Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

20/2/14

La visita de Liverpool

5 comentarios


El día ha sido muy completo. Entre la visita de Conwy por la mañana y la de Penny Lane y Strawberry field al mediodía-tarde, llegamos al centro de Liverpool a las 18:35. 


Habíamos recorrido 2690 km desde que salimos de Barcelona, aunque si vosotros venís de Londres tendréis que recorrer 335km por la M1 o si lo hacéis de la vecina Manchester sólo 55km por la M62.


Enseguida se nos pasó la preocupación de dónde aparcaremos la autocaravana en el centro de la ciudad. Menudo parking en el centro de Liverpool al lado de los Albert Docks!! y además se puede pernoctar, cosa que no hicimos no por ratas, que también, sinó por otra cosa que comentamos en el link.


Iniciamos el recorrido de Liverpool en Albert Dock.



Este lugar es la caña, nos gustó mucho porque son viejos depósitos de 1846 que han sido restaurados y reconvertidos en tiendas, estudios, galerías, oficinas, restaurantes. Se habían abandonado en 1972 y tras esta limpieza de cara se han transformado en una de las atracciones principales de la ciudad. 










La verdad es que el lugar es genial, te sientes a gusto paseando por Albert Dock y es una inmejorable tarjeta de visita para comenzar a explorar el resto de la ciudad.






Y es que Liverpool es eso en realidad. Una ciudad portuaria. De hecho la zona marítima y mercantil de Liverpool es Patrimonio de la Humanidad del Reino Unido.


Comprende 6 zonas entre las que está Albert Dock, el Pier Head y William Broad street. Esa nominación es más bien honorífica porque lo que se pretende preservar es la idea de lo que fue un puerto comercial del Imperio Británico, y Liverpool es un paradigma de ello.






Con más de 800 años de historia a su espalda, la cosa se animó sobretodo en el siglo XVII cuando era el segundo puerto británico y crecía a la sombra de desgracias ajenas, es decir, a costa del comercio de seres humanos que provenían de África y acababan en el Nuevo Mundo. Y de allí volvían los barcos cargados de azúcar y algodón. Tras la abolición del comercio de esclavos tuvo la suerte de estar al lado de la poderosa Manchester de la Revolución Industrial y convertirse en su puerto principal.


A los fanáticos de los Beatles os diré que no podéis perderos en Albert Dock el...

The Beatles Story, el museo de este grupo.





Siguiendo hacia el centro veréis el Merseyside Maritime museum, un museo gratuíto que explica la historia de los astilleros y de ese puerto tan importante que hemos estado describiendo anteriormente.

Vamos a situarnos un poco en la ciudad...os pongo este mapa




Más adelante llegamos al Pier Head, el muelle principal frente al río Mersey, compuesto por 200 plataformas de hierro unidas a tierra firme por 10 puentes.




Desde aquí lo ideal sería darse una vuelta en algún barco frente a la fachada marítima de la población, o simplemente tomar uno de los ferries que va a la otra orilla del río Mersey. Desde ahí todavía veríamos desde una perspectiva mejor los tres grandes edificios que estábamos viendo desde el Pier Head, el Royal Liver building de 1908, el Cunard Building de 1913 (sede de la famosa línea mercante) y el reconocido por su cúpula verde Port of Liverpool Building de 1907 de la autoridad portuaria.




Se estaba haciendo tarde y lo mejor que podíamos hacer es irnos a tomar algo a la zona de Mathew street, muy cerca del puerto. Allí encontraréis el mítico Cavern, el famoso pub donde comenzaron a tocar los Beatles.



Intentamos entrar con los chavales pero nos dijeron que nos encontrábamos en horas nocturnas y ya no podían entrar. 




#Solucionidealconniñosconlosquenosabesquehacer tras atiborrarnos de bocadillos de albóndigas en un Subway los aparcamos en un McDonalds con un enorme helado para cada uno en una mano y un iphone e ipad en la otra. Cuando volvimos todavía estaban en la misma posición que los dejamos.



Qué marcha hay en la calle Mathew! Genial!




Empezamos por el Cavern, el pub donde comenzaron a dar conciertos los Beatles.



Pagamos las 4 libras que cuesta la entrada y comenzamos a bajar las escaleras, un piso tras otro, como si bajaramos a una verdadera cueva. 



El Cavern actual ocupa el 75% del original y está reconstruida con los ladrillos del mítico pub que albergó los primeros conciertos, no sólo de los Beatles, sinó the Queen, los Rollings, the Yardbirds, Elton John, the Who, etc. Entenderéis que el lugar sea un lugar de peregrinación para los amantes de la música.


Nos tomamos unas cervezas que estaban sorprendentemente baratas. La 1/2 pinta estaba a una libra y media, de cualquier marca. El Cavern está normalmente bastante lleno y siempre hay conciertos de música en vivo, es genial. Aquí tenéis un vídeo del chaval que tocaba esa noche.

         






Dimos una vueltecita chafardeando los carteles, recuerdos, instrumentos musicales expuestos en vitrinas, merchandaising, etc.





Al salir entramos en el Cavern nuevo que está enfrente. Entrada gratuita, pintas al mismo precio y, por supuesto, música en directo también.




Estábamos siguiendo los pasos de los Beatles en el corazón de Liverpool




Desde luego las estrellas son los dos locales del Cavern, pero los otros pubs de la calle no se quedan atrás, mucha fiesta, gente en la calle, conciertos, etc. Una calle que no me importaría que estuviera en mi ciudad e irla visitando de cuando en cuando para tomar algo.

























Se hacía tarde y fuimos a recoger a los chavales y nos dirigimos al parking. Aprovechamos para hacer unas fotos del puerto de Liverpool de noche.





Como ya hemos comentado en nuestra entrada del parking de Liverpool en Mi baúl de ruedas, intentamos encontrar el supermercado Tesco donde habíamos quedado con las autocaravanas de franceses para pasar la noche, pero el resultado fue infructuoso y acabamos durmiendo en una calle que nos pareció tranquila... menos cuando pasaba un coche, que parecía que pasara por dentro de la autocaravana de lo que se movía y del ruido que hacía.


Al día siguiente, antes de desayunar, miré por internet si podía reservar entradas para el tour del estadio del Liverpool. Pude conseguirlas para el minitour del mediodía, en el que se podía entrar al estadio y ver el museo, eso sí, sin entrar a vestuarios, sala de prensa, etc, que eso queda para el tour completo. total, pagamos las 10£ que costaba los adultos y 7£ los niños y sin prisa partimos hacia el estadio después de desayunar.


En un post específico hablaré de esta vista del estadio de Anfield.






Al salir comimos en la autocaravana y nos fuimos al centro para ver las catedrales.


Y digo "las" porque en Liverpool hay dos catedrales importantes, la católica y la anglicana. Es de las pocas ciudades del mundo que posee dos catedrales de estas dimensiones, aunque ambas son del siglo XX. Otra de las particularidades es la diferencia de estilos en que están construidas, una hipermoderna otra estilo medieval. ¿Cuál creéis que será la moderna?


Comenzamos por la catedral Metropolitana de Liverpool, la católica. Seguro que apostásteis que la moderna sería la anglicana... pues habéis perdido.



Aparcamos en una ancha calle cercana a la iglesia, en las coordenadas gps N 53º 24. 219" W 2º 58. 230" Subimos unas escaleras y accedimos a esta modernísima Metropolitan Cathedral of Christ the King, de estructura de hormigón circular con arbotantes y pináculos, con un cimborrio de 88m de altura que deja entrar luz natural al interior. Estaban celebrando misa aunque el rato que estuvimos visitándola no paró de sonar la música de organo.






Nos sorprendió que tuviera parking en el interior. Nos reímos un rato pensando en la posibilidad de que algún día se hiciera una iglesia con misas sin bajar del coche, tipo americano, una especie de Mc auto religioso.


Desde la catedral se divisaba nuestro siguiente objetivo: la catedral anglicana


Pero antes deberíamos andar durante 10 minutos por la calle Hope. No os perdáis estas curiosas esculturas por la calle, se llaman "A case history" y son de John King.

Equipaje de mano Ryanair



Allí encontramos Mi baúl de viajes



Liverpool Anglican Cathedral. 

La catedral es el templo anglicano más grande del mundo. Su exterior de caliza roja no deja adivinar el increíble enorme espacio del interior, casi 1500 metros cuadrados. Se inició en 1904 y no se finalizaron las obras hasta el 1978. La torre mide 100m.

vista de la catedral anglicana desde el parking del puerto




Antes de abandonar Liverpool quisimos ver su famoso barrio chino que nos decepcionó un poco porque casi todo estaba cerrado, no sé si el motivo era que estuviésemos en sábado. Después de la típica foto del arco de Chinatown de la calle Nelson partimos hacia Manchester, sólo nos separaban 50km para llegar a la vecina ciudad de Liverpool.

   


                                                          



El viaje de Inglaterra

Todo el diario y guía práctica del viaje por Inglaterra en autocaravana
La Todos los posts de Londres. Todos los preparativos de nuestro viaje.


¿Has llegado al blog por casualidad?, ¿Sí? ¿No?, de todas formas: ¿Por qué olvidarme? Sígueme en las redes para no perder el contacto!

siguenos en facebooksiguenos en Google+siguenos en TwitterCanal de youtubesígueme en Instagramsígueme por Correo



No te olvides de todos estos consejos para organizar tu viaje a Londres en el menú desplegable debajo de la flechita






** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

5 comentarios :

  1. Solo por poder entrar al mítico The Cavern ya merece la pena el viaje. Muy buena entrada.
    Un saludo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues la verdad es que sí. Y no sólo el Cavern, toda la calle está llena de pubs muy atractivos y con mucha fiesta... eso sí, si te lías... al día siguiente ves poco de Liverpool :)

      Eliminar
  2. Interesante crónica y buen ojo para las fotos, aunque refuerza más mi teoría de que Liverpool no tiene mucho que ver.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alvaro, gracias por pasarte. Pues tengo que darte la razón. Si a eso le añades que no te gusta el futbol ni los Beatles...vamos a peor. La ciudad en sí tiene poco que dar, pero el paseo por el puerto me gustó bastante. Además Manchester es un poco lo mismo, o sea, que tampoco es un reclamo para hacer un paquete con ambas. De todas formas el tiempo que pasé en Liverpool tengo buenos recuerdos y más encajado en esta pedazo ruta que hicimos por toda Inglaterra.

      Eliminar
  3. emocionante viaje... soy megafan de los Beatles asi que imagínate verte allí que bueno un saludo

    ResponderEliminar

Mi baúl de blogs TV