Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

18/7/14

Qué animalada de día, o lo que no se debe hacer en Chiang Mai

1 comentario


Día 6.  Chiang Mai. 27 mayo 2014. 


Sí, hoy va a ser una animalada de día. Todo está relacionado con ellos. Vamos a ver tigres, elefantes y mujeres, pero mujeres Jirafas.

Pero va a ser una animalada esencialmente porque vamos a hacer justamente lo que no se debe hacer en Chiang Mai. Lo nuestro fue por falta de previsión y documentación sobre el lugar. Entono un mea culpa pues a veces, por no decir siempre últimamente, focalizo todos mis esfuerzos en facilitaros a tod@s la preparación de vuestros viajes mientras que en los míos cada vez invierto menos tiempo.

De todas maneras si no hacéis estas excursiones por solidaridad con los animales pero luego corréis en los San Fermines, vais a los bous envolats, véis una corrida de toros, vais al zoo de vuestra ciudad, véis un espectáculo de orcas y delfines, tenéis cualquier animal que no sea un perro o un gato en casa, sois cazadores, etc, pues tampoco va a servir de mucho.


Nos levantamos y salimos a la ciudad vieja de Chiang Mai a desayunar y a ver si encontrábamos plaza en la salida al parque de Elephant Nature park.























Las salidas eran a las 8 y volvias a las 18h. Son de todo el día. Ese día ya habían salido y si queríamos ir tenía que ser al día siguiente, pero a la tarde debíamos partir hacia Sukkothai y ya no nos daba más tiempo.

Pese a que habíamos leído el post de nuestro amigo Pruden de Los Apuntes del Viajero sobre el maltrato de elefantes en otros parques, tuvimos que descartar nuestra primera opción por falta de tiempo. Para colmo esto último sin ninguna razón pues en la ruta Chiang Mai a Bangkok, pasando por Sukhothai y Ayutthaya, me había dejado un día comodín, que no utilicé entre otras cosas por mi memoria pez Dory que hizo que olvidara ese día con consecuencias que explicaré posteriormente.


Tras ver unas cuantas agencias en la calle, enseguida nos dimos cuenta que todas hacen más o menos lo mismo y todo está en un mismo recorrido y que puedes coger un taxi o una furgoneta que aproximadamente por 400 bahts te hacen el recorrido con las paradas que quieras y además te esperan. No necesitábamos ningún intermediario para hacer algo que podíamos hacer nosotros mismos.




Buscando un taxi vimos una furgoneta (songthaews) con un matrimonio mayor que nos dijo que por 400 bahts nos llevaban todo el día. Pese a no tener aire acondicionado decidimos aceptar.



A partir de ahora aconsejo a los defensores de los animales a ultranza que pasen al segundo día en Chiang Mai directamente y, si no, que me perdonen este día entre animales cautivos.



Primera parada el Tiger kingdom



Se pueden ver tigres de diferentes tamaños y precios, también hay combinados.



Nos decidimos por los tigres pequeños y los más grandes. Total 1040 por persona.

La verdad es que estos animales deben haber sido entrenados desde muy pequeños para no atacar a la gente porque es curioso lo que deben aguantar todo el día estoicamente con los turistas. Eso sí, constantemente vigilados por un tailandés con un palo dispuesto a dar una garrotada si el tigre se descantillara. De todas maneras siempre hay que respetar unas normas.



Aquí van las fotos del parque.










Al final tanto tigre te da sueño y decidí echar una siestecica junto a uno que estaba plácidamente sobado.



Continuamos ...



al Maese Elephant park, uno de los muchos elephant camps que hay por la zona.



Antes os he hablado del post de Pruden de los Apuntes del viajero sobre cómo rompen el alma a estos elefantes desde bien pequeños y desde tiempos inmemoriables. Si Pruden os enseñó la cara buena de los elefantes de Chiang Mai, yo os enseño la cara B del disco, la mala, la turistada, pero la que suele estar más extendida por estas tierras.


El  show de elefantes 

empezaba a las 13:15 con el baño de los animales y luego un espectáculo.

Como eran las 12 y pico nos daba tiempo a comer en el bar cafetería que hay al lado de la carretera y de la recepción. Fantásticos sandwiches, refrescos y café por 400 bahts.



Los tickets de los elefantes que compramos era un combinado del show, paseo más ver el poblado de las mujeres jirafas. Pues oye, ya que estamos lo haremos todo. Valía 3000 bats los dos.

El baño





Marta y el elefante tuvieron una conversación que por el tinte del cachondeo empezó a mosquearme (normal en un día tan animal)


La cosa es que, y como ella mismo luego confesó, las risas se debían a que el elefante se preguntaba cómo podía ir ella con alguien con una trompa tan pequeña. Desde luego no veo donde está la gracia.




El show sigue con un partidito de los elefantes, los cuáles jugaron muchísimo mejor que la selección española un mes después en el mundial de Brasil.



Y demostración de pintura que nos dejó boquiabiertos.



Pero ¿cómo puede pintar esto un elefante? La verdad es que estos animales tienen una inteligencia fuera de lo común.





Salimos en elefante hasta el poblado. La verdad es que pasear en elefante es bastante incómodo.


También nos incomodó ver al mahout con un pincho. Cuando el elefante no quería andar le pinchaba un poquillo, sin llegar a hacerle daño, pero lo suficiente para que comprendiera "o andas o te pincho, y sabes que duele".


Por el camino vimos otros elefantes encadenados.

En fin, todo un circo, y nunca mejor dicho.

La verdad es que ni fu ni fa. Así que, como otros blogueros bien aconsejan, reserváis con tiempo y si queréis pasar un día con elefantes os vais al Elephant Nature Park, que al menos contribuiréis un poco a una causa justa.


Y paso a paso con el elefante llegamos a las mujeres jirafa.


Si todavía seguís leyendo el post puede que ahora deserten otros pocos, esta vez defensores acérrimos de los derechos humanos. Resulta que Las padaung ('mujeres de cuello de jirafa') forman parte de una de las minorías étnicas tibeto-birmanas de Myanmar y durante la década de los 90 muchos miembros de la tribu huyeron a Tailandia como refugiados por los conflictos que sucedían en Birmania. Parece ser que Tailandia los acoge con la condición de que no dejen esta costumbre de ponerse aros en el cuello para así captar la atención de los turistas.





Nosotros no vimos que todas lo llevasen.



Tampoco les vimos esa cara de tristeza que algunos describen en sus relatos.

Conversando con una incluso me ofreció trabajo que inteligentemente rechacé porque yo más bien parecía una mujer hiena.



Vimos un pueblo con una buena parte de sus ingresos dependiendo del turismo (aunque nosotros lo vimos casi sólos) viviendo de la venta de souvenirs y de la agricultura.



En fin, dejemos ya tanta animalada y volvamos al songthaew. Nos esperaba la camioneta para volver a chiang Mai. 



DOI SUTHEP


Como era relativamente temprano le preguntamos por cuanto nos llevaba a Doi Suthep, el templo en lo alto de la montaña a las afueras de la ciudad, concretamente a 15km. Nos pidió 300 bahts y aceptamos porque se lo estaban ganando a pulso todo el día esperando.


Mientras subíamos al templo en el carricoche grabamos este vídeo 



Ya sabéis que si os ha gustado el vídeo darle un like y suscribiros al canal en este botón de suscripción que os dejo aquí abajo.



Y así hicieron mientras veíamos el templo.

Comenzamos a subir las escaleras que llevan a Doi Suthep.



Son tantas (309 escalones) que me cansé enseguida y decidí echar otra siestecica junto a unos perritos para redondear este día tan animal.



En realidad Doi Suthep es la montaña, el templo que está en ella se llama Wat Phra That Doi Suthep.





A destacar en el interior es su estupa dorada.




Y por supuesto, las vistas de la ciudad.



Es muy agradable pasear por el templo.







A la vuelta les pedimos que nos dejaran en una buena casa de cambio. Nos dejaron frente a la muralla cerca del Mc Donalds donde hay 4 casas de cambio. Conseguimos un buen cambio a 44,2 bats cada euro. 

Enfrente había un restaurante genial que se llamaba Art café en el que cenamos de maravilla. Había varios tipos de comida y nosotros elegimos italiana. Un lugar muy recomendable.






Gastos del día (2 personas) 187€:

Desayuno 160bats
Tiger kingdom 2080 en visa
Maesa elephant camp 3000 
Comida y bebidas 487
Doi suthep 60 
Furgoneta todo el día 700
Art cafe. 955 con visa
Hotel 590 bats


DÍA ANTERIOR                                                                                                    DÍA POSTERIOR


                              




No te olvides de consultar nuestra GUÍA PRÁCTICA de Tailandia y también todos estos consejos para organizar tu viaje a Tailandia en el menú desplegable debajo de la flechita






** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

1 comentario :

  1. Yo estuve en los mismos sitios que vosotros y la verdad es que cuando montamos en elefante no vi que llevaran un palo con clavo. Si llevaba un palo para ir dirigiendo al animal. No tuve sensación de maltrato. En las mujeres jirafa si que vi a algunas muy tristes... pero yo creo que si los turistas no fuéramos, qué pasaría con estas mujeres? Tailandia permitiría que vivieran allí? Quiero pensar que el negocio del turisteo es algo que también les beneficia porque se ha convertido en su modo de vida.

    ResponderEliminar

Mi baúl de blogs TV