Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

3/12/17

Ascenso al Damavand, en Irán, el volcán más alto de Asia

No hay comentarios



DAMAVAND, IRAN 2017 “todo un 5.000 LOW COST”


Primero de todo agradecer a mi amigo Héctor (viajes Georgia y Armenia 2016 y Costa Rica y Panamá 2017) la oportunidad de explicar mi reciente experiencia en una cumbre muy emblemática: el Damavand.

El Damavand tiene una altura de 5671 metros, es el volcán más alto de Asia y se encuentra en Irán.



Tengo que decir, que decidirse por el Damavand, no fue fácil. Estamos hablando de Irán, para muchos países de occidente uno de los componentes del “eje del mal”, falta de información especialmente de la montaña y su logística, dificultad en contactar con personal local, barrera idiomática y cultural, etc. Pensemos que estamos hablando de una república islámica, donde por ejemplo se exige al 100% de las mujeres el uso del pañuelo islámico, etc., etc…

Pero esa mezcla de ingredientes, fueron quizás los que nos embaucaron en tal aventura, añadido a que varios factores jugaron a nuestro favor como es que desde hace unos pocos años existe la posibilidad de tramitar directamente la VISA (visa on arrival) en el aeropuerto internacional de Irán (Imán Jomeini) evitando de este modo engorrosos trámites a través de la embajada más cercana que es la de Paris, así como que desde este pasado mes de junio existen vuelos directos desde Barcelona a Teherán con la compañía Mahan air a precios muy competitivos por debajo de los 300€.



Pues salvando estos dos hándicaps, trámites burocráticos y escalas aeroportuarias, Alex, Xavi y yo decidimos lanzarnos a la aventura, sabiendo que hay muchas bazas que juegan a nuestro favor, somos gente que se adapta al medio, respetuosos con las costumbres que imperan, aventureros y que nos encanta descubrir y explorar, por lo que la falta de información no nos preocupaba en absoluto.

Dentro del programa previsto para el viaje, teníamos planeado unos 4 días para nuestra ascensión al Damavand, quizás esta fue una de las cosas que más nos preocupaba, pensemos que partimos de Barcelona a cota 0 y en tres días nos encontramos a 5671 metros de altura, por lo que la aclimatación se reducirá a la mínima expresión y eso siempre puede ser determinante entre el éxito y el fracaso. Pero vamos fuertes y motivados y eso es un gran aliado nuestro.

El resto de días hasta completar los 11 previstos, los dedicaremos a visitar algunas de las ciudades más emblemáticas de Irán, como son Teherán, Isfahan, Yazd y Shiraz donde se encuentra la impresionante ciudadela de Persépolis.


Previamente a nuestra salida, habíamos contactado con un alojamiento en Irán, Seven Hostel, y este a su vez nos había remitido a una agencia de taxis, donde nos asignarían el transporte desde Teherán hasta Polour, último pueblo a los pies del Damavand y donde empezaría nuestra ascensión.

Antes de continuar, y que conste que no es una crítica a las agencias de viajes y aventuras, decir que si lo que buscamos es básicamente comodidad y que nos lo den “todo hecho” incluso un guía que nos acompañe hasta la propia cumbre, tenemos infinidad de agencias tanto en España como en Polour que nos facilitaran todo lo necesario para el ascenso, permisos, transporte, porteadores, guías, etc., eso sí, el precio puede multiplicarse por mucho a nuestro “low cost” al que luego haré referencia.

De hecho nosotros es una opción que no nos llegamos a plantear, pese a la poca información de la cual disponíamos, simplemente porque nos gusta huir de los circuitos organizados, confiamos simplemente en nuestra destreza y experiencia en otros viajes y en la logística del propio Damavand. Para entendernos, está todo más que inventado, y al final las que te suben a la cumbre son tus piernas, ni más ni menos.

Una vez llegamos a Teherán, nos alojamos en el Seven Hostel y al día siguiente temprano partimos para Polour, aproximadamente a 70 km, que se realizan en unas 2 horitas. Cabe destacar que aquí ya tuvimos las primeras buenas sensaciones con Saïd, nuestro conductor, una persona encantadora, desinteresada, servicial, sin duda ¡un Persa!, y pese a que en ningún momento íbamos con miedo, si con respeto, he de decir que nos empezamos a relajar y ver a Irán como un país “amigo”, esa fue la tónica de todo el viaje.



Ya en Polour, nos adentramos 2 km en el volcán donde se encuentra el campo I, llamado Polour Hut a 2.270 mts. Aquí es donde encontramos, para entendernos, la entrada a la zona protegida del volcán Damavand, y donde hay que pagar una taxa de 2.000.000 riales, unos 45€ al cambio.

Es un lugar donde se contratan lo servicios de 4x4 para llegar al campo II, servicios de mulas, y lugar de pernocta antes de atacar la montaña. Es un lugar agradable, donde te invitan a té y te dan todo tipo de explicaciones sobre el volcán.

Al día siguiente, día 2 de la ascensión, bien temprano partimos con un vehículo 4x4 al campo II llamado base camp a 3.040m, al cuál llegamos en unos 40 minutos y donde encontramos una mezquita.



Aquí colocamos nuestras pesadas mochilas a lomos de las mulas, para de este modo subir más livianos, ya que el desnivel que nos toca superar hasta el campo III es de mas de 1.200 mts.


El refugio


En menos de 4 horas llegamos al campo III llamado Bargah new hut a 4.250 metros de altura.

Dedicamos la tarde a descansar y sobretodo hidratar con vasitos y más vasitos de té.

Destacar que el refugio está en condiciones un tanto dejadas, sucio, las letrinas mejor ni lo cuento...💩💩

y el servicio nada que ver con lo que estamos acostumbrados por ejemplo en los Pirineos o Alpes, ofrecen un único plato para la cena y no sirven desayunos. Tampoco os esperéis encontrar ningún tipo de comida específica, por lo que es conveniente llevar comida de ataque propia y lo peor de todo que como lleguéis tarde os tocará dormir en el suelo.

Las literas no son todo lo confortables que esperábamos pero suficientes para descansar unas horas la previa del ataque a la cumbre. De todas maneras todo esto se traduce en el precio, una pernocta, un plato de sopa y té ilimitados por 4€/persona, tampoco se puede pedir más.

A dormir temprano toca que mañana a las 04:30 horas diana…((⏰))





La ascensión al Damavand

Al día siguiente, día 3 de la ascensión, nos levantamos, para y después de tomar alguna cosa, salir a las 05:00 horas. La madrugada es fría pero el cielo se encuentra completamente despejado, preludio de estabilidad atmosférica.



El paso es lento, la respiración profunda, el corazón late velozmente sin pausa, el esfuerzo y la entrega són máximos, pero la motivación es total al ver la cumbre cada vez más cerca.




Poco más de 5 horas después de nuestra partida del campo III pisamos la cumbre del volcán más alto de Asia, el Damavand de 5.671m.



Estamos cansados pero pletóricos y eufóricos, ¡objetivo conseguido!, abrazos, lágrimas, recuerdos y dedicatorias a nuestros más queridos, fotos, felicitaciones a otros montañeros, de Irán, un Californiano y un par de poloneses que hoyaron cumbre a posteriori.



Permanecemos 1 hora aproximadamente en la cumbre con unas condiciones excepcionales, temperatura suave y poco viento, lo cual nos permite disfrutar al máximo de la cumbre.

Observamos como la naturaleza es bien viva traduciéndose en una emanación constante de gases sulfurosos que salen incesantemente a pocos metros del cráter.



Ahora toca descender, la bajada es rápida pero no hay que bajar la guardia, hay mucha piedra y el cansancio siempre es presente después de un esfuerzo tan intenso.

Bajando nos cruzamos con unas montañeras de Irán que ascendían


Después de 3 horas de bajada llegamos al refugio del campo III donde nos encontramos con Xavi que nos dice “¿ya estáis aquí?”, realmente nuestra subida y bajada ha sido rápida, por debajo de los tiempos marcados en guías y programas. Abrazos y alegría por volver a encontrarnos los tres.



Ya sabéis que si os ha gustado el vídeo darle un like y suscribiros al canal en este botón de suscripción que os dejo aquí abajo.



Xavi prefirió quedarse en el refugio que arriesgar a subir sin garantías, pero sin desmerecer su esfuerzo, subir a más de 4.000 metros no está al alcance de cualquiera.

Después de permanecer un tiempo en el refugio, recuperarnos un poco e hidratar, iniciamos la bajada al campo II, donde llegamos a las 17:15 horas, en unas 2 horas desde el campo III.

De aquí contratamos el servicio de un 4x4 que nos llevara hasta el campo I, Polour Hut donde llegamos ¡por fin!, han sido 3.400 m de descenso desde la cumbre!, ahí es nada, y por si no teníamos bastante, decidimos llamar a Saïd y que nos viniera a buscar para de este modo pernoctar en Teherán y ganar un día más dentro de nuestro apretado programa.

La noche del día 3 ya estamos de regreso en Teherán, tarde, pero de vuelta.

Decir que esto no es lo habitual, los programas suelen ser más dilatados en días, pero nosotros hemos aprovechado una serie de circunstancias que nos han permitido ascender al Damanvand con garantías y de una manera rápida:
  • nos hemos encontrado muy fuertes físicamente
  • aclimatación perfecta 
  • y que la meteorología ha sido benigna, brindándonos unos días de permanencia en la montaña excepcionales.


Y qué más deciros del resto del viaje, que Irán es un país excepcional, os lo recomiendo encarecidamente que lo descubráis por vuestra cuenta, sus gentes, siempre atentas y hospitalarias, sus paisajes, montañas y desiertos infinitos, su cultura, mezquitas de ensueño y ciudadelas milenarias, su clima, siempre benigno, su transporte, eficaz y económico. Por poner un pero sería su capital, Teherán, una megaurbe de 9 millones de habitantes, que como otras ciudades similares acusa el constante caos circulatorio y altos índices de contaminación.

Aquí tenéis una pincelada de lo que sería subir a una montaña de más de 5.000 metros por vuestra cuenta, en un país diferente y aún por descubrir y todo ello con un presupuesto “low cost”.

Paso a detallaros los precios de Teherán-Damavand-Teherán por vuestra cuenta y por persona y en base a tres personas que éramos el total del grupo, contratando los diferentes servicios in situ, no tendréis problemas, chapurrean algo de inglés y los precios son cerrados, hay poca maniobra al regateo, lo que facilita las cosas.

Resumen de gastos por persona ascenso a Damavand (basado en grupo de 3)

★ Transporte privado Teherán-Polour Campo I, 12€.
★ Permiso de entrada a la zona protegida del volcán i permiso de ascensión, 45€.
★ Noche en el refugio del campo I, Polour camp, 4€.
★ 4 x 4 pick up del campo I al campo II, 7€.
★ Mulas del campo II al campo III, 10€.
★ Noche en el campo III, 4€.
★ Mulas del campo III al campo II, 10€.
★ 4x4 pick up del campo II al campo I, 4€.
★ Polour Campo I-Teherán, 12€.


El total sale por 108€, si a esto le sumáis el billete de avión inferior a 300€, tenéis realmente un precio “low cost”, solo hace falta que comparéis el total con el que ofrecen las agencias en paquetes organizados, no hay color.

¿Os animais?

Josep Sans








No hay comentarios :

Publicar un comentario

Mi baúl de blogs TV