Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

17/12/14

El Verdún de la Gran Guerra

8 comentarios



«¡No pasarán!» 


La famosa frase que todos conocemos por la resistencia en Madrid durante la Guerra Civil española (en francés: «Ils ne passeront pas» y en inglés: «They shall not pass») es el lema usado para expresar la determinación de defender una posición contra el enemigo. Pero la primera referencia a su uso no se debe a Dolores Ibárruri, "la Pasionaria", sino que se encuentra en la Batalla de Verdún en la Primera Guerra Mundial, y fue pronunciada por el general francés Robert Nivelle (aunque hay quien se la atribuye a su comandante, Philippe Pétain).


Nosotros sí que quisimos "pasar" en el centenario del inicio de la Primera Guerra Mundial y conocer in situ el horror y desolación que dejó la batalla más larga y brutal de la Gran Guerra.



...A las 8:05a.m salíamos puntuales de París en el tren de alta velocidad TGV.



A las 9:20 ya estábamos en la estación de las afueras de Verdún, a unos 20km de la población.

Un desplazamiento que cuesta de media poco más de 40€ por persona, rápido y cómodo. Muy interesante para acortar tiempos, más si este te acucia como a nosotros que disponemos de dos días para revivir la Primera Guerra Mundial en su batalla más sangrienta y donde lucharon casi todos los militares franceses. Un lugar donde murieron al menos un familiar en grado diverso, amigo o conocido de cada una de los franceses de la época.

En la estación nos esperaba Vincent Jacquot, simpático guía de la oficina de turismo de Lorena, que nos iba a acompañar estos días en nuestra visita de los campos de batalla de Verdún y la Línea Maginot. 





Por fin estábamos en este lugar mítico, tantas veces nombrado en decenas de libros y documentales que había devorado en el pasado. Normalmente a todos se nos viene a la cabeza la famosa batalla de la Primera Guerra Mundial pero esta zona desde hace siglos ha sido estratégica y ha desempeñado un papel importante en la defensa del interior del país, debido a la ubicación sobre el río Meuse en zona fronteriza con los germanos.



Nos cuenta Vincent que aquí se ha guerreado desde Atila con los Hunos, cuando ya este fracasó en su intento de tomar la ciudad.

Carlomagno con el Tratado de Verdún de 843 hizo que la ciudad pasase a formar parte del Sacro Imperio Romano y no volvió a ser francesa hasta la Paz de Munster en 1648. Con la guerra franco-prusiana de 1870 volvió a ser zona de conflicto.




CIUDADELA DE VERDÚN


Al poco de pasar a ser francesa la ciudad en 1648, Vauban construyó esta ciudadela. A finales del siglo XIX, entre 1886 y 1893, un complejo subterráneo de galerías fue construído bajo la ciudadela para las tropas en el interior de la ciudad, más de 2000 hombres.



Las galerías tenían más de 6 tiendas de pólvora, 7 tiendas de municiones, una panadería, un molino, una central telefónica y telegráfica, plataformas elevadoras de agua para la ciudad y cocinas.

A unas 5 millas más allá de los muros de la ciudad de Verdun se levantaba un anillo circular exterior compuesto por 18 grandes fortalezas subterráneas para la protección de la ciudad. Fueron construidas durante la década de 1880 pero son recordadas por las batallas en la Gran Guerra, luego veremos un par de ellas.


Habíamos llegado justo a la hora de apertura, las 10h.




Esta ciudad subterránea pasó sus peores momentos a lo largo de su centenaria historia en la batalla de 1916. Sus hornos de pan podían producir hasta 28 000 raciones por día para alimentar los soldados de las trincheras.



Iniciamos la visita de una parte de sus vías secretas en “wagonnet”. El lugar está ambientado con maniquíes vestidos de la época y con el audio y algunos efectos, rememoran episodios que se vivieron en aquellos pasadizos subterráneos.


Entre ellos están por ejemplo la ceremonia del 13 de septiembre de 1916 para entregar las primeras condecoraciones y principalmente la del 10 de noviembre de 1920, en que se eligió el soldado desconocido que ahora está bajo del arco de Triunfo en París. A lo largo del recorrido pudimos ver escenas de la vida cotidiana de los soldados en estas galerías durante la batalla de Verdun. Al final de la visita, asistimos a la reconstrucción de la ceremonia del citado del soldado desconocido.























De todas maneras pese al montaje a lo Disney en el lugar entiendo que no debemos olvidar que estamos recorriendo un lugar histórico y no debemos perder la noción de que lo importante en este caso es el continente y no el contenido.




Antes de ir a los campos de batalla nos dimos una vuelta por la pequeña ciudad de Verdún






y por un pequeño cementerio que nos recuerda a dónde hemos venido






-Visita de la « zona roja » del campo de Batalla de Verdun



EL OSARIO DE DOUAUMONT



Silencio! se ruega en el recinto y te lo pide el cuerpo. Y menudo día gris nos acompaña!. 

A Marta le joroba que el día esté así pero yo me pregunto si es lícito que este lugar se vea con sol. Creo que debería ser de obligada neblina permanente

Aquí yacen los restos mortales no identificados de 130 000 soldados franceses y alemanes recogidos en el campo de batalla de Verdún. 

¿Cómo reconocer los cuerpos mutilados no por una sino por cientos de bombas que podían caer diariamente durante los 300 días que duró la batalla más larga de la Primera Guerra Mundial? (del 21 de febrero de 1916 al 19 de diciembre de 1916).

Por ese motivo se creó este memorial para albergar esos restos de chavales, hombres jóvenes, que ahora descansan esparcidos en los subterráneos de la edificación. Son los huesos de los 130.000 hombres que no se lograron identificar de los 262.000 que murieron, a parte de heridos, mutilados y con secuelas crónicas psíquicas o físicas.






 Más arriba, sobre los huesos de estos hombres que lucharon en esa batalla, el memorial. Un memorial no sólo para los soldados franceses, por suerte hechos como los que ocurrieron han ido cambiando mentalidades y juntando pueblos. El memorial es también para los soldados alemanes y, en definitiva, para todos los hombres caídos tristemente en la guerra.

El día que lo visitamos habían soldados del ejército alemán paseando por suelo francés sin ningún problema. Cómo han cambiado los tiempos!!







En el cementerio del recinto sí descansan los que tuvieron la "suerte" de ser identificados.








FORTALEZA DE DOUAUMONT



Sólo después de 3 días del inicio de la ofensiva alemana contra Verdún, la fortaleza más armada y más defensiva ( 3 niveles de galerías, casamatas, observatorios y torrecillas de ametralladoras y cañones de 75 y 155) sucumbía irremediablemente. El 24 de febrero, a las 16:30 , 3 compañías de infantería de la 24a alemana (regimiento Brandenburgo) entraron en la pieza central de la fortificación del sistema francés: Fort Douaumont. 


Douaumont era conocida como la mayor fortaleza del sistema defensiva de Verdun. Se había construido antes de la guerra para mantener una guarnición de 477 hombres y 7 oficiales, pero el día de la batalla todo estaba desatendido, las defensas de la fortaleza se habían trasladado a otros frentes de guerra más activos durante 1914 y 15.

Después de la derrota se encomendó a Pétain el contrataataque. Se hizo cargo el 25 de febrero y decidió que los fuertes de Verdun debían ser fuertemente reforzados por tropas para formar el principal baluarte de una nueva defensa. Verdún no iba a ser vencida tan fácilmente y los franceses lo mostrarían durante los siguientes 10 meses.


Las defensas del fuerte se sostenían principalmente en este tipo de torretas defensivas







El resto de fuerte son galerías que conectan las diferentes posiciones defensivas.








TRINCHERA DE LAS BAYONETAS


De esta legendaria resistencia están muy orgullosos los franceses. Vincent nos cuenta que el lugar que vamos a visitar ahora es un símbolo de ella, que ha generado una leyenda que han contado a las siguientes generaciones, tanto mayores a pequeños como en la misma escuela.





los valientes soldados franceses que fueron sepultados de pie en su trinchera durante violentos bombardeos. Nunca se movieron ante nada. Quedaron muertos en pie, resistiendo. La prueba son las bayonetas que todavía sobresalen del suelo. Allí abajo yacen los héroes inmóviles, en sus puestos.

En la foto de abajo podéis apreciar enterrada una bocacha, donde va calada la bayoneta.


Todavía permanece en el imaginario colectivo como un sitio simbólico del Campo de Batalla de Verdún. 

La verdadera historia bien ha podido ser que esas bayonetas fuesen marcas de donde yacía el cuerpo de un compañero abatido, para su recuperación en momentos más apacibles.





FORTALEZA DE VAUX


En junio, tras un infructuoso contraataque francés, le tocó el turno al Fort Vaux que fue terriblemente bombardeado por la artillería pesada alemana. El 1 de junio se produjo el ataque final, con 10.000 tropas de choque que ocuparon la parte superior de la fortaleza al día siguiente. Pero 5 días más les costó rendir el fuerte a los alemanes pues la batalla siguió por las galerías subterráneas, tomando barricada por barricada, y pasillo por pasillo. La guarnición francesa se rindió el 7 de junio, cuando los defensores se quedaron sin agua.









Quedaban duros meses hasta recuperar los fuertes. Douaumont fue re-capturado el 24 de octubre y el 2 de noviembre los alemanes evacuaron Fort Vaux. Una última ofensiva, planificada y ejecutada por Nivelle, comenzó el 11 de diciembre y llevó a los alemanes de regreso a sus líneas en febrero de 1916 hasta la orilla derecha del río Meuse.





mirador des Eparges y zona de bombas

Los bosques son producto de la reforestación de 1930. Vincent nos explica que cayeron tantas toneladas de bombas que el lugar no es apto para el cultivo por la alta presencia de metales. La vegetación oculta los campos de la "Zona Rouge" (la "Zona Roja"), la línea de trincheras. El campo de batalla es una zona llena de ondulaciones por doquier producidas por las bombas.






Estuvimos en el cráter más grande provocado por una de ellas, era inmenso.



A día de hoy es un bosque cementerio, ya que restos de los más de 100.000 soldados desaparecidos todavía están diseminados en la zona. Incluso hoy se siguen encontrando huesos que son llevados al osario de Douaumont.

Al final de este campo de bombas está el mirador des Eparges





PUEBLOS DESTRUIDOS


Esta batalla dejó una enorme zona devastada. No sólo los campos de batalla como anteriormente comentábamos, también núcleos de población.

Los pueblos de Beaumont-en-Verdunois, Bezonvaux, Cumières-le-Mort-Homme, Fleury-devant-Douaumont, Haumont-près-Samogneux y Louvemont-Côte-du-Poivre fueron totalmente destruidos durante la batalla.

Estos pueblos del área llamada “No man’s land”, que se extendía sobre 6 o 7 kilómetros entre la primera línea francesa y la primera línea alemana, tienen la calidad de “pueblos muertos para Francia". A pesar de ellos, y en recuerdo a su memoria, pese a que nunca fueron ni serán reconstruidos, son administrados por alcaldes, pero no tienen habitantes.

Visitamos lo poco que quedaba de ellos.



Memorial norteamericano




Pudimos visitar pese a la niebla el memorial norteamericano por la captura de St Mihiel.

Vincent nos explicó toda lo ofensiva llevada a cabo. La pena es que el paisaje de los alrededores no lo pudimos ver y consecuentemente hacernos una idea de la maqueta en el lugar de los hechos. Pero lo que sí visitaríamos son las trincheras de este frente.



TRINCHERAS DE VERDÚN


Le Saillant de Saint-Mihiel, aparecido en septiembre de 1914, era una avanzada de las líneas alemanas de más de 20km en el dispositivo francés. Fue el teatro de violentos combates y del que quedan resto de trincheras francesas y alemanas : la trinchera de la sed en el bosque de Ailly, la trinchera de los Bávaros y de Roffignac, la madera quemada y la “Croix des Redoutes” son tres plataformas acondicionadas con aparcamiento y carteles explicativos. Nunca el soldado francés fue un excavador metódico: en todos los frentes, las trincheras alemanas estaban mejor construidas y con mejor logística que las francesas. Los restos de ambas en la actualidad atestiguan esta afirmación pues de las trincheras francesas poco queda. Según Vincent "los alemanes habían venido para quedarse".







VÍDEO

Pero si queréis ver nuestra experiencia en vídeo sólo tenéis que verlo aquí abajo


Ya sabéis que si os ha gustado el vídeo darle un like y suscribiros al canal en este botón de suscripción que os dejo aquí abajo.






OTROS CEMENTERIOS



-cementerio du Trottoir




-cementerio alemán de Hautecourt






-cementerio alemán en Saint Mihiel










VÍA SAGRADA


En la elección de Verdun como punto decisivo de ataque, los alemanes optaron por un lugar con dificultades de comunicación para el enemigo. Verdun estaba aislada por 3 frentes y la parte trasera con ciertas dificultades. Por el contrario, el lado alemán disponía de una línea férrea al norte de sus trincheras. Las tropas francesas sólo podían obtener reabastecimiento de la pequeña vía férrea en Bar-Le-Duc por un estrecho camino, que en el futuro, y hasta el día de hoy, se la llama Voie Sacrée, Vía Sagrada, única carretera francesa que actualmente no tiene nomenclatura, sólo su histórico nombre.

Y por ella nos fuimos, por el camino que salvó a Verdún, a toda Francia y también, como no, a la ciudad dónde ahora nos dirigíamos, a París.





«Verdún y el Somme simbolizan en un microcosmos toda la Primera Guerra Mundial, con su heroísmo y su futilidad, sus glorias y sus horrores. Fueron dos batallas no decisivas de una guerra no decisiva» (Alistair Horne).







Esta visita duró 2 días y a parte de los sitios en Verdún visitamos la Línea Maginot en el fuerte de Hackenberg


AGRADECIMIENTOS:

Comité Regional Del Turismo de Lorraine  

Comité Departamental Del Turismo de La Meuse

Oficina De Turismo De Verdun












** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

8 comentarios :

  1. Verdún tuvo que ser un infierno...
    Muy interesantes todas las visitas y escalofriante alguna de ellas.

    un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Verdún y el Somme, las dos batallas más bestias de la Primera Guerra. Aunque en general fue una carnicería en muchos frentes. Siempre atenta a mis historias Vero. Espero que puedas ir a Verdún si no has ido, vas a disfrutar muchísimo.
      Saludos

      Eliminar
  2. Gran artículo Héctor. Me lo he leído de principio a fin. Cuánta energía, vidas y medios desperdiciados...Estos lugares son a los que hay que ir para desmitificar la guerra.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay Antonio lo que disfrutarías tú en este viaje. Si no estoy equivocado no has ido, verdad? pues como bien dices, si te lo has leído, estoy seguro de que ya lo has anotado en tu agenda viajera.... haces bien ;)

      Eliminar
  3. Increibles fotos, ojala Algun dia pueda ir a conocer esos lugares, Tan Historicos, y de tanto Dolor, a Llevarles mis respetos... Aca en argentina jamas tuvimos que vivir semejantes matanzas, ni desastres asi.. Algunos no saben nada de nada, y se quejan por pavadas, imaginense estar 4 años en las trincheras.. como todos sabemos en que condiciones, Imaginen a esas familias que nunca recuperaron a sus Hijos... pero bue.. es la Historia pero el humano no aprende..construye monumentos recordatorios... pero perdemos la memoria enseguida.. Gracias Hector por recordarnoslo, y permiteme compartir en mi pag de facebook, este Articulo que tiene un valor enorme..
    Gracias y saludos Compa!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego Hernan, la pérdida de memoria histórica induce a caer en los mismos errores una y otra vez. en España estamos adelantados en esto al resto del mundo, jajaj.
      Muchísimas gracias por comentar y por compartir el artículo, un honor ;)

      Eliminar
  4. Hace unos dias escuche un relato de la BBC acerca de la batalla de Verdún, y ahora tu blog me acerca a vivencias tan fuertes de nuestra historia.Muchas gracias Hector por el trabajo que realizas. Muy agradecido por lo que transmitis en tus blogs.Abrazo desde Buenos Aires. Javier

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. pues yo te agradezco la visita, que lo leas y encima comentes. Un completo. Ojalá que vuelvas a pasar en otra ocasión. Un abrazo

      Eliminar

Mi baúl de blogs TV