Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

25/6/10

visita recorrido Nueva Zelanda

1 comentario


NUEVA ZELANDA,
NEW ZEALAND





Día 20 Sydney – Auckland



Había que hacer el check out de la habitación a las 10:30 a.m por lo que nos dimos una vuelta por el barrio hasta las doce dejando las mochilas en recepción.

Partimos al aeropuerto y llegamos a Auckland a las 20:00 h.

Mientras mirábamos en que backpacker alojarnos, conocimos una pareja de californianos que también buscaba en el cartel de hostels del aeropuerto.

El chico se llama Daniel y era de aspecto mejicano mestizo, con gafas, perilla y pelo muy largo recogido en una trenza que caía sobre su espalda. Llevaba y llevó siempre su inseparable gorra tipo béisbol.

Ella se llamaba Andrea, hija de un español y una norteamericana. Había nacido y se había criado en California sin tener apenas contacto con su padre. El resultado era que no sabía ni una palabra de español. Su aspecto era de una chica muy adentrada en carnes, con la sorpresa de que era una vegetariana radical.
El caso es que tras intercambiar unas palabras y unas risas, tomamos los 4 un taxi a Auckland y nos alojamos en el backpacker.

Luego salimos los cuatro y nos fuimos a cenar al Wendys.





Día 21 Auckland- Paihía.



Es domingo y todo está cerrado en Auckland.

Nos volvemos los 4 al aeropuerto a ver si podemos alquilar un vehículo. Mi primera idea era alquilar un autocaravana, o como dicen aquí, un motorhome.

Queríamos alquilarla en Auckland y devolverla en Rotorua, pues desde allí tomábamos un avión a la isla sur, a Christchurch. En mis primeros planteamientos del viaje había perfilado la idea de pasar de una isla a otra en ferry y devolver el vehículo en Christchurch tras recorrer la isla sur. Por cuestión de tiempo deseché la idea y para economizarlo cerramos un vuelo de una isla a otra.

En la casa de alquiler de coche nos quitaron la idea de coger un motorhome, pues cogerlo en una ciudad y devolverlo en otra incrementaba considerablemente el precio. Aprovechando que nos habíamos encontrado estos chicos decidimos alquilar los 4 un coche y recorrer juntos la isla norte. Compartiríamos gastos de alquiler y combustible, además de solucionar totalmente cualquier problema en el idioma pues Daniel era totalmente bilingüe.

Ya con el coche nos vamos a comer a un centro comercial de camino a Paihía.

En esta población encontramos un backpacker en el que quedaban sólo 2 habitaciones dobles que tomamos.

Bajamos a tomar unas cervezas al pueblo



y ya de vuelta al backpacker nos convencen varios chicos y chicas que se alojaban allí para ir de fiesta a otro pueblo a un bar musical que conocían. Nos llevaron en una furgoneta y allí nos tomamos unas cuantas más.



Día 22 Bay of Islands

Tras ir de compras al súper salimos a navegar en un catamarán llamado Carino que contratamos desde el hostel. La embarcación es más pequeña que la de Cairns. El paisaje, con más de 144 islas, es sobrecogedor.


Pese al fresco del aire que corría íbamos admirando las numerosas islas de la bahía mientras tomábamos una cerveza que Daniel nos dijo que llamaban “The hair of the dog” o la primera cerveza estando de resaca.


Paramos en una isla para tomar el sol, bañarnos, jugar a voley-ball, hacer snorkel e ir en una especie de salchicha inflable en la que cabían 5 pasajeros y que era remolcada a gran velocidad por una lancha motora.
Dispuestos a bañarnos metimos en el agua el dedo gordo del pie y el de su lado y ya no metimos ninguna parte más de nuestro cuerpo, el agua estaba congelada!
Decidimos tumbarnos al sol y disfrutar del espléndido día.
Regresamos navegando por el otro lado de la bahía y en Paihía dimos una vuelta por sus tiendas. Compramos un jersey, cenamos y a dormir.



Día 23 de Paihía a Waitomo

Después de levantarnos a las 5 de la mañana, nos hemos quedado sin ir a nadar con delfines porque aquí no para de llover. Así que nos hemos vuelto al hostel para continuar durmiendo hasta las 8 y después de desayunar partimos para Waitomo.
Nos dirigimos hacía Kairoua Forest. También se ha frustrado el trekking en este rain forest porque llovía mucho. En este parque natural se puede , dando un pequeño paseo , imaginar lo que fueron los bosques de Nueva Zelanda que estaban llenos de kauris , coníferas de más de cincuenta metros de altura que fueron una base importante de la economía de esta zona de Nueva Zelanda.



Se pueden ver varios kauris gigantescos , entre ellos :

- The Matua Ngahere ( El padre del bosque ) Posiblemente sea el árbol más viejo de NZ con casi "4000" años y tiene un tronco con cinco metros de diámetro
- Las cuatro hermanas
- El árbol Fantasma - es el segundo árbol más grande
- Tane Mahuta , tiene el nombre del Dios de los árboles y más alto que el Padre del Bosque , pero sólo tiene "2200" años
La resina de estos árboles aparte de tener una época dorada en que alcanzó grandes precios por su utilización ediversos productos químicos , produjo un tipo de ambar muy preciado que se llama "Kauri gum".

Nosotros vimos uno de ellos, pero era tal la potencia de la lluvia que todavía no sé cuál de ellos era. Lo vimos y corrimos hacia el coche.
A las 20:00 horas llegamos a Waitomo. Sigue lloviendo a mares.



Día 24 Waitomo

Al día siguiente, nos levantamos temprano, a las 4 de la mañana, y vamos al Centro de información para contratar el Black Water Rafting en Te Anaroa Cave con la compañía Cave World (82,50 $NZ). Nos dieron unos trajes de neopreno y un casco con luz.

Tras entrenar un poquillo todos en fila y como si fuera un tren,


cogimos unas cámaras de pneumáticos


y comenzó el descenso por el río del interior de las cuevas.


En un punto de la cueva, ésta comenzó a ensancharse y cuando estábamos en el centro de la cámara apagamos la luz de los cascos. De repente el techo de la cueva apareció como si de una noche estrellada se tratáse. Las luciérnagas (gloworms), en las paredes de la cueva, iluminaban como si fueran estrellas. Estas larvas producen luz en la oscuridad para atraer a pequeños insectos y devorarlos.
El agua estaba bastante fría y al salir nos dieron una sopa y pan tostado para entrar en calor.
Luego salimos en dirección a Rotorua. Vimos una montaña de forma muy peculiar


y nos encontramos unas plumas muy guapas de halcón.


Paramos en un súper antes de ir al Kiwi Packa en el que hicimos una comida-merienda-cena de despedida por ser la última noche. (Kiwi Paka YHA Rotorua, 60 Tarewa Road, Tel. (07) 347 0931, precio aprox 50 $NZ/hab dob. En la actualidad tienen una piscina de agua termal al aire libre y que se puede utilizar gratuitamente. En aquella época no estaba).



Día 25 Rotorua.



Este día nos lo pasamos corriendo de un lado para otro, pues teníamos que ver la ciudad e ir al aeropuerto. Rotorua es el punto turístico más importante de la isla del Norte. Ha sido rebautizada como la "Ciudad del Azufre", debido a la intensísima actividad termal que se registra en ella. Es un centro turístico de gran importancia gracias a su balneario, situado en una zona de lagos de aguas termales y géiseres.

Nos levantamos de nuevo muy temprano para aprovechar el día. Estar de viaje parece que es peor que trabajar. 

Daniel y Andrea nos acompañaron pero no entraron en ninguno de estos parques porque iban justos de pasta y nos dijeron que ellos trabajaban los 6 meses de verano en Yellowstone y que todo eso lo tenían más que visto.

Tardamos 18 años en entender lo que nos dijeron, cuando visitamos Yellowstone en 2012, dentro de nuestra ruta por el noroeste de USA y Canadá.

Primero fuimos a Waiotapu, a 25 km de Rotorua (23 $NZ/pers, recorrido de 3 km, tiempo 2 horas), dónde hicimos una ginkana entre cráteres demoníacos de los que emanan vapores y olores a azufre y otros minerales.



Las burbujas se deben al CO2. El agua llega del centro de la tierra a 230ºC y una vez en la superficie baja la temperatura hasta los 70ºC. Hay piscinas de barro en ebullición. A destacar es la “champaña pool”.


El nombre de Champagne Pool se debe a las abundantes emanaciones de dioxido de carbono (CO2) que recuerdan las burbujas en un vaso de Champán. La fuente caliente se formó hace unos 900 años debido a una erupción hidrotermal.



Su cráter tiene cerca de 65 metros de diámetro y alcanza una profundidad del orden de 62 metros y un volumen estimado de 50.000 m3. El color naranja de las orillas se origina a partir de los depósitos de arsénico y estibina , y contrasta con las aguas verdes del lago. 

Luego continuamos hasta el Lady Knox, que es un géiser que lo activan artificialmente con pastillas de jabón.

En cuanto empezó a salir el chorro una pareja de subnormales corrió para hacerse una foto y tras ellos mucha gente les imitó pensando que se les acababa el geiser o algo parecido.



El caso es que cuando se hicieron las fotos se fueron sin ni siquiera mirar este extraño fenómeno, llevándose de premio la imagen captada por sus cámaras, sin gozar del espectáculo. Nosotros y 4 parejas más nos quedamos hasta que el geiser se volvió a extinguir. Cuando llevábamos bastante rato contemplándolo, nos hicimos unas fotos.
Más tarde fuimos al parque de Wakarewaka,



donde vimos a toda prisa más geiseres, cráteres y piscinas de barro hirviendo, mud pools.
Al salir nos dirigimos hacia el aeropuerto donde nos despedimos de Daniel y Andrea.
Al llegar a Christchurch, en la isla sur, alquilamos una autocaravana y salimos en dirección a Greymouth cruzando la isla en dirección oeste. Paramos a dormir en el cruce de la carretera 73 con la 6.


Ver Australia y Nueva Zelanda en un mapa más grande


Las carreteras neozelandesas están tan poco transitadas y están rodeadas de una vegetación tan abundante que puedes parar en cualquier lugar y parece que te encuentras en el medio de la nada, en plena naturaleza virgen.




Día 26 Glaciares, Franz Joseph y Fox.

Hemos conducido un rato antes de desayunar para ir avanzando. Después llegamos al Franz Joseph Glacier, rodeado de bosques de hayas y las montañas de los Alpes del Sur. El glaciar, también llamado Ka Roimata o Hinehukatere (Lo de Franz Joseph es un nombre dado por un explorador alemán, Julius Haast, que fue el primero en explorarlo en 1865 y le bautizó como tributo al emperador austríaco Franz Joseph) es una lengua de hielo que tiene 12 km de largo, se encuentra a menos de 300 metros sobre el nivel del mar y a sólo 19 kilómetros del Mar de Tasman. El Waiho River, que nace del glaciar, desemboca en el mar de Tasman.

El glaciar avanza y retrocede en ciclos de 4 años según la cantidad de nieve que cae en el nevero superior, ya que hay años en los que puede llegar a 100m y otros sólo 30. Para acceder a él, dejamos el coche en la entrada y caminamos unos 20 minutos por una senda que desembocaba en un valle.


Más tarde recorrimos los 26 km que separan el Franz del Fox Glacier.



Su nombre en maorí es Te Moeka o Tuawe. Forma parte del Westland National Park y recibe ese nombre por un antiguo presidente del país llamado William Fox.




Es uno de los glaciares más importantes y accesibles del mundo.




Llegamos a los pies del glaciar y disfrutamos de las altas paredes de hielo que nos empequeñecían. De su parte inferior central brotaba un río que se deslizaba por el lecho de piedras que dejó el glaciar en su retroceso.




Realmente, junto con su hermano Franz Joseph, son sin duda uno de los lugares más espectaculares de la isla y del mundo.







Luego fuimos a Matheson lake, pero no vimos nada reflejado en él, pues no hacía un día lo suficientemente nítido. Comimos en el lago antes de recorrer doscientos y pico kilómetros hasta Wanaka, entre unos paisajes maravillosos.



Día 27 Wanaka- Te Anau.

Nos hemos ido a desayunar cerca del lago



al lado de unas ovejas. Este es el país de las ovejas. Al rato carretera y manta hasta Queenstown. Fuimos pasada la ciudad hasta la carretera del lago a comer, parece que hoy nos da por comer en lagos.





Queenstown es famosa por la variedad de actividades que ofrece, desde el lujo de la relajación hasta los deportes extremos con más adrenalina. En sus agitadas aguas del río se practican actividades no aptas para cardiacos: salto en bungy, rafting, jetboating y surf por el río.




Después de nuevo en ruta hasta Te Anau. En esta población concertamos el barco para la excursión de mañana al Milford Sound. Después nos fuimos a comprar algo al súper y cuando volvimos Marta se dio cuenta de que se había dejado las llaves dentro de la autocaravana. Probamos el sistema de la percha para abrir el seguro de la puerta del conductor de manera infructuosa. Me di cuenta de que la ventana del tejado estaba abierta, así que subí y por su pequeña abertura, mediante un palo largo que pudimos conseguir en los alrededores, abrí una ventana lateral por la que logró colarse Marta. Así, una vez conquistada la fortaleza, continuamos hasta Milford Sound conduciendo 45 minutos.






Día 28 Te Anau- Milford Sound- Te Anau- Inverscargill

En Milford Sound se había levantado una niebla impresionante desde el amanecer. Esperamos a ver si salía el barco pero finalmente todo el mundo se dio por vencido y se anuló la salida. Fue una pena, ya que Milford Sound es una zona de fiordos, y es una de las principales atracciones de la Isla del Sur. Milford Sound, también conocido en lenguaje maorí como Piopiotahi, está 15 kilómetros tierra adentro del Mar de Tasmania, y rodeado de cumbres de más de 1000 metros de altura. Vegetación virgen, lluvias, acantilados, pinguinos, focas, delfines son parte de la fauna que habita en sus aguas. Es conocido también por ser el lugar más húmedo de Nueva Zelanda y uno de los más húmedos del mundo. Las lluvias rondan los 250 metros cúbicos en 24 horas, creando cientos de pequeñas cascadas y otras más grandes, cascadas que caen por los acantilados, alcanzando algunas de ellas, una altura considerable. Y es esta humedad la que provoca, por ejemplo, LA PUÑETERA NIEBLA DE HOY!!.

Con el dinero de esta excursión hicimos la de las Glowworms en el lago Te Anau y aún nos sobraron 12 dólares. La excursión no tenía la calidad de la otra pero nos dimos un buen paseo por el lago y volvimos a admirar la belleza de estos bichitos luminosos y las cavernas donde habitan.

Después de almorzar decidimos cambiar la ruta previamente planeada e irnos hacia el sur, a ver como los fiordos se adentran hasta el mar. Continuamos carretera hasta Inverscargill donde cenamos y dormimos.




Para dormir lo estamos haciendo siempre en cualquier lugar que vemos tranquilo y bonito, porque en cuanto a seguridad casi toda la isla, por no decir la totalidad, nos ha parecido muy segura. No hace falta ir a campings pues al estar en verano en el hemisferio sur, oscurece bastante tarde y casi no necesitamos luz en la autocaravana. La luz que utilizamos la genera suficientemente la batería del vehículo mientras se desplaza por la carretera y que va cargando las baterías del habitáculo. Y ya para comentar más sobre el tema de autocaravanas, para quién no sea muy habitual en el uso de estos vehículos, os diré que el agua se llena en cualquier gasolinera y el desagüe de aguas residuales tiene zonas destinadas hasta este servicio a lo largo de la red de carreteras de la isla. Por tanto podéis dormir tranquilo donde os plazca.



Día 29 Inverscargill- Twizel

Pasamos por Gore,


Tapanui, Roxburgh, Alexandra,


Clyde, Cromwell y paramos a comer en una presa para descansar un rato. Después via Tarras, conduciendo hacia el norte por la carretera estatal 8, pasamos por el Lindis Pass, que parecía y nos recordó nostálgicamente al Valle de la Muerte californiano. Lo que se ve es sobre todo césped en pendientes de montaña; hierba de color amarillo-parduzco para ser más exactos.



El color de la hierba realmente sale durante las horas de la mañana temprano o al atardecer.




Después continuamos por Omarama y Twizel. Aquí paramos a dar una vuelta y tomar una cerveza. A un kilómetro de la población paramos a descansar primero y como nos gustó el sitio, cenamos y dormimos casi doce horas!. La larga dormida fue después de una ducha en la que me quedé sin agua estando todavía enjabonado, Genial!!. Eso me pasa por no llenar agua más a menudo en las gasolineras.





Día 30 Twizel- Mount Cook

Nos encontramos en el monte Cook, Aoraki en maorí, que es la montaña más alta de Nueva Zelanda. Los glaciares Tasman y Hooker cuelgan de sus laderas. También es una montaña conocida por haber sido la localización exterior de las escenas de la película El Señor de los Anillos: la Comunidad del Anillo que se desarrollan en el ficticio monte Caradhras.
Hicimos la ascensión al Mount Cook que vimos, como suele ocurrir bastante en estos casos, en un entorno de niebla que deja ver como premio, de rato en rato, la silueta del paisaje que deseas contemplar.


Luego fuimos al Tasman Glacier (es el mayor de los glaciares de los Alpes Meridionales en la Isla Sur de Nueva Zelanda. Tiene 27 kilómetros de longitud y 13 kilómetros de ancho. Fluye hacia el sur, a través de la cara este del Monte Cook. Las aguas de este glaciar, unidas a las de los glaciares Hooker y Mueller se funden en el río Tasman), los Blue lakes y unas cataratas.
Comimos a mediodía en el lago Tekapo, cuyo nombre me dio mucho miedo. Continuamos por Fairlie y Geraldine, viendo más y más ovejas, siempre ovejas,






y volvimos a parar a pasar la tarde y noche, pero cambiamos de idea y decidimos llegar a Christchurch por vía Ashburton. Llegamos a la capital de la isla Sur a las 20:00 horas, y nos dirigimos hacia el parque de Willowbank Wildlife, A 15 minutos de Christchurch, es el lugar ideal para ver kiwis en Nueva Zelanda, de otra manera es francamente difícil. Es como un zoo en el que puedes ver otros animales como el oposum y kanguros, y donde se puede apreciar varias especies de la fauna neozelandesa.



Los kiwis los podréis ver en su medioambiente y sin vidrios que los separen de vosotros.
Salimos del parque a las 22:00 horas y nos fuimos a dormir.



Día 31 Christchurch - Kaikoura y vuelta

Salimos a Kaikoura donde comimos fish and chips y dimos una vuelta. Esta ciudad es uno de los mejores sitios para ver ballenas, pero también se pueden hacer otras actividades.
Volvimos a Christchurch donde dimos una vuelta por el centro y nos tomamos unas cervezas. Dormimos en un parque de la capital con unos árboles muy grandes y un paseo muy agradable, donde la gente hacía deporte y paseaba sus perros.


Día 32 Christchurch

Por la mañana desayunamos en un Mac Donalds, el primero que habíamos visto en toda la isla Sur.
Vimos un sheepshow, donde se ven diferentes clases de ovejas y en directo las esquilan a una velocidad que después de 16 años todavía no he visto cosa igual.



Fuimos un poco reticentes en venir a este show pero sin duda si volviera a Nueva Zelanda asistiría otra vez a uno de ellos. Más tarde fuimos al Antartic centre. Nueva Zelanda es uno de los países situados más cerca de la Antártida y una gran parte de las expediciones parten de ahi. El Antarctic Centre es un museo excepcional donde la vida y naturaleza de la Antártida quedan retratados con todo lujo de detalles. Se puede experimentar en su interior una tormenta Antártica, que sopla cada 30 minutos, como si lo hiciera en la nieve o el hielo y se completa con una iluminación y vientos de 40 km/h. El centro tiene exposiciones educacionales sobre todo el mundo antártico y es bastante didáctico y distraído. Por la tarde llenamos el depósito de gasolina y nos acercamos a la empresa Maui, donde pasamos leyendo el resto de tarde e hicimos noche en las cercanías para así devolver mañana el vehículo.



Mañana volamos de nuevo a Sydney.






LINKS RELACIONADOS



Si quieres ver todo el viaje a Australia                                                                       





Postamigo

COMO SER UN KIWI una práctica web de Xabier villanueva con toda la info de NZ

Nueva Zelanda en autocaravana en  LOS VIAJES DE HÉCTOR Y YOLANDA)

El coleccionista de ciudades   Varios posts de Nueva zelanda



Facebook
             Twitter           Google+   






** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

1 comentario :

  1. Muchas gracias por los interesantes comentarios de tu viaje.
    Seguramente me van a ser de utilidad para el que vamos a emprender este próximo fin de semana desde Buenos Aires a Auckland.

    ResponderEliminar

Mi baúl de blogs TV