentro de un complejo custodiado por monjes.
Fuera del recinto se tienen unas magníficas vistas de Belén.




Continuamos en coche hasta las Piscinas de Salomón. Estas 3 cisternas escalonadas se tallaron en la roca, al parecer en época Herodes. Recogían el agua de lluvia y las fuentes cercanas para abastecer Jerusalén, pese a estar a 20 km de la ciudad. Hay palmeras y pinos por doquier. Se considera que las Piscinas de Salomón, ubicadas en un pueblo cerca de Belén, forman parte de una construcción romana durante el reinado de Herodes el Grande. Las piscinas suministraban agua a un acueducto que llevaba el agua a Belén y Jerusalén.

piscinas de Salomón, Belén

Se suceden descendiendo en planos diferentes hacia el valle de Ortás. Fueron hasta hace poco tiempo de vital importancia para abastecer de agua a Jerusalén.
La primera piscina mide 116 m. De largo por 70 m. De ancho por término medio, con una profundidad de 7 m. La sostienen en el interior robustos contrafuertes.



La segunda, la del centro, un poco más abajo, a unos 49 m. Está en parte excavada en la roca y en diferentes gradaciones superpuestas unas a otras, lo que hizo superfluos los contrafuertes. Tiene 129 m. De largo por 70 m. De ancho, y 12 m de profundidad. Puede descenderse a ella por dos escaleras, situadas en los ángulos NO., por donde entran las aguas de la fuente, y NE. Ha sido datada por el arqueólogo Amihabi Mazar entre los siglos II y I a.C., cuando los asmoneos construyeron el acueducto.
La pileta inferior, la tercera, a unos 45 m. De la precedente, tiene una longitud de 177 m., y una latitud de 83 m. En la extremidad occidental y de 45 m. En la opuesta, y una profundidad máxima de 15 m. Tiene, por dentro, varios contrafuertes.

Poco más abajo de las Piscinas de Salomón, al fondo del valle se encuentra la población de Urtas (Ortás ó Artás =Jardín, Huerto…), donde entre el verde de las plantaciones se eleva elegante, sobre la ladera oriental del valle, el Santuario de Nuestra Señora del Huerto (o sea, del Jardín) con su hermosa cúspide, que hizo construir un uruguayo, Mons. Mariano Soler, Obispo de Montevideo, quien recibió para ello mucha ayuda del pueblo argentino. Lo atienden fielmente las religiosas de ‘las hijas de María Santísima del Huerto’, desde 1901.



Mons. Soler cuenta que una vez al escuchar la antífona “‹Hortus Conclusus, o Maria…›, exclamó: ‹He aquí la sede clásica, propia y natural de María del Huerto. Este lugar la reclama como su más hermoso símbolo›”.
El proyecto del Santuario fue, como afirma Mons. Soler, “una obra bendecida y aplaudida por el sabio Papa León XIII”. Monseñor compró el terreno en 1894, y construyó allí el templo dedicado a la Virgen María y las instalaciones del Convento y de las obras de Caridad a él anejas (Educación de niñas, cuidado de enfermos, etc.).
El pueblo de Ortás de unos 1.000 musulmanes está escalonado sobre la pendiente occidental de la montaña y todos los chicos que estudian en el santuario son musulmanes de ese pueblo ya que actualmente ya no quedan cristianos.
Las monjas nos comentaron que en las clases no hay crucifijos a petición de estudiantes y padres.
Y ya con esta visita volvimos a Jerusalén y comimos con el matrimonio argentino mientras visitamos la ciudad vieja y nos contaban innumerables relatos e historias.
A veces te encuentras irremediablemente con frikis o pelmazos, otras te encuentras este regalo para oídos y cultura personal.



MASADA Y MAR MUERTO

En el primer viaje hicimos una escapada de un día a ambos destinos para volver de nuevo a Jerusalén. Esto lo realizamos con un bus contratado en el hotel que no nos salió muy caro. También se puede hacer en bus regular. Los autobuses 444, 486 ó 487 llegan a Masada y el 421, 444 ó 486 llegan a Ein Gedi desde Jerusalén Oeste.


El segundo año alquilamos un coche con Avis para ir en dirección a Eilat desde Jerusalén, pasando por Masada y el mar Muerto.
El camino hacia la agencia de alquiler de coches fue, como quien dice, parecido a una peregrinación. No tanto por la distancia, pues estaba cerca del hotel, sino por el aspecto de los caminantes.





Íbamos con bolsas de basuras en las que llevábamos la poca ropa que habíamos comprado esperando que nuestras mochilas aparecieran en Eilat, no sin mucha esperanza tras la experiencia del año anterior en la que estuve llamando durante 6 días a Iberia sin casi éxito. Parecía Pocholo en Tierra Santa: “Quiero MI MOCHILAAAA”.
Tuvimos que alquilar un coche mejor del pretendido pues solo quedaba este, o al menos eso nos dijeron, ya que no habíamos hecho ninguna reserva anteriormente.



Así que tomamos la carretera 1 hacia Ein Gedi, que en hebreo significa manantial del cabritillo. Es un kibbutz y el único jardín botánico del mundo en el que las viviendas están integradas con las plantas que se exhiben. Tiene una extensión de 10 hectáreas y se encuentra en la orilla occidental del Mar Muerto en Israel. El kibbutz fue fundado en 1956 por un grupo de jóvenes intelectuales sionistas y miembros del movimiento Nahal en el límite de la Línea Verde de separación de Israel de la frontera de Cisjordania con Jordania, el kibbutz se encontraba completamente aislado en el desierto, el asentamiento israelí más próximo a varias horas de camino por vias secundarias. Después de la Guerra de los Seis Días de 1967 y la anexión de Cisjordania por parte de Israel, se pavimentó una carretera desde la Autopista 1 de Jerusalén a Jericó, y de la Autopista 90 que bordea el Mar Muerto, terminando su aislamiento y abriendo la puerta al desarrollo del Kibbutz.


Ver de Jerusalén a Eilat en un mapa más grande


Y estas carreteras desérticas son las que recorrimos hasta Ein Gedi, atravesando puestos fronterizos de soldados, avistando Jericó a la izquierda por la carretera 1 hasta aparecer como un lago en el desierto la parte septentrional del mar Muerto. Allí la carretera 1 pasa a ser la 90 y bordea la parte occidental del mar en dirección hacia el sur, pasando por las grutas de Qumrán y pequeños kibbutz.



Por fin llegamos al balneario de Ein Gedi, donde te puedes bañar en el mar Muerto. Como llegamos en menos de hora y media decidimos avanzar los 18 km que faltaban hasta Masada y realizar la visita de la fortaleza para luego, una vez acalorados, volver y bañarnos aunque sea retrocediendo en el camino.
Así que continuamos hacia Masada.
Bueno, Masada es una pasada.



Es el nombre que recibe un conjunto de palacios y fortificaciones situado en la cumbre amesetada de una montaña aislada en la región oriental del desierto de Judea, al lado del Mar Muerto. 






Símbolo de su última resistencia como nación antes de la Diáspora frente a los romanos que la rodearon con 3 campamentos



y la asediaron 7 meses construyendo una rampa.



Cuando la asaltaron encontraron a todos sus ocupantes muertos ya que se habían suicidado.
Tiene dos únicos accesos naturales a la cima y los mismos son muy complicados: el denominado Derej HaNajash (así llamado por lo sinuoso de su trazado) en su lado oriental, y el Camino de la Roca Blanca en su lado occidental, sobre el cual fue construida la rampa de acceso que utilizó el ejército romano para el asalto a la fortaleza. Por suerte desde hace 6 años han hecho un funicular para subir a la cima, sino creo que el que os escribe no sube hasta allí arriba.



El artífice principal de semejante fortaleza en la cumbre fue Herodes. Aprovechando sus excelentes condiciones geográficas (aislada en el desierto de Judea y alejada de núcleos habitados) y sus defensas naturales, Herodes dotó a la meseta de una muralla a lo largo de su perímetro, además de erigir una amplia torre en el sendero occidental que custodiara el acceso, unos 400 metros antes de la meseta.



También construyó un palacio para disponer del refugio como lugar de descanso personal y para albergar visitas de otros dignatarios que pudieran disfrutar con las impresionantes vistas del desierto de Judea, del oasis de Ein Gedi, del Mar Muerto y de las montañas de Moab.
El paseo es inolvidable, más que por las propias ruinas por las maravillosas vistas. Como dije antes, Masada es una pasada!
Así que después del zumico de naranja y de que las mujeres se aprovisionaran de toda clase de potingues y cremas del mar Muerto, retrocedemos hacia Ein Gedi para pegarnos el bañico.
Este centro de relax es ideal para tomar un baño en el mar Muerto, tomar duchas de agua sulfurosa, rebozarse con barro curativo y bañarse en sus piscinas de aguas termales. Podréis guarrear con el barro todo lo que queráis.







No olvideis el bañador y calzado de baño, sin el cuál no podéis entrar en el mar Muerto a riesgo de cortarse con los duros cristales de sal que se apilan en el fondo.



Alucinareis con las aguas saladas, flotareis en la superficie y preparaos a quedaros blancos cuando se seque el agua y quedéis llenos de sal por toda la piel.




EILAT y escapada a PETRA.

Llegamos a Eilat (en el enlace os cuento un poco sobre la ciudad y las actividades a realizar) y nos alojamos en uno de los muchos hoteles turísticos que se esparcen por la zona. Nosotros lo reservamos por Internet y hay una amplia oferta de precios y establecimientos. Al llegar vimos que por fin nos habían llegado las maletas al hotel ya que habíamos puesto el establecimiento en la hoja de reclamación.
Salimos a cenar una comida típica del país regada con un buen vinito.
Al día siguiente nos acercamos al observatorio submarino. Es la atracción número 1 en Eilat y su ventana al Mar Rojo. El Parque Marino en el Observatorio Marítimo te permite ver el mundo bajo el agua.


El Parque entrega al visitante la posibilidad de escoger el Museo Aquarium, el Tanque de los tiburones, la piscina de la tortuga, el observatorio submarino, el tanque de arrecifes y un paseo bajo el agua con un pequeño submarino.
No es que sea todo gran cosa pero sí disfrutarás unas pocas horas.
Por la tarde nos acercamos a la frontera para echar un vistazo de la zona de paso y del parking y pagamos las tasas de paso para ahorrarnos el trámite con más gente, pues la frontera es muy transitada de buena mañana.

A primera hora partimos a la frontera Frontera Elat-Aqaba (Yitzhak Rabin border).

La frontera entre Eilat y Aqaba no tiene interés como visita, pero es un rincón de interés turístico si quieres visitar Petra desde Israel. La frontera actualmente está abierta pues no hay problemas entre estos dos países desde que firmaron la paz en el 94 y la abrieron el 8 de agosto (abierta de 6:30 to 20:00, domingo a jueves,y 8:00 to 20:00 viernes y sabados, cada dia excepto fiesta año nuevo islámico y Yom Kippur.
Para ir, tomar la carretera 90 hacia el norte y girar en la 109.


Frontera Elat-Aqaba

                                                                 Frontera Elat-Aqaba




Si teneis que ir a Petra 4 personas te interesará lo que contaré, de lo contrario, en caso de ser una pareja, mejor comprar un paquete en cualquier hotel de Eilat de ida y vuelta a Petra.
Siendo 4 ya sale más a cuenta pero no creáis que tanto. En el lado de Israel hay un aparcamiento para dejar el coche todo el día y gratuito, no hay transporte público hasta la frontera. Comprar las taxas el día antes y el día de la visita ser los primeros en cruzarla de buena mañana a la hora que abran, sino habrá bastante gente y podeis estar un buen rato. Andar hasta Jordania y cuando crucéis la frontera, coger uno de los taxis que esperan turistas. Normalmente y no sé el motivo, pero no será el taxi que os lleve a Petra, quizá porque no les dejen operar en la frontera. Regatear el precio de todo el camino hasta Petra y os llevaran a Aqaba, cambiarán el vehículo y conduciréis 160 km hasta el destino.
Si quieres por tu cuenta, sin pack ni taxi: En la frontera tienes que coger un taxi hasta Aqaba ciudad, unos 7 JD el taxi. Y luego un bus desde la estación de buses hasta Wadi Musa (Petra) sale por unos 1,5 JD hasta 5JD, depende de si pillas el bus público o coges uno de los minibuses que van saliendo cuando se llenan.




Autobuses a la frontera, n°15 y 16, salen desde la Estación Central de Autobuses de Eilat.

Debe pagarse una tasa de salida de Israel (64,50 NIS = 12 euros). El arancel de salida desde Israel puede ser abonado en Eilat. El monto varía de acuerdo con la cotización del dolar/shequel.

Llegamos a Petra y dejamos al taxista esperando en el parking durante la visita. Pagamos la entrada algo cara y comenzamos a serpentear el largo camino por el desfiladero que lleva a las ruinas de Petra.




Magnífico es el final de este y la aparición de la primera ruina esculpida en la montaña.





Paseamos toda la mañana por este extenso yacimiento que no te lo acabas en dos días, aunque sí os diré que con una mañana ya te haces bien a la idea y ves lo más importante.







Al borde del desierto árabe, Petra era la resplandeciente capital del Imperio Nabataean del rey Aretas IV (9 a.C. a 40 d.C.). Maestros de la tecnología del agua, los Nabateanos proporcionaron a la ciudad grandes construcciones de túneles y cámaras de agua. Un teatro, construido según los cánones grecorromanos, ofrecía espacio para 4.000 espectadores. Actualmente, las Tumbas Reales de Petra, con la fachada helenística de 42 metros de altura del monasterio de El Deir, constituyen ejemplos impresionantes de la cultura de Oriente Medio.
El día que visitamos Petra había una concentración en el anfiteatro reclamando que este conjunto monumental se convirtiera en una de las 7 Maravillas de la actualidad.




Al acabar la visita volvimos a Aqaba y el taxi nos dio una vuelta por la ciudad antes de dejarnos otra vez en la frontera.





Desierto del Négueb.



Visitada toda la ciudad de Eilat, era hora de partir hacia Tel Aviv cruzando el Négueb.

Nuestra primera parada sería cerca de Eilat, las Columnas de Amran.

Es un cañón con columnas de colores ocres y rojos muy vivos.






Luego nos separamos definitivamente de la carretera 90 que volvía hacia Masada y comenzamos a subir la empinada carretera hacia nuestro siguiente objetivo, el gran cráter de Mizpé Ramon. Para llegar a él recorreremos un buen tramo de desierto en que hay que destacar un punto en el que obtenemos una panorámica brutal del valle de Araba.






El valle de Aravá o Araba (en hebreo Aravá עֲרָבָה, en árabe, 'Araba عربة, "sabana, desierto") discurre durante 166 km entre la costa meridional del Mar Muerto y el Golfo de Eilat-Aqaba, en el Mar Rojo. Sirve de frontera entre el desierto del Néguev de Israel y el sur de Jordania.
A punto de llegar a la cima del cráter recorreremos una empinada carretera que va bordeando el lateral del enorme agujero que lo forma. El Cráter (mitzpé) Ramón es una estructura geológica espectacular ubicado en la cima del Monte Néguev a unos 85 Km al sur de la ciudad de Beer Sheva. Su superficie no es realmente un cráter de impacto de un meteoro sino la cuenca erosionada más grande del mundo (40 Km. De largo y de 2–10 Km).
El único asentamiento en esa región es la pequeña ciudad de Mitzpé Ramón (“punto de observación”), ubicada en la margen norte del cráter.
Al pie del observatorio hay lavabos y un bar donde comer un bocadillo o un plato no muy elaborado, o como no, y con este calor, un buen helado.


Continuando la carretera hacia Berseba o Be´er-Sheva hicimos un alto en el camino en la magnífica ciudad en ruinas de Avedat.




La etapa de caravanas más antigua entre Petra y Gaza, Oboda (Avedat), que debe su nombre al rey nabateo Obodas I, es también la más impresionante ciudad del Negueb. En la amplia acrópolis que domina los restos de la ciudad baja nabatea y del antiguo campamento romano, se alza una ciudadela, ampliada en época romana y bizantina, y después de las incursiones beduinas.



Presentaba los templos dedicados a Zeus (Dushara), Afrodita (El Uzza) y Obodas I. Hoy, en ruinas, las iglesias norte y sur, ambas monoabsidiales, se erigieron tras el terremoto del año 502 en el emplazamiento del antiguo templo nabateo. Más abajo se han descubierto los baños, un horno de alfarero, instalaciones vitícolas y establos que datan de Rabel II.


Es uno de mis rincones preferidos de Israel, para perderse en las ruinas y en la Historia.




Continuamos camino hacia Tel Aviv-Yaffo y pasamos sin parar por Be´er sheva. Una vez en esta población decidimos que iríamos por la costa en vez de tomar la autopista 6, pues somos de ciudad marítima y nos tiran las carreteras cercanas a la costa. Así que tiramos hacia Sderot, población que hace frontera con la parte septentrional de Gaza.

Cuando llegamos a la altura de Ashkelón , dejamos la carretera y nos adentramos hacia la playa para ver la zona costera de Gaza en la lejanía. Vamos, que no vimos casi nada, nada más que la franja marítima que se pierde de la vista con la distancia. No sé por qué, pero aún así me gusta ver esas cosas. Tierra en la distancia que activa la imaginación viajera como la desperté desde Elat al ver la costa jordana de Aqaba y a partir de esa ciudad a la derecha, enormes extensiones desérticas que se pierden en el horizonte y que pertenecían a Arabia Saudí.
Son dos territorios difíciles de visitar pues si Gaza tiene el hacinamiento palestino y un bloqueo casi total israelí, Arabia Saudí se bloquea sola, pues no expide visados de turistas, y sigue siendo un país cerrado al turismo.




TELAVIV-YAFO


En el segundo viaje llegamos de noche a esta ciudad y nuestro primer objetivo fue busca alojamiento que encontramos cerca de la zona de playa, relativamente barato y bastante cutre.
A primera hora de la mañana recorrimos la zona costera y nos dirigimos al barrio-ciudad de Jaffa o Yafo.








En 1954, Jaffa se convirtió en parte de la municipalidad de Tel Aviv, y desde entonces ambas ciudades se conocen como «Tel Aviv-Yafo». Actualmente, el barrio de la Ciudad Antigua de Jaffa está siendo renovado, y está habitado principalmente por artistas.












 El moderno Jaffa tiene una heterogénea población con judíos, cristianos y musulmanes, y posee una importante atracción turística con una combinación de antiguas, nuevas y restauradas arquitecturas.
El paseo por las intrincadas y sinuosas calles de Jaffa es inolvidable.





Hay que tener en cuenta que Jaffa, como todas o casi todas las ciudades de Israel, tiene una historia que se remonta a la noche de los tiempos. En este caso particular se dice que fue fundada por el mismísimo hijo de Noé, y la primera ciudad amurallada data del 1800 a.C.  La llegada de los cruzados en 1091 convirtió a Jaffa en puerto de peregrinos hacia la ciudad Santa, por un camino que llevaba hasta la puerta de Jaffa de esta ciudad.     






Es aconsejable iniciar el recorrido por la Torre del Reloj (1906), cerca de la Plaza de la Hagana, donde se encuentran construcciones de los tiempos otomanos. Muy cerca, la Mezquita El Mamudiya del s. XIX y la Fuente de Solimán. En este punto puedes comerte una pita en la famosa panadería Abú Elafia. De aquí hay que caminar hacia el Mercado Ha Pishpeshim, donde se encuentran numerosos anticuarios.

No hay que dejar de visitar el Museo de Antigüedades alojado en el Palacio Mahmud y que ofrece interesantes colecciones de piezas arqueológicas de los períodos griego y romanos, halladas en las excavaciones de la colina de Jaffa. Desde sus jardines y desde el pequeño anfiteatro se obtienen bellas panorámicas del puerto. De aquí hay que caminar hasta la bella Iglesia de San Pedro, junto a la Plaza Kedumim, donde se han descubierto restos de murallas de la época de Ramsés II.






Situada en lo alto de la colina, se llama Kikar Kedumin. Es amplia, tranquila y apacible. Tiene una atractiva torre y en su interior se pueden visitar los cimientos de la antigua ciudad que fechan del siglo III a.C












Si deseáis volver en autobús al centro de Tel Aviv podéis subiros al autobús 8 o 10 que por 5,50 shequels os dejarán de vuelta al corazón de la ciudad.


En el primer viaje Telaviv fue el inicio de una excursión de 2 días contratada en Jerusalén. Consistió en salir muy temprano de la ciudad Santa, recoger alguna gente de la capital y continuar a Haifa, Cesarea, Akko y llegar hasta la frontera con Líbano.

Al volver nos dejaron solos a Marta y a mí en un kibbutz a pasar la noche. Al día siguiente visitamos Nazareth, Cafarnaum, Tiberíades y el Jordán, para más tarde regresar a Jerusalén.




DOS DÍAS POR EL NORTE DE ISRAEL






Ver dos días en el norte de Israel. en un mapa más grande




Nuestra primera parada fue en Cesarea, también llamada Cesarea marítima o Cesarea Palestina.
A mitad de camino entre Tel Aviv y Haifa encontramos un emplazamiento de la Antigüedad, ocupado posteriormente por los cruzados y que cayó en el olvido a partir del siglo XIII.





Los arqueólogos en 1950 rescataron del olvido a esta ciudad portuaria creada por Herodes con apoyo romano.
Edificada sobre un puerto fenicio, debe su nombre a César. Herodes la convirtió en el mayor puerto de oriente, dotando a la ciudad de carreteras, acueductos, y haciéndola capital de Judea.






San Pablo fue hecho prisionero en la ciudad en el 58. La ciudad fue un centro intelectual en época bizantina. Los cruzados también la utilizaron como ciudad portuaria.

El emplazamiento del yacimiento al borde del mar es precioso y el paseo entre las ruinas os lo recomiendo bastante. 





Yo destacaría el Teatro, un edificio que acogía a 5000 espectadores. Se ha descubierto allí una inscripción que atestigua la presencia de Poncio Pilato en la época de Cristo y un mosaico con máscaras de la comedia y tragedia. El teatro se encuentra en la parte sur de la ciudad. Fue encargado por el rey Herodes y es la primera instalación romana de esparcimiento construida en su reino. El piso semicircular de la orquesta, pavimentado en primer término con un enlucido pintado, fue posteriormente embaldosado con mármol.





El teatro o está muy bien conservado o está muy restaurado, el caso es que es una gozada pasear por él a orillas del Mediterráneo, casi comparable a la sensación que te produce el de Tarragona.
También a destacar es el acueducto, obra romana del siglo II que sustituyó al acueducto primitivo.









Continuamos a Haifa.

Dicen que en Israel la ciudad para rezar es Jerusalén, para ir de fiesta Tel Aviv y para trabajar Haifa. Y se trabaja pues tiene una amplia diversidad de actividades industriales (textil, alimentación, confección, cemento, vidrio, química). Además es la terminal del oleoducto proveniente de Eilat y posee una de las dos refinerías existentes en Israel.
Es la tercera ciudad en población con aproximadamente 250.000 habitantes, y es el puerto más importante en el Mediterráneo que tiene Israel.








Ciudad costera entre el mar y el monte Carmelo, desde donde se obtienen unas excelentes vistas de la bahía. Se divide en tres alturas escalonadas donde se organizan las zonas y barrios de la ciudad. En el bajo, está el área del puerto y comercial, en el nivel medio, los barrios residenciales, y en la zona alta, los nuevos y modernos barrios residenciales con las mejores vistas.


Destaco en la visita el templo Bahai. Desde el mirador en el monte Carmel admiramos los jardines, el templo y al fondo la ciudad y el mar. ESPECTACULAR!



templo bahai en Haifa
templo Bahai



El bahaísmo, también denominado como behaísmo o fe bahá'í, es una religión monoteísta cuyos fieles siguen las enseñanzas de Bahá'u'lláh, su profeta y fundador. Bahá'u'lláh enseñó que hay un único Dios que va revelando su voluntad a la humanidad de manera progresiva. Según el punto de vista bahaí, cada una de las grandes religiones introducidas por los Mensajeros de Dios —como Moisés, Krishna, Buda Gautama, Zoroastro, Jesucristo, Mahoma y El Báb— constituyen etapas sucesivas en el desarrollo espiritual de la civilización. Los bahaíes creen que Bahá'u'lláh ha sido el más reciente de estos mensajeros y que sus enseñanzas están orientadas a los nuevos retos morales y espirituales de nuestra época. Como tal, el bahaísmo se incluye entre las religiones abrahámicas.

El templo de Haifa es su cuartel principal desde que fue aniquilado el movimiento en Irán, es el Centro Mundial Bahaí y es el centro administrativo del bahaísmo.

Seguimos a Acre,  Akko, en hebreo, Akka en árabe, y Acre en español, es una ciudad costera cercana a la Bahía de Haifa. Durante la tercera cruzada se llamó San Juan de Acre.
La Ciudadela de Acre es una fortificación de origen otomano, construida durante la creación de la Orden de los Caballeros Hospitalarios. Forma parte de la defensa de la ciudad en su parte norte. Durante el siglo XX la ciudadela fue usada mayoritariamente de prisión.






Capital del Reino Cruzado después de la caída de Jerusalén, la ciudadela (actualmente un hospital) se sitúa en el lugar del Castillo de los Caballeros de San Juan. Los restos de la ciudad de las Cruzadas, que datan desde 1104 hasta 1291, se encuentran casi intactas.









Hoy en día la ciudadela de acre está formada por:
Fortificaciones Otomanas. La Vieja ciudad de Acre. El jardín encantado, un jardín que trata de replicar al que existió en este mismo lugar en la época de las cruzadas.
La prisión británica y sus calabozos.
Un museo en memoria de la resistencia judía. Algunas personas fueron ejecutadas en esta prisión durante el mandato britanico (Olei Hagardom), numerosos nacionalistas árabes y judíos.
La celda donde estuvo Bahá'u'lláh, el fundador de la Fe Bahá'í.o Bahaísmo, y en la que estuvo preso por los turcos.
El salón de los caballeros.
El Comité del Patrimonio Mundial inscribió La Ciudad Vieja de Acre en la Lista del Patrimonio Mundial.
Paseando por las calles de la ciudad se encuentra un típico y colorido zoco Oriental al aire libre. Puestos de frutas, verduras, carniceros, almaceneros, tejedores y artesanos. Es un mercado de cualquier país musulmán dentro del Israel costero. Se pueden hacer compras baratas de ropa.
La verdad es que sorprende bastante por su colorido y por su actividad.
Más tarde continuamos hasta la frontera con el Líbano. Hasta aquí pudimos llegar en nuestro periplo por la costa al norte de Israel. La carretera cercana al antiguo trazado ferroviario de la costa llega a su fin en esta frontera cerrada a cal y canto.
Frontera siempre problemática desde el nacimiento del estado de Israel. Agravada con la invasión de Líbano por parte de Israel en la guerra civil de este país y ahora muy agravada con la presencia de Hezbollah en el sur de Líbano.
Aquí los soldados no están de broma. No permiten fotos cercanas ni acercamientos a la valla totalmente cerrada y con un tramo largo de seguridad.



frontera líbano israel
frontera líbano israel

frontera líbano israel


En los alrededores de la frontera encontramos Rosh Hanikra (el cabo de la gruta). Es un promontorio rocoso  sobre el mar, en el que se han formado unas bonitas grutas.

Las grutas de caliza fueron consecuencia de un proceso continuo geológico de miles de años.
Todo comenzó al producirse una abertura en la roca. El agua de lluvia penetró en las grietas abiertas y formaba dentro túneles y cuevas marinas (grutas) que sin descanso se ampliaban debido a la intensidad de las olas golpeando la roca durante las tormentas.
Las grutas son una maravilla natural, fascinante por su misterio y una belleza impresionante a todas horas del día y durante todo el año. 
Las grutas están iluminadas, por lo que permiten las visitas durante la noche.




George, que nos hizo muchas fotos pues nosotros no teníamos cámara al estar los cargadores en las mochilas, Grácias!


También allí quedan los restos de un tunel que se construyó en su día para comunicar por tren ambos paises, Líbano e Israel, de Haifa a Beirut.


nuestro guía 2 días, hablaba 10 idiomas, no está mal!


Una vez que llegamos a la frontera emprendimos el viaje de retorno a Telaviv. A Marta y a mí nos dejaron a mitad de camino donde nos recogió un turismo que nos llevó a un kibbutz cercano para pasar la noche. Desconozco el nombre y por ende la localización concreta, además de no tener fotos porque George continuó a Tel Aviv.

Tampoco hay mucho que contar. Se trataba de un recinto cerrado y vigilado, con varias casitas y algunas para visitantes. Comedores comunes, herramientas de labranza, etc. El caso es que nadie nos recibió ni nadie nos explicó nada, simplemente íbamos pululando libremente por las instalaciones y observando lo que podíamos.
Cenamos en un restaurante frente al kibbutz.

Al día siguiente partimos hacia Nazareth y en el autobús que nos vino a buscar nos llevamos la alegría de que se encontraba nuestro fotografo particular George.

Llegamos a Nazareth y lo primero que hicimos es parar en una tienda de souvenirs y nos dejaron media hora para comprar. Nosotros como no queríamos comprar chorradas salimos afuera y escaneamos la calle con la vista. 





A unos pocos metros frente a la tienda de souvenirs localizamos una tienda Nike y salimos corriendo hacia ella. Según lo que Iberia nos había comentado, podíamos gastar unos 55 euros por persona/equipaje día (info de pérdidas o demoras) a partir de las 24 horas de la demora. Así que teníamos 20 minutos para comprar 300 o 400 euros en ropa o accesorios. Entramos a la tienda Nike y empezamos a coger cosas, a probarnos lo que nos parecía interesante, desechando algunas y acaparando otras. Todo esto bajo la atenta mirada de dos dependientas que debían pensar que en nuestro país no debía haber nada de esa marca debido a la actitud que estábamos tomando de compradores compulsivos. Nuestro problema era que estábamos a viernes y que el Sabbath empezaba al oscurecer ese mismo día. Si no comprábamos ahora pudiera ser que el equipaje llegara posteriormente a la factura, por tanto teníamos que gastar esos 300 o 400 euros en menos de 20 minutos. Creo que esas dependientas recordaran siempre a esos dos locos que entraron y se gastaron 400 euros de aquella manera tan reloca.

Llegamos con todas nuestras compras en una mochila “Nike” a punto de que el autobús saliese hacia la Iglesia de la Anuciación.




Nazareth es el pueblo de la adolescencia de Jesús. Nazaret entró a la historia al ser reconocida como el sitio de la anunciación y dónde el Arcangel Gabriel apareció ante María para anunciarle la llegada de Jesús, convirtiéndose en centro de peregrinaje Cristiano junto con las ciudades de Jerusalem y Belen.
La nueva basílica de la Iglesia de la Anunciación es el santuario cristiano más grande en el Medio Oriente, fue consagrada en 1964 por el Papa Paulo VI durante su histórica visita a la Tierra Santa y santifivada el 23 de marzo de 1969. 


iglesia de Nazareth




Construída sobre las ruinas de las iglesias bizantina y cruzada, parte de las cuales han sido restauradas, marca el tradicional sitio de la Anunciación. Su imponente estructura, coronada por una cúpula ornamentada en forma de pirámide y recubierta de cobre, consiste en dos pisos. El piso inferior guarda como reliquia la Gruta de la Anunciación, flanqueada por dos columnas de granito rojo. El piso superior, conectado al inferior por una ancha escalera, sirve como iglesia parroquial para los servicios religiosos públicos. Se entra a la misma por un delicado pórtico del lado oeste y una recova abierta en el lado sur del edificio.

Continuamos hacia Cafarnaum. Era un antiguo poblado ubicado en Galilea, a orillas del mar de Galilea, también llamado lago Tiberiades. Es conocida por los cristianos como "la ciudad de Jesús".
En 1838, el geógrafo bíblico norteamericano Edward Robinson, descubrió las ruinas de este lugar.






Las excavaciones más importantes se iniciaron en 1905. Más tarde, en 1968, las excavaciones fueron reanudadas. Durante esta etapa el mayor descubrimiento fue la casa de San Pedro, más algunos barrios del poblado de la época evangélica. Estas excavaciones continuaron hasta 1986.






El paseo por las ruinas es espectacular. De la antigua ciudad quedan los restos de los cimientos de piedra y sobre la casa de San Pedro se ha construido la iglesia octogonal cuyo suelo es de cristal que deja ver los restos de la casa.
Espectaculares son los jardines.

Pasamos junto al lago Tiberíades






 y junto al Monte de las Bienaventuranzas, la colina desde la cual se dice que Jesús pronunció el “Sermón de la montaña". El terreno situado junto a la iglesia forma un anfiteatro natural que desciende ladera abajo hasta la orilla del lago.
La Iglesia es del arquitecto italiano Barluzzi del año 1937, y él mismo nos la describe con estas palabras:
“Sobre las dulces colinas que rodean el lago de Tiberíades, a 150 m. De altura, al Norte, y que recuerdan el sermón de la Montaña, ha surgido en 1938 el santuario de las Bienaventuranzas. Domina el lago desde una altura aproximada de 200 m.
La Iglesia es de planta octogonal (porque ocho son las bienaventuranzas), rematada por una cúpula, y arcos abiertos en torno al altar. Es de estilo neorrenacentista. Construida en un contraste de basalto negro y piedra caliza blanca, tiene pórticos de arcos en los cuatro costados”.






El mar de Galilea es uno de los dos lagos alimentados por el río Jordán. Uno es el Lago de Genesaret, conocido también como Mar de Galilea o Lago de Tiberiades. El otro es el llamado "Mar Muerto".

Posee una profundidad máxima de 48 m y una altura de 212 m bajo el nivel del mar (aprox. La mitad de lo que está el Mar Muerto bajo el nivel del mar), pero uno es salado y el otro de agua dulce. Quizá una paradoja, quizá un símil de Tierra Santa, a la que Dios siempre ha regalado y castigado, la ha hecho tierra de contrastes y la ha relegado a una disparidad tanto histórica como geográfica a lo largo de sus fronteras, también disputadas.
El lago se menciona en la Biblia desde la época de los reyes de Israel.
En la orilla oeste se sitúa la ciudad de Tiberíades, construida por Herodes en honor al emperador romano Tiberio.

Para finalizar, visitamos Yardenit, el único lugar bautismal registrado para los peregrinos cristianos.



 








Quizá te interese:

- Mi trabajo de posgrado universitario sobre el Orígen del conflicto palestino
- Mi trabajo de posgrado sobre Israel en la segunda mitad del siglo XX.







Todas las entradas que hablan de Israel en Mi baúl de blogs                                                   






Ayuda para tu viaje:







** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

8 comentarios :

  1. Hola, me gustaria recibir informacion acerca de la forma mas barata de ir de eilat a petra ya que somos 3 personas y los tours son un poco caros para nosotras. Se tiene que llegar a la frontera, pasar y tomar un taxi? Mas o menos cuanto cuesta y como podria averiguar eso por internet.
    Muchisimas gracias por su atencion!

    ResponderEliminar
  2. Hola. Toda la info la puse en el rincón http://www.minube.com/rincon/frontera-elat-aqaba-yitzhak-rabin-border-a117751 , puse allí todo lo que sé sobre el tema, espero que te vaya bien.
    Piensa que los tours los puedes tomar en Elat. La forma más barata es cruzar la frontera y coger un taxi hasta Aqaba ciudad, unos 7 JD el taxi. Y luego un bus desde la estación de buses hasta Wadi Musa (Petra) sale por unos 1,5 JD hasta 5JD, depende de si pillas el bus público o coges uno de los minibuses que van saliendo cuando se llenan.

    también puedes mirar los autobuses a la frontera, n°15 y 16, que salen desde la Estación Central de Autobuses de Eilat y esperarlos en la frontera (aunque un taxi entre tres será mejor).

    Otra opción y creo la mejor si no quieres ir en bus, es en taxi hasta aqaba y allí bajar cerca de la estación de buses que van a Petra y buscarte la vida con taxis para ir a Petra, porque en la frontera no hay tantos con los que negociar y en la estación de buses saben que tienes otras alternativas y bajarán precios.

    ResponderEliminar
  3. Hector,

    Muchas gracias por tu atención!
    Todavia no decido que vamos a hacer. Pero gracias nuevamente por los datos.
    Saludos desde Caracas.

    ResponderEliminar
  4. Ya hace unos días que hemos vuelto de nuestro viaje por Israel y Palestina y no podemos hacer otra cosa que agradecerte la ayuda que nos diste en su momento en la preparación y la gran ayuda que nos brindaste con este diario de viaje. No te imaginas la de veces que lo consultamos!!! :)

    ResponderEliminar
  5. Un gran día! por vuestras palabras y porque me acabo de apuntar a un curioso curso universitario sobre el Holocausto: Discriminación racial y destrucción de los judíos europeos.


    El curso pinta bien!


    Y a vosotros deciros que para mi es un honor que os haya ido bien la entrada. Ya sabéis que los blogs dan satisfacciones en varios ámbitos, pero sin duda estos comentarios es de lo mejor en cuanto a recompensa se refiere.

    ResponderEliminar
  6. Un blog muy completo y útil para aquellos que tenemos previsto visitar, en breve, Israel, Palestina y Jordania.

    Sin duda requiere mucho trabajo e ilusión.

    Felicidades y mil gracias! :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Victoria y perdona que no te haya contestado antes porque se me pasó y traspapeló. Pero nunca es tarde y yo lo encuentro todo :).
      Un abrazo

      Eliminar
  7. Hola, me ha encnatado tu blog, lo he encontrado buscando información acerca de Israel y Petra ya que me voy en dos semanas.
    Quería consultarte una cosilla, nuestra idea es dormir en Eilat y cruzar la frontera bien tempranito y luego coger un taxi a Petra (a ver si conseguimos regatear bien) Y tengo dos dudas:

    Por un lado comentas que pagasteis las tasas el día antes. Eso agiliza los trámites el día después al cruzar???

    Y por otro lado , comentas que hay un parking en el lado de Israel. Es seguro dejar el coche de alquiler ahÏ?? es que nosotros vamos en coche de alquiler hasta Eilat y lo dejaremos esperandonos a la vuelta de Petra. Además tenemos dudas de qué hacer con las maletas, yo pensaba cruzar la frontera con ellas y me gustaría que me dieses tu opinión. Sería más complicado llevarlas?? es que sólo vamos a pasar una noche en Petra pero me da miedo pasar el control cargados.

    Graciassss

    ResponderEliminar

Mi baúl de blogs TV