Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

22/3/13

Viena en el Danubiotrip

3 comentarios


VIENA en nuestro Danubiotrip



Estábamos en el

día 3 del viaje, 21 de noviembre. Bratislava-Viena


Día gris de otoño. Veníamos en tren desde Bratislava y anteriormente desde Budapest.

Ya sabéis que el tren había sido finalmente nuestra opción de desplazamiento entre estas tres ciudades. (Sobre este medio de desplazamiento en el Danubiotrip he realizado 2 entradas específicas: Cómo ir de Budapest a Bratislava y Viena y Bratislava: Danubio connection).

Llegamos a la estación Südbahnhof de Viena, no la antigua, sino la Ost. Resulta que la antigua estación Südbahnhof fue cerrada en 2009 y demolida en 2010. Se está construyendo una nueva estación central de Viena. Hasta que no esté completamente operativa los trenes que lleguen de Bratislava, Budapest, etc., acaban su trayecto en esta estación provisional llamada Wien Südbf (Ost), situada al ladito del Palacio de Belvedere.




Intentamos comprar la Viena Card en la estación y en su estanco, pero nos dicen que sólo se puede comprar en el centro y en estaciones principales (a ver si eso no era una estación principal, no?).



Andamos un poco hasta la parada del 93 y del tranvía D, junto a ella está también el metro.












Pero mira por dónde que vimos el Palacio Belvedere justo al lado y decidimos cruzar el recinto andando de una parte a la otra. Pensamos que después de hacerlo ya buscaríamos transporte hasta el apartamento. Ver el palacio desde afuera sería más que suficiente para este viaje. Recorrimos todos sus jardines con las maletas a cuestas.


Palacio Belvedere, palacios de Viena
Palacio Belvedere


Al salir esperábamos poder comprar la dichosa Viena card, pero ni por esas!, todos los estancos nos dicen que ha de comprarse en el mismo centro o en estaciones de metro importantes.

Con la valentía que nos caracteriza (y como sólo llevamos equipaje de mano gracias a Ryanair) nos proponemos llegar al hotel andando, y así lo hicimos, tardamos una hora y media más desde que salimos del Belvedere, pero parándonos a ver desde afuera la bonita iglesia de San Carlos Borromeo y sus columnas que recuerdan a la columna de Trajano.

iglesia de san Carlos Borromeo, iglesias de Viena
iglesia de san Carlos Borromeo






Rodeamos por el cinturón de la ciudad vieja (Ringstrasse) y llegamos a nuestro

apartamento Levante Laudon sobre las 12:30. Hacemos el check in y exploramos todas las habitaciones.

El apartamento Levante Laudon lo encontramos de casualidad en un correo de publi que nos llegó al email. Nos pareció un buen precio y lo reservamos. He hecho un post especial del Levante Laudon para que lo veáis. Son apartamentos pero dentro de un hotel, es una cosa curiosa, no os la perdáis.

-Si estáis buscando apartamentos en la ciudad echad también un vistazo a GowithOh
-Si estáis buscando hoteles os dejo este buscador con bastantes chollos de hoteles en Viena.

Pero volvamos al relato. Estábamos cansados pero nos fuimos a comprar algo al supermercado Billa que está a un par de calles, en la Floianigasse 11.

picnick frente al Ayuntamiento

Compramos un par de bocatas y bebida y nos dirigimos al ayuntamiento, parlamento y


parlamento de Viena
parlamento de Viena



nos acercamos al palacio de Hofburn para hacer la visita.

palacio de Hofburn

palacio de Hofburn, palacios de Viena
palacio de Hofburn


Tardamos en dar con la entrada porque vamos por el lado contrario, es decir, por la parte del Ring. Finalmente entramos a las 15:30 y lo pateamos todo hasta que nos echaron a las 17:30h. En ese tiempo te da tiempo para ver todo perfectamente y de manera pausada.

Nos costó tanto encontrar la entrada mal señalizada que entré dando un beso al suelo del vestíbulo. La chica que expedía los tickets se rió cuando le dije que estaba bastante mal señalizado y que nos había costado encontrar la entrada, pero se lo dije con una sonrisa y nos vendió el Sisi ticket con el descuento como si hubiésemos tenido la Viena Card.



La Viena Card no es una tarjeta al uso, de las que puedes entrar en bastantes sitios gratis. Con ella sólo obtendras descuentos en casi todos los lugares que vas a visitar con seguridad y además, y lo más importante, es el acceso al transporte público.

Total que las ventajas son:


Tarifas reducidas en: Museos, exposiciones, visitasguiadas, teatros y conciertos, cafés, Tabernas “Heurigen” y restaurantes.
Transporte:
• 72 horas de metro, autobús y tranvía gratuito.
• “Líneas al Aeropuerto”: 17% descuento.
• CAT Tren de la ciudad al aeropuerto: 17% descuento.
• Taxi: 10% descuento.


Pero lo más interesante es el precio, pues vale 19,9€ para 72h. Teniendo en cuenta que el bono de transporte de 72h nos costó 14,5€ (todos los precios de 2012), pues echad cuentas.

Nuestra intención fue comprarla pero desistimos por la dificultad de encontrarla. Lo más inteligente es comprarla online.

He estado mirando la mejor forma y la he vinculado a Mi baúl de blogs para que os sea todo el proceso más fácil, seguro y no hagáis el canelo como nosotros. Pinchad aquí.




Volvamos al Palacio Hofburn. Como decía, nos costó un poquito encontrar la puñetera entrada.



Hubiera estado bien tener este mapa del Palacio Imperial donde sólo tienes que fijarte que en el número 1 están las tres visitas que a continuación os explico.





Compramos, como apuntaba antes, la entrada Sisi, un combinado que te permite ver los Apartamentos Imperiales, el museo Sisi y la Platería de la corte por 23,50€.



Con el descuento de la "Viena Card" nos cobraron 21,5€ a cada uno.

Una vez vistas las tres cosas os puedo decir que saquéis esa entrada combinada. Me parecieron todos esos lugares muy interesantes.




Lo único que había leído es que lo de la Platería de la corte no merecía mucho la pena, pero una vez vista esa colección sólo puedo alegrarme de no haber hecho caso al que hizo esa crítica. Madre mía, no había visto una cosa semejante en ningún lugar del mundo, menudas platerías!




platerías del palacio de Hofburn


Antes de ir a dormir pasamos por el mercado navideño más importante de Viena, el que está frente al Ayuntamiento.









Día 4 jueves 22 de noviembre VIENA


Al salir del apartamento decidimos comprar ya de una vez el bono de tren, cogemos el de 72 horas que nos cuesta 14,5€, pues desistimos en conseguir la dichosa Viena Card.



En el siguiente vídeo os enseñamos cómo funciona la máquina expendedora de bonos de transporte para Viena.


Anímate y suscríbete!!
canal 1: http://www.youtube.com/user/hecna28
canal 2: http://www.youtube.com/user/Mibauldeblogs2


Cogemos el metro en la línea lila Rathaus y bajamos en la Karlsplatz para hacer transbordo en la verde 6 paradas hasta Shonbrunn.


palacio de Schonbrunn, palacios de Viena
palacio de Schonbrunn

Entramos en el palacio a las 10:30 y hacemos el grand tour que nos lleva 1:15h, un tour muy completo en que puedes ver bien todo. Un consejillo para el audioguía, no estaría de más que os trajerais unos auriculares pues hay que aguantarlas tipo teléfono para seguir las explicaciones. Claro, cinco minutos vale, pero más de una hora provoca agujetas a la altura del antebrazo que no las evita ni Dios. Así que yo les enchufé los cascos y al bolsillo, disfrutando de la visita plácidamente mientras el resto de gente me miraba con cierta envidia al verme pasear con las manos en las butxaques, como decimos por aquí. No dejan hacer fotos pero como no pone nada de móviles, hago unas cuantas con el teléfono hasta que amablemente, en el gran salón, un vigilante se acerca y me dice que pare ya, que se me ve por las cámaras. Nos sonreímos ambos (sonrisas forzadas al principio y luego cómicas por la situación) y continúo la visita.
A las 11:45 salimos a los jardines y subimos hasta la rotonda, donde se ven unas vistas estupendas de una parte del extrarradio de la ciudad y, por supuesto, del palacio de Schonbrunn.




rotonda de Schonbrunn
rotonda de Schonbrunn

Bajamos por el obelisco.




Entramos en el metro a las 13:15 de nuevo al centro a la Karlsplatz, subimos y contemplamos la catedral.

Decidimos visitarla antes de parar y comer algo.

catedral de Viena

interior de la catedral de Viena

catedral de Viena


El interior está iluminado de colores, no se si es un motivo navideño, la verdad es que no lo había visto en ninguna catedral, y no parece ser el reflejo de las vidrieras. La catedral tiene varios puntos de visita, la torre norte, la sur, las catacumbas, el tesoro, etc..., cada uno con su precio, incluso hay un combinado de todos ellos por 16€.

Nosotros creemos que es suficiente subir a la torre norte por 4 euros, ver la enorme campana que se fabricó con los cañones de los derrotados turcos en la guerra y... contemplar Viena desde las alturas!.


vista desde lo alto de la catedral de Viena


Cuando bajamos ya casi eran las 14:00 y nos vamos a un Mc Donalds que está al lado para engullir lo más rápidamente posible para seguir con la visita y aprovechar las pocas horas de sol que quedan.

Al acabar de comer visitamos la iglesia de San pedro, en la que estaban ofreciendo un concierto de órgano, de música sacra, gratuito.

iglesia de San Pedro de Viena, iglesias de Viena
iglesia de San Pedro de Viena


Seguimos por la calle Radnicna hasta la ópera, que vemos por fuera. Las visitas guiadas son a mediodía, a veces no hay. Nos dicen que mañana viernes habrán dos visitas, a las 13:30 y a las 14:30... ya veremos si podemos ir.

Cogemos el metro y vamos a descansar un poco al apartamento.

Luego volvemos al museo de Historia del Arte porque los jueves es el único día que abren por las tardes y además hasta las 21:00h.

Recorremos todas sus salas, desde la Historia antigua romana, griega y egipcia hasta las salas de pinacoteca con pinturas de italianos, españoles y flamencos. A última hora casi ya no podemos andar y Marta empieza a resfriarse de consideración y yo también un poco.

museo de Historia de Viena


Casi no podemos mover los pies del pateo que nos hemos pegado hoy. Decidimos irnos del museo recorriendo las últimas pinturas a velocidad de vértigo, estamos tan hechos polvo que empiezo a desear apilarlas y meterles fuego todas. Estamos cayendo en el síndrome del iconoclasta en un museo. Cuando me coge ese síndrome prefiero irme corriendo.

Queríamos ver la Biblioteca, aprovechando que está cerca del museo y que cierra también a las nueve los jueves, pero... No puedo, no puedor! de hecho casi ando como Chiquito de la Calzada de lo rotos que tengo los pies.

A las 20:45 estamos en el apartamento haciendo la cena y reponiendo fuerzas para mañana.




día 5 viernes 23 de noviembre. VIENA


Empezamos el día con la intención de dar una vuelta a la Ringtrasse. Pero para empezar nos vamos andando hasta la iglesia Votiva que nos queda bien cerca.

sus dos torres gemelas de 99 metros en forma de aguja


En 1853, el emperador Francisco José fue atacado por un hombre que intentó asesinarlo con un estilete. Tras el intento de asesinato se abrió una colecta para construir un templo en el lugar del atentado.

En su interior, concretamente en el lado derecho del ábside, encontramos un puesto de maderas de olivo talladas, típicas de Belén. Le preguntamos al dueño y nos dice que sí, que es palestino cristiano y católico de Belén y que se encuentra en el lugar vendiendo tallas hasta el 25 de diciembre en que vuelve a Palestina. Habla en un perfecto castellano que nos sorprende, ha vivido 8 años en Honduras. Viaja por muchos países vendiendo tallas de Belén, sobre todo por USA.



Nos despedimos y seguimos viendo la iglesia Votiva por dentro. A resaltar es que pese a ser de mitad del siglo XIX, la iglesia parece medieval. es un neogótico que asombra, incluso la piedra parece que tenga siglos.


Al salir cogemos el tranvía 1 y seguimos la avenida que antes era muralla que protegía la ciudad antigua.

Para mi sorpresa después del canal, el tranvía no gira por la avenida que lleva a la ópera y continúa recto. Como tengo el programa offmaps 2 en el ipad, que es la coña, y que me dice por donde estamos en cada momento en el mapa, me doy cuenta de que nos vamos dirigiendo hacia...


la casa Hundertwasserhaus.


Hundertwasserhaus




Una casa muy rara y de colores. Bueno, hemos tenido suerte porque pensaba venir aquí andando y resulta que el tranvía 1 te deja justo delante.



La casa es un raro concepto en arquitectura, un puzzle hecho edificio, un lienzo en piedra, una paranoia de LSD plasmada en una fachada. Es tan singular que le he escrito un post en rincones de plata dedicado a la casa Hundertwasserhaus en el link.


HundertwasserhausHundertwasserhaus





















Vemos la extraordinaria casa y las galerías comerciales y de nuevo tomamos el tranvía en dirección a la Ringtrasse. Allí bajamos y tomamos el número dos hacia la ópera. La verdad desconozco si desde el lado del canal había una opción mejor para llegar al parque de atracciones de Prater, pero quise asegurar el tiro y coger la línea roja porque así bajaríamos en Vorgartenstrasse, para ver la iglesia que está en la plaza Mexico

iglesia en la plaza Mexico en Viena
iglesia en la plaza Mexico

y volver una estación para atrás para bajar en Praterstern.

El parque de atracciones es el más antiguo. Hemos venido para ver la noria por fuera, ni muerto me gasto 9€ en ella. Una vez vista nos vamos, creo que es una visita totalmente prescindible si tienes poco tiempo (a no ser que vengas con críos).


 parque de atracciones Praterstern
parque de atracciones Praterstern


Luego nos vamos para la Stephanplatz y salimos al lado de la catedral como ya sabéis.

cafe Central de Viena
Café Central de Viena


Nos vamos al café central que está en la calle que parte de la plaza San Miguel, donde esta la fachada del Hofburg.


El café central está llenísimo, hay cola para entrar. Decidimos tomar la tarta y el café que íbamos a tomar allí, en el McDonalds del centro (hay dos y los dos con Mc Café y, claro, Wifi). Ayer estuvimos y las tartas tenían una pinta excelente y los chocolates estaban buenísimos. Que queréis que os diga, paso de turistadas y de dejarme el pastón en el central (se admiten todo tipo de críticas a partir de esta línea pero lo gastronómico no es una de mis prioridades en los viajes. Sí el ahorrarme poyaques ... po ya que estamos aquí compramos esto, po ya que estamos aquí nos tomamos esto otro, etc..).



Luego vamos a la biblioteca municipal. Es preciosa, de las tres mejores que haya visto, pero muy cara para mi gusto, 7€ del ala cada uno (pagamos aquí lo del café central, pero admito los poyaques culturales).


 biblioteca municipal viena
Biblioteca municipal.


A las 15:30 vamos al recorrido de la ópera, que por 5 € te explican cosas muy interesantes.


Ópera de Viena



De hecho entre las cosas interesantes que nos explicaron, una fue que se puede ver una ópera en el gallinero y de pie, por 4€ en la platea frente al escenario y por 3€ en lo alto del teatro, lo que vulgarmente los pudientes llaman el paraíso.

Otra cosa que nos explicaron es que esos hombres disfrazados de medio tunos que hay por la ciudad, sobretodo en la entrada de la catedral y de la ópera, son ganchos de empresas privadas que dan conciertos, no trabajan para organismos oficiales y mucho menos para la ópera. Para comprar el ticket barato sólo hay que venir 80 minutos antes de la función y comprarlo. Solo una entrada por cabeza y ya a la hora y media antes hay cola. Es muy difícil quedarse sin entrada, a no ser que vaya a cantar Plácido Domingo, por decir alguien.



Nos gustó la idea y como eran las 16:20 cuando acabamos la visita de la ópera y la función de esa noche, Tosca, comenzaba a las 19:00h, teníamos una hora y veinte minutos para dar una vuelta, que por supuesto aprovechamos para ir a la iglesia de los capuchinos y ver todos los sarcófagos de los reyes y emperadores, así como familia Habsburgo.

La visita yo creo que es imprescindible y no es cara del todo, 5 euros. De hecho yo la he catalogado como rincón de oro, así que la tenéis en

Cripta Imperial de los Habsburgo bajo la iglesia de los Capuchinos.

Otro rincón de plata, lo tenéis en este link.


Cripta Imperial de los habsburgo


A la salida nos fuimos ya para la ópera, llegamos 80 minutos antes y ya había cola, pero no lo suficientemente grande para que no pudiéramos conseguir entradas de 4 euros.

Una vez compradas nos dirigimos directamente a la platea pero ya todos los sitios estaban reservados con pañuelos atados en las barras que tienen los traductores en inglés y alemán y que sirven para apoyarse un poco la espalda al estar de pie. Te obligan a dejar las chaquetas y bolsas en el guardarropa, que es gratis, y el sitio que tuvimos es en medio del pasillo que lo ocupan todos los que no tienen lugar en la barra.


Aguantamos 40 minutos. Entre el resfriado que llevábamos, estar de pie y que la ópera era un tostón de cuidado, decidimos que dos rockeros como nosotros ya habían tenido suficiente dosis operística.

 Nos fuimos pero total la función nos había costado como un helado!.

Quise aguantar un poco más, pero aquello parecía una prueba del programa de TV Supervivientes, a ver quién se rajaba antes y se iba. No fuimos los primeros, unas chicas se marcharon cinco minutos antes, luego ya nos fuimos nosotros.
La verdad es que hubiera preferido ver dos capítulos seguidos de La que se avecina, incluso repetidos.

La ópera no es para mí... es dura la vida del aristócrata.

Cogimos el metro y nos fuimos para el apartamento.




Día 6. Sábado 24 noviembre. Vuelta a BRATISLAVA-BUDAPEST


Nos sigue haciendo días nublados pero sin lluvia y poco frío. Incluso hemos visto a gente en manga corta, que eso ya es estar mal de la cabeza (normalmente chicos jóvenes de grandes bíceps que no aguantan un invierno entero sin demostrar sus progresos en el gimnasio).

El plan del día es coger el tren a Bratislava de las 14:20, y hacemos el check out del apartamento a las 9:30, por lo que nos quedan 5 horitas para recorrer lo que nos queda por ver de Viena.

Como no tenemos prisa nos acercamos hasta el ayuntamiento a ver si podemos visitarlo por dentro. Sólo podemos entrar a lo que es la parte que da a la plaza que la tienen habilitada para que los chavales hagan las típicas actividades navideñas, como pasteles, velas, trabajos manuales, etc. Está bastante lleno porque es sábado y los chiquillos tienen fiesta.



Seguimos andando tranquilamente por detrás del Parlamento y desde aquí decidimos que ya hemos caminado bastante y tomamos 2 paradas de metro hasta la Karlsplatz.

Salimos por el lado de la Ópera y andamos ciento cincuenta metros hasta el hotel Imperial, ya que detrás de él está emplazado el edificio en que se celebra el mítico concierto de año nuevo, la Sala Grande o Sala Dorada (Große Saal o Goldener Saal) de la Musikverein de Viena. Entramos al edificio pero nos fue imposible hacerlo a la sala porque había un concierto de navidad para niños.


edificio en que se celebra el mítico concierto de año nuevo


Esta edificación da a la misma plaza de karlsplaz, de hecho desde él vemos ya cerquísima la iglesia de San Carlos Borromeo, al otro lado de la plaza.

Si el otro día la habíamos visto por fuera hoy vamos a entrar para hacer algo fuera de lo común, que nosotros nunca habíamos hecho hasta ese momento, subir a la misma cúpula por los andamios que sirven para su restauración y contemplar esos lejanos frescos que vemos desde abajo. Los contemplamos a una distancia que casi se pueden tocar. Son enormes, nada que ver con la perspectiva de la distancia. Nos sentimos como maestros pintores, admirando su obra desde las alturas, parece que estemos en el cielo.

Subimos arriba del todo por un ascensor. Los últimos metros se han de hacer subiendo una escalera que se interna en la linterna de la cúpula, y desde donde se ven unas vistas de la ciudad de Viena, pero difuminadas, tras rejas. Hemos subido a la Stairway to heaven de Viena, la escalera al cielo, una experiencia que contamos en el link con más detalle.

Continuamos hasta el edificio de la secesión y desde allí nos metemos en el famoso Naschmarkt, muy concurrido, donde se mezclan productos frescos con preparados, donde la gente se toma vino y champagna acompañado de productos del mar, bien vestidos pero de pie, es un lugar bohemio.





En el mercado podrás comer a precios más que razonables. El famoso Schnitzel, o carne rebozada típica de Viena. Lo comimos por 3€. Puedes encontrar frankfurts a partir de 2,10€.

El famoso Schnitzel



Ya era hora de despedirnos de Viena así que cogemos la línea U1 o roja y nos bajamos en Tirolsudplatz, hacemos desde allí una parada en tranvía y llegamos a la estación a las 14:10.

A los diez minutos sale el tren hacia Bratislava con una puntualidad que nos sorprende mucho, van al segundo!.

Seguid nuestro Danubiotrip hacia Budapest (el enlace en este cuadro aquí debajo).






El Danubiotrip


★ Todo el diario del Danubiotrip (Budapest, Bratislava y Viena)
★ La guía básica para la visita de Budapest. Todos los preparativos de nuestro viaje.
Budapest.
Bratislava.
Viena.



★ ¿Has llegado al blog por casualidad?, ¿Sí? ¿No?, de todas formas: ¿Por qué olvidarme? Sígueme en las redes para no perder el contacto!
siguenos en facebooksiguenos en Google+siguenos en TwitterCanal de youtubesígueme en Instagramsígueme por Correo



Consejillos para Viena



La Viena Card no es una tarjeta al uso, de las que puedes entrar en bastantes sitios gratis. Con ella sólo obtendras descuentos en casi todos los lugares que vas a visitar con seguridad y además, y lo más importante, es el acceso al transporte público.

Total que las ventajas son:


Tarifas reducidas en: Museos, exposiciones, visitasguiadas, teatros y conciertos, cafés, Tabernas “Heurigen” y restaurantes.
Transporte:
• 72 horas de metro, autobús y tranvía gratuito.
• “Líneas al Aeropuerto”: 17% descuento.
• CAT Tren de la ciudad al aeropuerto: 17% descuento.
• Taxi: 10% descuento.


Pero lo más interesante es el precio, pues vale 21,9€ para 72h. Teniendo en cuenta que el bono de transporte de 72h cuesta 16,5€, pues echad cuentas.

Nuestra intención fue comprarla pero desistimos por la dificultad de encontrarla. Lo más inteligente es comprarla online.

He estado mirando la mejor forma y la he vinculado a Mi baúl de blogs para que os sea todo el proceso más fácil, seguro.    Pinchad aquí.



No te olvides de todos estos consejos para organizar tu viaje a Viena en el menú desplegable debajo de la flechita





** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

3 comentarios :

  1. Muchas gracias, me encanta tu blog , muy buenos consejos , estaremos en Viena ahora en julio y seguiremos muchos de tus consejos. Saludos desde México

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísimas gracias Lily y que tengáis muy buen viaje. A la vuelta si quieres dejas un comentario de tu experiencia ;)

      Eliminar
  2. Al final no me he podido resistir y me lo he leido hoy jeje. Muy bueno el recorrido, nos apuntamos el Schnitzel que tiene buena pinta y que barato!

    ¡Saludos!

    ResponderEliminar

Mi baúl de blogs TV