Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

10/7/14

día 2 en Bangkok, Grand Palace, Montaña dorada y el Buda de Oro

2 comentarios


Día 25 de mayo de 2014. Segundo día en Bangkok. Cuarto día de viaje.



Desayuno genial en el hotel sin que nos queme la boca. Qué grande es comer sin picante.

Ayer, en nuestro primer día en Bangkok, visitamos los templos de Wat Arun y Wat Pho. Hoy vamos a intentar visitar los templos más importantes del viejo Bangkok.

Cogemos nuestro express boat que nos mola mogollón, para ir a la parada 9 del... 





-Gran Palacio de Bangkok


Entramos por 500 bats cada uno, muy caro sí,  no sin antes hacer un depósito de 200 bats para ponerme un pantalón largo obligatorio para todos los hombres y niños (al devolverlo te devuelven el dinero). Marta lleva su pañuelo que se pone de falda como hemos comentado en la guía practica para viajar a Tailandia. Lleva los hombros cubiertos sino también le hacen poner una camisa o bata. Están prohibidas varias prendas:



El palacio es impresionante. Nada más entrar tenemos esta panorámica. Sin palabras la verdad.



En realidad el Palacio Real de Bangkok no es una sola edificación, se trata de un gran conjunto arquitectónico formado por un grupo de edificios que sirvieron como sede real desde el siglo XVIII hasta mediados del siglo XX.




Empezamos a deambular por el templo. 

Enseguida vemos maravillas y gente haciendo el gilipollas delante de ellas. Es curioso lo que la gente es capaz de hacerse delante de un objetivo. Yo como sigo a rajatabla el "donde fueres haz lo que vieres", no dudé un instante y me sumé a la fiesta.





A mi, que soy historiador, me encantan estos templos porque me permiten caminar por ellos relajado y sin agobio. Básicamente porque me importa un pimiento la complicada, intrincada y, a veces, infantil historia de dioses y diosecillos. Simplemente admirando su belleza. Esto te permite un relax total... si no fuera por el puñetero calor en un mes de mayo como este. No queremos saber la que caerá en agosto. Hay que buscar continuamente lugares en que haya sombra.



Admiramos otro lado del palacio.



La maqueta de Angkor Wat de Camboya es genial!!



Paramos a hacer un cigarrito con un buda. Pensar que no se puede fumar en los templos. Sólo está permitido a los budas y sus acólitos. Básicamente sólo permiten darles fuego. 



No os perdáis el templo del Buda Esmeralda, o templo de Wat Phra Kaew

La foto sólo está permitida desde el exterior. Terminantemente prohibido en el interior. No lo pongo con mayúsculas pero debería.


Dentro sentaros y dejaros llevar por la religiosidad de los tailandeses. Realmente una de las cosas que más sorprenden, su devoción por los monjes y budas. Pero este en concreto quizá sea el más venerado de Tailandia, tallado en jade en el siglo XV y con sólo 45 centímetros de altura.

Tener cuidado con el león que vigila la entrada, me mordió al querer darle fuego como al Buda.



Antes de salir vemos otros edificios dentro del Gran Palacio.






Recogido el depósito una vez devuelto el pantalón, 



nos tomamos un zumo de sandía en dos sorbos por 1€ cada uno en un puestecillo frente al Palacio. Si hubiéramos andado más hubiera sido más barato pero no podíamos dar un paso más sin beber algo.

Todas las fotos del Gran Palacio de Bangkok en Mi baúl de viajes.



EL JUEGO DE ROL DE LOS TUK TUKS



Y es que cualquiera que haya leído un poco sobre Bangkok ya sabrá que la mejor forma de moverse por la ciudad NO es el tuk tuk precisamente. Se pasa calor, son temerarios y siempre te intentan endosar una o dos e incluso tres paradas de las que llamamos "legos".

Pero aún así ya veréis que hasta nosotros que somos viajeros avezados (no por hacernos los chulos, pero claro, de tanto viajar al final se aprenden cosas :) podemos caer como novatos.

Ya recuperados intentamos coger un taxi. Mientras deambulamos por la acera del parque cercana al Palacio abro el ipad para situar el templo de la montaña dorada.

Un tailandés gordito de unos 35 años muy amable nos dice que donde vamos. Nosotros ya estamos acostumbrados a estos tíos que te intentan colar algo y nos ponemos alerta. Nos relajamos al ver que sólo quiere ayudar. Le abro un mapa que llevo y nos señala a parte del templo de la montaña otros dos que están cercanos. Muy bonitos dice. También podéis ir si queréis a la Thai factory que está entre los tres templos. Eso me pone alerta pero tampoco mucho. Me dice que ahí hay buena ropa y yo pienso en ropa deportiva, ya sabéis, de marcas fake o falsificaciones.

Nos dice que lo mejor es un tuk tuk que por 40 bats te hace todo el recorrido y esperandote en las paradas. 
Yo pienso, qué raro y qué barato. El tío me dice que hay que coger los tuk tuks amarillos porque son los legales y bla bla. Mira entre toda la vorágine de coches y a lo lejos entre todos ellos se divisa un tuk tuk. Ese, dice, ese es de los buenos. Lo para y le explica lo que debemos hacer y el precio. El del tuk tuk asiente y subimos. El tío se despide entre sonrisas y nos dice que se dedica al turismo y que por eso ayuda a los turistas.

Bueno, pinta genial. Barato, con recorrido ya programado y sin cuentos chinos porque el tío ese no va a sacar nada de nosotros.




Llegamos al primer templo Wat Sitaram.


El tuk tuktero, o como se le llame al conductor, baja y nos acompaña a la puerta del templo. Nos dice que el espera fuera.



El templo pinta bien, los budas del exterior son muy grandes y dorados. No se puede hacer fotos pero sacamos unas cuantas.





Entramos en el templo a la vez que se descalza un tailandés mayor gordito y calvo. Cruzamos la puerta los tres y empezamos a hablar frente al altar. El tío habla por los codos y es todo un personaje. Te ríes de como habla y sus gestos. Es muy simpatico. Nos dice donde vamos y le comentamos los templos que vamos a ver y lo del Thai factory. Se sorprende al oir esto último y nos dice que estuvo anteayer, que hacen unos trajes muy buenos y que es sólo de exportación y que esa semana dejan comprar a Tais. Os juro que hasta ahora estos dos personajes no parecía que tengan nada que ver con la trama porque uno tiene ya un sexto sentido y sabe cuando se la quieren dar.

Incluso al final de esta historia dudamos si todo es un montaje o es que directamente todos los tailandeses están compinchados.

El caso es que nuestra siguiente parada es el famoso Tai factory. Sólo cruzar la puerta vemos que se trata de una tienda de trajes de cachemira y seda. Sin clientes. Tres vendedores que nos miran al entrar. Uno se dirige a nosotros y con una amplia sonrisa nos recibe, nos habla de sus trajes, me muestra uno y no pasan 10 segundos cuando le digo. "lo siento amigo pero yo soy anti trajes, de hecho, odio los trajes". El tío se me queda mirando flipado. Creo que nadie había sido nunca tan claro con él.

No habían pasado 30 segundos de nuestra entrada a la tienda cuando salimos de ella. El tuk tuktero al vernos se le escapó un gemido: ouhhhh. Y puso cara de dolor. Luego serio. Nos dice que teníamos que haber mostrado interés y a él le daban 5 litros de gasolina. Le doy 20 bats y le digo que se vaya a comprar trajes de cachemira.

Me cagon la lesheeee!!!!!!. No pilléis tuk tuks en Bangkok.


Ya que estábamos cerca del Wat Benchamabophit o templo de mármol entramos a verlo.



La entrada cuesta 20 bats persona. En la entrada a la derecha hay un pequeño templo al que no pudimos entrar porque estaban los monjes rezando.




Luego un gran claustro en cuyos pasillos muchos budas de color negro y de diferentes posturas y formas.



Cogemos un taxi hasta el templo de la montaña dorada (70 bats con equivocación incluida, porque nos lleva al Palacio Real, no sé si son muy tontos o muy listos).

O el taxista era un cachondo o los tailandeses son unos guarros.




En el camino vemos una escena inolvidable. Comida a domicilio. Si los militares salen a la calle, pues a la calle se les trae la comida.




WAT SAKET,
TEMPLO DE LA MONTAÑA DORADA, GOLDEN MOUNT


Subimos a cosa de las 15:10 las escaleras que te llevan a la cima del templo tras pagar los correspondientes 40 bats c/u.


No hay muchas escaleras, no os asustéis. Aunque con este calor todo cuesta bastante.


En realidad es una montaña artificial de unos 80 metros, hoy en día rodeada e inmersa en una frondosa vegetación. Casi estamos en una jungla verdadera dentro de otra de asfalto en que se ha convertido Bangkok.



Por fin se acaban las escaleras y entramos en el templo.




No olvidéis que dentro del templo hay otras escaleras hasta subir al tejado donde están las mejores vistas y la gran estupa dorada del Wat Saket.




Las vistas desde el templo son de 360 grados.




TEMPLO DEL BUDA DE ORO



Otro taxi nos lleva hasta el buda de oro.




Ya en el templo


tenemos que subir unas poquitas escaleras más


Dentro de este pequeño templo encontramos un buda de oro macizo, el más importante del mundo hecho del metal más apreciado.

Descubrieron el verdadero material con el que estaba hecho cuando se la intentaba transportar fuera del templo de Traimit para renovar el edificio, cayó de la grúa y se desprendió parte de su recubrimiento de estuco dorado. Parece ser que había sido recubierta de estuco para trasladarla de Ayutthaya a la capital y ponerla a salvo de los birmanos que asediaban la zona. Y 200 años se quedó en el olvido con su nuevo traje de poco valor.

Una verdadera joya budista.


Para llevárselo a casa si no pesara 5´5 toneladas y midiera 3 metros.


Después de tanto templo nos apetece volver al hotel y bañarnos en la piscina antes de la cena que teníamos reservada. Después os cuento. Antes queríamos pasar por el Samsung service que nos aconsejaron en una tienda Samsung del centro comercial que hay bajo nuestro hotel. Fuimos para que nos arreglaran la tarjeta SIM del móvil que ya os expliqué en el primer día, pero sólo pudimos comprobar que en domingo no había ningún técnico, aunque sí una chica de la tienda que nos dijo amablemente y a lo Mariano Larra tailandés: "Vuelva usted mañana".
Heladito en Starbucks que cada vez me revienta más esta cadena. Todo caro y wifi de pago, anda ya y que se metan sus magdalenas en su café con leche, que por cierto, ahora vendrán los americanos de Seattle a decirnos como se hace un capuchino o un buen espresso, anda ya.

Pues eso, tras el baño en la piscina




bajamos a nuestro muelle Tha Sathon y nos reciben en el barco de Loy Nava con la sorpresa de que somos los únicos comensales de la noche.



Nos van a tratar como los reyes de Tailandia.



En fin, os hago un post especial de la experiencia Cena Crucero por el río Chao Phraya de Bangkok

que veo que lo romántico os gusta, al menos a casi todas las lectoras.

Casi 59 me gusta en 24 horas que tuvo el álbum de fotos de la cena en la página del FB del blog, para mí es bastante.



Gastos del día  182€  (los dos) 

Hotel 58 €
Transportes 280 bats o 6'2€ (barca, taxis, tuk tuk)
Entradas a templos:
1000 bats gran Palacio, resto templos 160 bats (26€)
Bebidas: 287 bats 6'4€. No comemos del calor.
Cena: 70. Propina 700 bats 15'7€


Todas las etiquetas de Tailandia


DÍA ANTERIOR                                                                                                    DÍA POSTERIOR



                              







No te olvides de consultar nuestra GUÍA PRÁCTICA de Tailandia y también todos estos consejos para organizar tu viaje a Tailandia en el menú desplegable debajo de la flechita






** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

2 comentarios :

  1. jajaja... como me rei con el cuento del tuk tuk amarillo! A mi tambien me intentaron hacer el cuento, tambien con Tuk tuks amarillo, pero por suerte no cai!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ostias, pero es que fue la hostia porque paró un tuk tuk al azar ya en movimiento. No sacó nada de eso... no hay quien lo entienda :(

      Eliminar

Mi baúl de blogs TV