Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

1/3/15

El diario de 5 días en Dresde con el #youngdresden

No hay comentarios

18 de febrero 2015


Salimos a las 12 aproximadamente hacia el este de Alemania y a las 14h y poco ya estábamos haciendo el transbordo en el aeropuerto de Munich hacia Dresden.

Nuestro objetivo principal es vivir el ambiente jóven que ofrece la ciudad dentro del programa #youngdresden patrocinado por la oficina de turismo de Alemania.

Pero nosotros además tenemos uno particular y es conmemorar el 70 aniversario del bombardeo aliado a esta ciudad alemana que se produjo entre el 13 y el 15 de febrero de 1945.

Nosotros llegábamos a Dresde un 18 de febrero así que no podemos venir más a tiempo para esta efemérides.

Los dos vuelos con Lufthansa fueron rápidos y sin incidentes, así que a las 15:55 ya aterrizábamos en Dresde, y a las 16:15 ya recogidas las maletas montamos en el autobús 77 que está justo en la puerta de salida del pequeño aeropuerto y que vale 2.20€.

Nos bajamos a las pocas paradas, en 10 minutos, en Infineon Nord. En realidad bajas y esperas el tranvía 7. El bus va sobre las vías, así que no tienes que andar nada. El tranvía 7 lo cogimos hasta Bischofweg, 8 paradas, 11 minutos.

A 3 o 4 calles andando llegamos al hostel Lollis o subiendo al tranvía 13 sólo una parada.



NUESTRO ALOJAMIENTO, LOLLIS HOSTEL

Se trata de un albergue mochilero de los típicos, ideal para sumergirse de lleno en el espíritu #youngdresden 

Puedes compartir habitación a partir de 13€ o tener una doble por 20. Pero a nosotros nos tenían reservado algo mejor. A una calle tienen un apartamento para 6 personas que iba a ser nuestra morada de estos 5 días. Pese a ser de las plazas que he dicho sólo lo íbamos a utilizar nosotros. En el enlace al Lollis hostel en Mi baúl de viajes os dejo todas las fotos, descripción y vídeo del lugar que grabamos nosotros mismos.

Una cosa muy chula del hostel es que tiene una habitación donde puedes dormir en un trabi!!



En el apartamento teníamos este kit de supervivencia que, pese a ser de agradecer, tenía que ser ampliado así que nos fuimos a un supermercado cercano a cargarnos de víveres.




En este barrio de Neustad nos damos cuenta que si hay algo que no falta es ambiente nocturno, está lleno de restaurantes, bares, pubs, cocktelerías y lugares de música en directo. No estaban a tope por la temprana hora pero no os preocupéis que los cataremos y os lo contaremos en este diario.

El chico del albergue nos dijo que teníamos una cena vegetariana gratis a las 20h, por lo que estábamos de vuelta para zamparnos esta especie de Pad Thai regado con cervezas alemanas.





Mañana por la mañana nos vienen a entregar material para la visita de Dresde y nos explicarán un poco cómo y por dónde movernos.

Nos vamos al apartamento a dormir y dejo de escribir este diario por hoy.





19 de febrero de 2015



A las 9 am llega puntual el chico de la oficina de turismo dejándonos todo el material y explicándonos superbien que visitar por la zona.



A parte de todo este material para visitar museos y bus turístico, tenemos los billetes de transportes en bonos diarios que sirven para los tranvías que surcan toda la ciudad. Los billetes los sacáis de manera muy fácil en cualquiera de estas máquinas que están cerca de las paradas.



LA RUTA


Cogemos un tranvía hasta la Kreuzkichner o iglesia de la cruz, y desde allí iniciaremos nuestro recorrido del centro histórico de Dresden o Altstadt, todo muy juntito y fácil de recorrer.






Kreuzkichner


El exterior barroco pues por algo fue construida entre los años 1764 y 1792.







Por lo que vimos en la reconstrucción virtual de la expo de Dresden 1945, esta iglesia es la que mejor quedó tras el bombardeo que arrasó la ciudad, casi como estaba anteriormente.

Entramos al interior apreciamos los daños del bombardeo y su reconstrucción.



Subimos a la cúpula por 3€ por cabeza. Las vistas son magníficas sobretodo por la parte del Elba.


Se ve perfectamente la cercana torre del ayuntamiento que también quedó casi intacta tras el bombardeo y desde donde figura que es el punto de observación de la exposición que he comentado anteriormente y que iremos a visitar mañana. Esta torre es símbolo de la ciudad y ahora en invierno no se puede visitar.


Están una frente a la otra como os muestra esta fotografía que tomamos al día siguiente desde la Frauenkirche.



Se veía fantástica la plaza Altmarkt a los pies de la iglesia, la más importante de la ciudad, todavía tiene el mercado de invierno con la pista de patinaje sobre hielo.




Bajamos a la plaza Altmarkt


Allí hay montada esta pista de patinaje sobre hielo y unos puestos de comida en los que no nos podemos resistir en comer una enorme salchicha, una cerveza y una crepe... salchi beer :)




Luego vamos hacia Katholische Hofkirche



Es la catedral católica, sede del Episcopado católico romano de Dresde-Meißen. 




Es también barroca. La nave principal tiene 52 m de longitud y 18 m de anchura, con una altura de 32 m, y la torre alcanza una altura de 86 m.

Desde la catedral se ve perfectamente la silueta de la Ópera Semper.




En 1838 Gottfried Semper levantó un nuevo teatro real, que ya en el 1869 fue pasto de las llamas.

Tras su reconstrucción fue definitivamente destruido en 1945. Pero de nuevo cuál ave fénix fue reconstruido hasta el último detalle y reabierto en 1986. En este teatro se estrenaron algunas de las mejores óperas alemanas, 3 de Richard Wagner y la mayoría de las de Richard Strauss.


Cogemos el bus turístico que es una de las mejores maneras de entrar con buen pie en una ciudad nueva a visitar. Al menos a nosotros nos está gustando este rollo porque en 2 horas te haces una idea general de la ciudad que estás visitando.





Bajamos en el funicular elevado. Ojito que esta es la parada. Estar al loro que arriba de la montaña hay otro funicular pero no es este.


Esta parada como véis también es la misma que la del puente Blaues Wunder





Schwebebahn.


Se trata de un funicular monorail suspendido, dicen que el más antiguo del mundo. Pensar que se inauguró el 6 de mayo de 1901.

Así que tomamos el pequeño y corto trayecto de... 5€!!! 



y vemos las vistas del valle del Elba desde su terraza.







Cogemos de nuevo el bus turístico hasta la Teaterplatz. Ya está oscureciendo y aprieta el hambre así que nos vamos al

Sophienkeller

Que de paso que cenamos vemos un lugar histórico. Ubicado en el palacio de Taschenberg, está ambientado en la época barroca y siempre hay músicos amenizando la velada.
A nosotros nos tocó la semana rusa, así que ... música rusa y todo ambientado en este país.



Dicen que en esta bodega de la foto superior, la bóveda del Alchimistenkeller, Juan Federico Böttger inventó el oro blanco al descubrir el secreto de la porcelana.

A la salida fuimos a ver el Fürstenzug, que más tarde comentaremos, para verlo de noche.






Andamos hasta la Albertplatz donde iniciamos un recorrido a pie por los garitos de la zona de Neustadt.







20 de febrero


Pese que queríamos estar a las 10 en el mismo lugar en la exposición de Dresden1945, era esa la hora que cogíamos el tranvía 13 en dirección hacia el Elba.



Total que llegábamos a las 10:25 al Panometer con la sorpresa de una enorme cola de entrada.


Así que tras media fría hora ya estábamos dentro admirando el Dresden acabado de bombardear en 1945.



Fijáos en las dos fotos anteriores. Habréis observado el color rojo intenso de la segunda. Cada cierto tiempo la sala cogía ese color y empezaban a sonar sirenas antiaéreas y destellos de luz. Estábamos en pleno bombardeo. Tras unos segundos la sala tornaba a su color original, la destrucción tras el infierno.



Esta expo es en 360º, una auténtica pasada. Todo ha sido reconstruido cuidadosamente con miles de antiguas fotos tomadas tras el bombardeo. El punto de mira del observador sería desde la torre del ayuntamiento.




A la salida cogimos un bus y tranvía y bajabamos en la fábrica de la Volkswagen.



Esta fábrica de coches en Dresden tiene la particularidad de ser toda de cristal y puedes ver el proceso de fabricación y en definitiva todos sus espacios.




Hay visitas guiadas pero también puedes ir por libre viendo algunas estancias e ir al lounge y ver algunos de los modelos con los mejores acabados.




La fábrica está justo al lado de una esquina del enorme parque Großer Garten

Este antiguo jardín barroco tiene casi un kilómetro de largo.



Se construyó en 1676 como un jardín de caza en las afueras de la ciudad para el príncipe elector de Sajonia Juan Jorge III. Contiene el jardín zoológico, el botánico, el palacete de verano, el lago de Carola, el escenario del llamado Junge Garde y el “ferrocarril del parque” que es un tren infantil.


Había un mercadillo de ropa y comida en el que aprovechamos para hacer el tentempie que ya iba a ser nuestra comida. Segundo día de salchichas y crepes.




Nos dirigimos al centro, al Neumarkt (Mercado Nuevo) de edificios con estilo barroco.

Ahí se levanta la espectacular Frauenkirche 




o Iglesia de Nuestra Señora. Tras ver el interior subimos a la cúpula tras pagar 8€.



Por cierto, tienes que rodear la iglesia por el exterior. Desde el interior no se accede a la cúpula.

Una vez arriba las vistas del Elba y la ciudad merecen la subida.







Impresionantes las vistas de Elba. Ya véis que es un imprescindible de vuestra visita a Dresde.

No os perdáis antes de dejar definitivamente esta iglesia ver frente a ella un trozo de la cúpula que ha sobrevivido al bombardeo del 45. Entenderéis que lo que habéis visto hasta ahora de la catedral es una reconstrucción, aunque detalladísima y sobre planos de la original.














Seguimos por la calle AugustusStrasse.



Admirando el Fürstenzug






el enorme friso o mural de más de 100m y de 20.000 de azulejos con una fila de todos los gobernantes de Sajonia hasta principios del siglo XX.





No os perdáis echar un vistazo a la parte interior.


El Zwinger.

Este palacio barroco se levantó en el lugar que antiguamente había una fortaleza, y por eso Zwinger, que en alemán significa muro exterior circular que forma parte de las fortalezas. Ahora hay muchos museos en sus pabellones.

 


Allí me dí cuenta la razón de llamar a la Marta mi reina, que lo es.


Esta foto anterior se podría titular de muchas maneras: "La Dama y el Vagamundos", "Dresden que la ví que la quiero", en fin, que ya que estábamos aquí nos acercamos a lo que a priori parecía una mezquita pero que en realidad es la antigua fábrica de tabaco Yenidze, el tabaco de Oriente.



Se estaba haciendo tarde y no nos quisimos perder la puesta de sol o sunset desde el puente Albertbrücke.




Y finalizamos la jornada con una cervecita en el Lebowski








21 de febrero


Este día lo dedicamos a ver Meissen y Moritzburg. Sin duda dos lugares que merecen la pena

Escapada a Meissen y Moritzburg desde Dresde




22 de febrero.

Se acaba el #youngdresden pero la mejor manera de cerrar estos fantásticos días en la capital de Sajonia de un modo jóven es visitar el pasaje Kunchofpassage y sus raras fachadas, entre ellas una que hace música cuando llueve. ¿te lo vas a perder?: Las fachadas del Kunsthofpassage







AGRADECIMIENTOS: La visita de Drede dentro de esta particular visión de la ciudad con el hashtag #Youndresden ha sido posible gracias a Germany Travel & Dresden Marketing, y el apoyo  iAmbassador e Lollis Homestay.









** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Mi baúl de blogs TV