Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

23/7/14

Templos del centro de Chiang Mai y camino a Sukhothai

1 comentario



28 de mayo de 2014. Chiang Mai. Día 7 del viaje.


Desayunamos en una cafetería en la esquina de la calle del hotel que tenía muy buena pinta. Tartas y cruasanes buenísimos, hasta el capuchino.

Nos vamos a recorrer la ciudad vieja de Chiang Mai con un tiempo límite del mediodía. La idea era aprovechar la habitación hasta las doce.

El objetivo era visitar los dos templos más destacados de los 200 que tiene Chiang Mai intramuros.

Nos adentramos en la ciudad vieja cruzando un mercado típico de comida.



Me encantan estos mercados de frutas, verduras, etc, muchas de ellas rarísimas. Los coloridos, las escenas que dan los autóctonos, los raros olores, todo ello siempre me atrae bastante, aunque no todos piensan igual.



Evidentemente a lo largo del recorrido vimos algunos de esos 200 templos desde afuera,






pero como digo, nuestra primera parada fue el...


templo Wat Chedi Luang



que geográficamente está en el centro del cuadrado que forma la antigua muralla. Siendo menos importante que el que visitaríamos después, me gustó infinitamente más. 


El chedi es la zona más antigua del templo pero antes os hablaré de otras partes de él.



De entrada nos encontramos mucha gente de la ciudad con rezos y ofrendas.
Después una ingente cantidad de niños de varios colegios diferentes. Cada colegio un uniforme.





Entramos al primer templo y muchos más niños,



gente rezando, tirando monedas en cuencos,






las ofrendas a los monjes mientras repartían bendiciones. Muñecos de Niños monjes que cantaban al echarles limosna. El altar lleno de budas. 




Todo este espectáculo visual se complementaba con el acústico rumor de la gente y de los niños que se fundían con la música relajante de fondo que ponían en el templo y la voz de un monje que micrófono en mano no paraba de hablar.



Esta zona del templo siempre la recordaré como uno de los lugares religiosos que más me han impactado.



Pero la zona importante históricamente hablando es el Chedi.



Con 85 metros de altura, data del siglo XV y albergó el buda Esmeralda que ya vimos en  el Grand Palace de Bangkok. Ha sido reconstruido tras algunas vicisitudes por las que ha pasado a lo largo de la historia, como un terremoto y la furia birmana.




En la foto anterior una niña flipando con la escena que grabamos para nuestro vídeo de Tai en 360º



Ya sabéis que si os ha gustado el vídeo darle un like y suscribiros al canal en este botón de suscripción que os dejo aquí abajo.






Nos sorprendió que fueran enviando un cilindro a la cima con una tirolina en el que ponían agua los fieles.



También nos sorprendió que dentro del perímetro del interior del templo hubiesen muchas tiendas con camisetas de equipos de fútbol y algunas con ropa militar. Pero ya el colmo del surrealismo es un esqueleto rezando al lado de unos monjes.


Curiosas eran estas esculturas de monjes hiperrealistas




El Wat Phra Singh es el templo principal de la ciudad.



Está situado en el lado izquierdo del cuadrado. Tras pagar los 20 bats de entrada, nos fijamos en estos niños monjes. Desde luego los niños son niños antes que nada, sean lo que sean.


Vamos a entrar al templo pero antes nos fijamos en esta especie de anacoreta occidental budista y por lo que parece dietista, parecía un fideo a dieta, sin un gramo de grasa. Parece que sólo alimenta su espíritu.


Aunque todo lo que este se deja en el plato se lo come este otro, que no se cree la mitad de lo de alimentar sólo el espíritu.



De hecho dentro del templo estaba lleno de estos niños y parece que era la hora de comer.






Al lado del altar esta figura que parecía un monje de cera, o disecado.


Detrás de este templo y dentro del recinto, un templito más pequeño con varios monjes de cera como el que os he comentado anteriormente.





A la salida nos dirigimos hacia el hotel. Yendo en dirección a este, entre las calles del viejo Chiang Mai, encontramos esta maravillosa pieza que pasará sin duda al museo de Mi baúl de blogs.


Y aquí el verdadero conductor de esta Har-lee tailandesa


Salimos de los muros de la ciudad vieja




 y empezamos a ver militares por el tema del Golpe de Estado que ha sufrido el país un día antes que llegáramos. El toque de queda estaba en vigor cada día de 22h a 5a.m.



Recogimos las mochilas y cogimos una furgoneta hasta la central de autobuses. 

Había 2 terminales, una frente a la otra. Por supuesto los autobuses que salían hacia Sukhothai no salían desde la terminal que nos dejó el tuk tuktero




así que cruzamos la calle y fuimos a la otra. Eran las 12:30 y tuvimos la suerte de que el siguiente autobús a Sukhothai salía a las 12:40.






Los 10 minutos los aprovechamos para comprar bebida y chucherías.




El trayecto duró 5 horas y media, parando un momento en tres sitios, en uno de ellos compré unos frankfurts de pollo y unas patatas pringles que nos hicieron más fácil aguantar hasta la cena.



Como véis, más sitio imposible. Los autobuses que cogimos nos fueron muy cómodos.


SUKHOTHAI

Ya en la terminal de Sukhotai cogimos una furgoneta que nos costó 50 bats cada uno (se puede sacar por menos pero lloviendo y cansados no me voy a poner a regatear duramente por pocos bats, bueno, algo lo intenté:)

El hotel Foresto es genial. Son unos bungalows que nos aconsejó María de Callejeando por el mundo y que están fantásticos. La habitación standard salía 800 bats y 1000 la superior. Había una pequeña diferencia entre ambas pero no excesiva. Eran geniales. Nos dejaron la superior al precio de la standard porque les dijimos que había sido un consejo de una bloguera y que nosotros también lo eramos. De algo nos ha de servir escribir todos estos rollos que os cuento.




La cena estuvo bien... Picaban un poco los fideos, pero muy poco. Esta gente son incorregibles.

Tenéis toda la explicación con todos los detalles y fotos del hotel en un post nuestro del hotel Foresto en Mi baúl de viajes

En recepción nos proporcionaban un tuk tuk por 700 bats toda la mañana, unas 5 horas, y nos venían a buscar al hotel a la hora que decidiésemos.

Las otras opciones eran:

Coger esa especie de autobús que va de la ciudad nueva a la vieja cada media hora (en punto e y media, desde las 7 a.m.) y desde ahí caminar, alquilar bicicletas o tuk tuks.




Teniendo en cuenta que el último bus de la mañana hacia Ayuttaya sale a las 14:00 horas y luego ya no hay otro hasta más de las 17 horas, teníamos la necesidad de verlo todo por la mañana, volver a por las mochilas e ir a la terminal.

Para no morir de un infarto decidimos que nuestra mejor opción era el tuk tuk y.... Vaya si la acertamos ;)



Gastos del día  55€ dos personas:

Desayuno 320
Templo 40 
Furgoneta a los buses 70
Autobús a Sukhothai 478 los dos
Bebidas y snacks 140
Comer picoteando 80
Taxi al hotel 100
Hotel 800
Cena 365



DÍA ANTERIOR                                                                                                    DÍA POSTERIOR

                              





No te olvides de consultar nuestra GUÍA PRÁCTICA de Tailandia y también todos estos consejos para organizar tu viaje a Tailandia en el menú desplegable debajo de la flechita






** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

1 comentario :

  1. Me encanta lo extenso de tus post y la cantidad de fotos con las que acompañas cada entrada. Te felicito por tu blog, hace un timpo que te sigo y tengo que reconocer que es de mis blogs de viajes preferidos.

    ResponderEliminar

Mi baúl de blogs TV