Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

24/5/13

Los judíos de Budapest y el significado del Monumento a los Zapatos

5 comentarios



La siguiente historia os la explico para que veáis con otros ojos el barrio judío de Budapest.

De esta manera, cuando os paseéis frente a la  Gran Sinagoga de Budapest (la Sinagoga Dohány es la segunda más grande del mundo después de la de Jerusalén) y veáis el cementerio y el Árbol de la Vida en el recinto, comprenderéis que ella fue testimonio de los hechos ocurridos en los alrededores de ese templo sagrado, cuando en sus calles adyacentes se levantó un muro que convirtió la zona en el gueto de Budapest y dónde las personas sufrieron lo que un ser humano no debería jamás sufrir, por el simple hecho de pertenecer a un grupo determinado.

La verdad es que es uno de los lugares imprescindibles en vuestra visita a Budapest (no os perdáis esta guía de viaje a Budapest que os hemos preparado tras nuestros 3 viajes a la capital de Hungría)

Gran Sinagoga de Budapest, la Sinagoga Dohány
Gran Sinagoga de Budapest o Dohány


Todos conocemos lo que pasó en la Shoah o Holocausto, sabemos que las cifras de víctimas fue escalofriante y que fue un genocidio esperemos que irrepetible.

Los judíos húngaros y, por ende los de Budapest, tuvieron un papel importante dentro esta desgraciada historia y concretamente un annus horribilis en 1944.

Antes de la Segunda Guerra Mundial los 825.000 judíos húngaros, junto con la comunidad rumana, eran la segunda más grande de Europa después de la polaca. Su vida antes de la guerra no fue un camino de rosas, pues se encontraban sometidos ya a una fuerte y violenta tradición antisemita, sobretodo a partir de 1938, poco después del Anschluss ( la anexión de Austria por Alemania en marzo de 1938), cuando se promulgó una legislación discriminatoria que reducía en un 80% los derechos laborales y económicos de los judíos.

En mayo de 1939 se les clasificó como un grupo racial, no como religioso. Consecuencia de esa ley, 100.000 convertidos al cristianismo pasaron a contabilizar como judíos. Ese mismo año el Sistema de Servicio Laboral Húngaro condenó a los judíos a trabajos forzados con el consecuente incremento de la mortalidad.


Sin embargo disfrutaron de una tregua con el "moderado" Kallay en el poder desde el 42 hasta la invasión de los alemanes el 19 de marzo de 1944.

memorial a las víctimas en el patio de la Sinagoga


Y es que en esta última fecha, con la espada de Damocles girando sobre la cabeza de los alemanes, estos temían cambios de bando entre sus aliados húngaros, así que decidieron la invasión de Hungría sin demora.

Los judíos húngaros estaban sentenciados.



El nuevo gobierno empezó a quedarse con sus propiedades, a encerrarlos en guetos y campos de trabajo. Se allanaba el camino a la deportación.

Con la colaboración de la población, del apoyo de los fascistas locales Cruces Flechadas y el envío de Eichmann a Budapest, en cuestión de sólo 7 semanas, del 15 de mayo al 7 de julio de 1944, se enviaron nada más y nada menos que 450.000 judíos húngaros de las provincias y alrededores de Budapest a Auschwitz, donde más de la mitad de ellos fueron gaseados en cuanto entraron en el campo.



Sólo se libran momentáneamente los 200.000 judíos de Budapest, protegidos por el gobierno títere húngaro tras la invasión. A finales de julio prácticamente eran los únicos que quedaban en Hungría.

Los judíos de la capital no fueron trasladados a un gueto pero las autoridades les ordenan que se muden a más de 2.000 edificios llamados “Casas de la Estrella de David” que estaban distribuidos por toda la ciudad. Eso sí, unos 25.000 de los suburbios fueron arrestados y trasladados al campo de exterminio de Auschwitz-Birkenau.

De julio a octubre, los judíos de Budapest vivieron con relativa seguridad.

El desembarco de Normandía en junio, las conversaciones fallidas de Himmler con los aliados y el decurso de la guerra hicieron temer a los alemanes una traición de ese gobierno, que de hecho se materializa el 15 de octubre, cuando Horthy anunció el fin de la alianza con Alemania. Los alemanes ante esta afrenta se apoderan también de Budapest a partir de octubre de 1944.

Los judíos de la capital estaban sentenciados también.

cementerio de la Gran Sinagoga
cementerio de la Gran Sinagoga


Los alemanes entregan el poder a Ferenc Szalasi y su partido de las Cruces Flechadas, los fascistas son dueños de Budapest.

El 8/11/1944 este partido reúne a más de 70.000 judíos (hombres, mujeres y niños) en la fábrica de ladrillos de Ujlaki, en Óbuda, y les obligan a caminar hasta los campos de Austria. Pensad que ese trayecto en tren en la actualidad nos costó aproximadamente 6 horas recorrerlo en nuestro Danubiotrip.

 Los pocos que sobrevivieron a la marcha de la muerte invernal llegaron a fines del 44 a Austria, casi 2 meses después. Una vez allí la mayoría fueron a Dachau (sur de Alemania) y Mauthausen (norte de Austria). Otros, quizá con más suerte, se quedan en Viena para la fortificación de la ciudad.

A los judíos que quedaron en Budapest se les ordena, ahora sí,  encerrarlos en un ghetto.

Los Cruces Flechadas, el 29 de noviembre de 1944, mediante decreto, establecen la creación del


GUETO DE BUDAPEST:

“El Real Gobierno de Hungría obliga a todos los judíos portadores de la estrella amarilla de David a trasladarse a la zona de Budapest delimitada por las calles Dohany, Nagyatadi Szabo Istvan, Kiraly, Csanyi (No. 3-6) y Rumbach Sebestyen (No.15-19), carretera Madach Imre Road, plaza Madach Imre y calle Karoly Kiraly en el Distrito VII […]Los no judíos no podrán vivir ni trabajar en las zonas asignadas a los judíos.Las autoridades e instituciones públicas no podrán tener oficinas en el interior de la zona delimitada.En esta lucha a vida o muerte, que puede decidir el destino de los húngaros en los siglos venideros, todos debemos hacer un sacrificio. El gobierno es consciente de las extraordinarias dificultades a que está obligada la población no judía a causa del reasentamiento. Con una firme convicción de un futuro mejor y como promesa de la victoria, debemos tener presente el sacrificio.

Voy a velar por que los reasentados no judíos residentes (propietarios, arrendatarios…) recibirán apartamentos equivalentes a los que se vieron obligados a abandonar. […]


Los no judíos deben salir de la zona asignada a los judíos entre el 2 y 7 de diciembre.

Vajna".


arbol de la vida de Budapest, gueto budapest, conmemoracion victimas del holocausto, homenajes, monumentos funerarios, shoah
Árbol de la vida




MONUMENTO DE LOS ZAPATOS

Entre diciembre de 1944 y fines de enero de 1945, la Cruz Flechada cogió a 20.000 judíos del gueto y los fusiló a lo largo de las orillas del Danubio, arrojando los cuerpos al río.
El monumento de los zapatos de Budapest conmemora este genocidio. “Los zapatos en el Paseo del Danubio” fueron realizados en 2005 por Gyula Pauer y Can Togay. Estos sesenta pares de zapatos de hierro solitarios, sin dueño, son una alegoría a lo que quedó de estos judíos asesinados y tirados a la corriente de agua por estos fascistas.

monumento de los zapatos, gueto budapest, conmemoracion victimas del holocausto, homenajes, monumentos funerarios, shoah


monumento de los zapatos, gueto budapest, conmemoracion victimas del holocausto, homenajes, monumentos funerarios, shoah

monumento de los zapatos, gueto budapest, conmemoracion victimas del holocausto, homenajes, monumentos funerarios, shoah, Los zapatos en el Paseo del Danubio



Las fuerzas soviéticas liberaron Budapest el 13 de febrero de 1945. En el momento de la liberación, quedaban 70.000 judíos en la ciudad.

Estadísticamente, una de cada diez víctimas del holocausto fue de origen húngaro.

monumento de los zapatos, gueto budapest, conmemoracion victimas del holocausto, homenajes, monumentos funerarios, shoah, Los zapatos en el Paseo del Danubio
siempre hay velas junto a los zapatos



Y esta historia que he relatado es la que trata de recordar el HOLOCAUST MEMORIAL CENTER:


 39 Páva St. y el horario de visita es de martes a domingo de 10:00 a 18:00 horas.
Precio: 1.400Ft.


El Centro Memorial del Holocausto de Budapest tiene una exposición permanente llamada "De la Privación de Derechos al Genocidio", narra la historia que os acabo de contar.

Centro Memorial del Holocausto de Budapest

Centro Memorial del Holocausto de Budapest
Centro Memorial del Holocausto de Budapest


Mediante varios recursos de multimedia avanzamos desde los inicios de las persecuciones hasta los asesinatos en Auschwitz-Birkenau y otros campos de exterminio.







gas Zyklon B
Zyklon B con el que gaseaban personas


Al final de la visita se llega a una bonita sinagoga restaurada gracias a las fotografías que se conservan de principios del siglo XIX. Su construcción comenzó en 1923. La sinagoga funcionó hasta 1944. Entre 1944 y 1945, el edificio sirvió como un centro de internamiento.




El muro de los nombres

muro de los nombres

El Muro de 8 metros de alto que rodea el patio interior del Centro Memorial recuerda los nombres de las víctimas húngaras del Holocausto y están gravados en un muro de cristal.





"El crimen contra la humanidad no es ni el asesinato ni el número de víctimas. Lo mismo que Auschwitz no es el lugar de la muerte infligida sino el del asesinato de hombres que, privados de su estatuto de persona humana, han sido eliminados como se elimina el ganado, el fango, los desechos"

P. Levi




No te olvides de consultar nuestra GUÍA PRÁCTICA de Budapest y también todos estos consejos para organizar tu viaje a Budapest en el menú desplegable debajo de la flechita






** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

5 comentarios :

  1. Respuestas
    1. Gracias Adrigor. Este artículo es muy visitado en el blog y eres el primer comentario. No sé si a la gente le deja sin palabras o es que su lectura no llega hasta esta sección por lo poco convencional para un blog de viajes. Espero que sea la primera pues bien vale la pena recordar este tipo de historias para que no se repitan. Saludos y gracias.

      Eliminar
  2. Interesante reportaje! Un viaje lleno de cultura y reflexión. La postal, del monumento a los zapatos, la del edificio al fondo es muy bella. Gracias por compartir!

    ResponderEliminar
  3. Qué amable de compartir tu visita y la historia del lugar, me ha hecho reflexionar mucho hasta donde es capaz de llegar el ser humano, como depredador de otros de su misma especie, al leer del holocausto imagino el dolor que pasaron tantas personas por la ambición, racismo, de un demente Que encontró eco en otros. Me duele su sufrimiento... Hoy que estamos inmersos en las noticias de un nuevo presidente electo en Estados Unidos, acaso los que eligieron a este señor violento, sin inteligencia emocional e intelectual, tan racista y misógino ignoran la historia de la II guerra mundial? Sería bueno compartir entre los ciudadanos de Estados Unidos, su baúl de blog. Visité Budapest en Oct-2016 y no nos llevaron a observar este monumento a la reflexión para evitar que se vuelva a cometer este episodio tan inhumano. Gracias

    ResponderEliminar

Mi baúl de blogs TV