Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

18/3/12

bañarse en el mar Muerto

3 comentarios




Un baño en el Mar Muerto

Antes de acercarnos al mar Muerto habíamos aprovechado para visitar la cercana fortaleza de Masada y ahora nos acercamos a Ein Gedi. Pasamos de 400 metros sobre el nivel del mar a 400 bajo éste.

Este centro de relax es ideal para tomar un baño en el mar Muerto, tomar duchas de agua sulfurosa, rebozarse con barro curativo y bañarse en sus piscinas de aguas termales. Podréis guarrear con el barro todo lo que queráis.



En el interior de sus instalaciones podréis cambiaros en un buen vestuario y bañaros en las piscinas cubiertas.
Pero sin duda la estrella del lugar es el mar Muerto. Hace unos años las orillas del mar llegaban hasta el balneario pero hoy en día sus aguas han ido retrocediendo.


Y ¿a qué se debe este rápido retroceso?, la respuesta es que es muy rico en potasas, bromuro, yeso, sal y otros productos químicos que se extraen a saco y muy barato. Las compañías israelíes y jordanas instaladas en la parte sur del mar Muerto, a ambos lados de la frontera (Yam Ham Melah para los judíos y Bahr el-Miyet para los árabes), están sobrexplotando la extracción de minerales evaporando artificialmente el agua del mar Muerto, lo que provoca el constante descenso de sus aguas.

Así que lo que antes eran unos pasos ahora es un largo recorrido que lo alivia un trenecito que sale del balneario hasta las orillas de este casi lago salado.


El lecho contiene depósitos de lodo negro fácil de extender por el cuerpo que proporciona a la piel minerales nutritivos. Este barro viscoso si no es curativo por lo menos es divertidísimo para pasar un buen rato.







                                                 super metrosexual del desierto de Jericó


No olvideis el bañador y, sobretodo, el calzado de baño, sin el cuál no podéis entrar en el mar Muerto a riesgo de cortarse con los duros cristales de sal que se apilan en el fondo.




Alucinareis con las aguas saladas, flotareis en la superficie y preparaos a quedaros blancos cuando se seque el agua y quedéis llenos de sal por toda la piel. Encuentras trozos de sal por todos los sitios.







Su salinidad impide que exista forma de vida alguna en este lago.



EL VÍDEO




¿Dónde está?




Ver mapa más grande




¿Cómo llegar?



En el primer viaje hicimos una escapada de un día a ambos destinos para volver de nuevo a Jerusalén. Esto lo realizamos con un bus contratado en el hotel que no nos salió muy caro. También se puede hacer en bus regular. Los autobuses 444, 486 ó 487 llegan a Masada y el 421, 444 ó 486 llegan a Ein Gedi desde Jerusalén Oeste. 


El segundo año alquilamos un coche con Avis para ir en dirección a Eilat desde Jerusalén, pasando por Masada y el mar Muerto.
El camino hacia la agencia de alquiler de coches fue, como quien dice, parecido a una peregrinación. No tanto por la distancia, pues estaba cerca del hotel, sino por el aspecto de los caminantes.





Íbamos con bolsas de basuras en las que llevábamos la poca ropa que habíamos comprado esperando que nuestras mochilas aparecieran en Eilat, no sin mucha esperanza tras la experiencia del año anterior en la que estuve llamando durante 6 días a Iberia sin casi éxito. Parecía Pocholo en Tierra Santa: “Quiero MI MOCHILAAAA”.
Tuvimos que alquilar un coche mejor del pretendido pues solo quedaba este, o al menos eso nos dijeron, ya que no habíamos hecho ninguna reserva anteriormente.


Así que tomamos la carretera 1 hacia Ein Gedi, que en hebreo significa manantial del cabritillo. Es un kibbutz y el único jardín botánico del mundo en el que las viviendas están integradas con las plantas que se exhiben. Tiene una extensión de 10 hectáreas y se encuentra en la orilla occidental del Mar Muerto en Israel. El kibbutz fue fundado en 1956 por un grupo de jóvenes intelectuales sionistas y miembros del movimiento Nahal en el límite de la Línea Verde de separación de Israel de la frontera de Cisjordania con Jordania, el kibbutz se encontraba completamente aislado en el desierto, el asentamiento israelí más próximo a varias horas de camino por vias secundarias. Después de la Guerra de los Seis Días de 1967 y la anexión de Cisjordania por parte de Israel, se pavimentó una carretera desde la Autopista 1 de Jerusalén a Jericó, y de la Autopista 90 que bordea el Mar Muerto, terminando su aislamiento y abriendo la puerta al desarrollo del Kibbutz.

Ver de Jerusalén a Eilat en un mapa más grande


Y estas carreteras desérticas son las que recorrimos hasta Ein Gedi, atravesando puestos fronterizos de soldados, avistando Jericó a la izquierda por la carretera 1 hasta aparecer como un lago en el desierto la parte septentrional del mar Muerto. Allí la carretera 1 pasa a ser la 90 y bordea la parte occidental del mar en dirección hacia el sur, pasando por las grutas de Qumrán y pequeños kibbutz.



En 1947 unos beduinos encontraron unos 3000 fragmentos de manuscritos del Mar Muerto que datan de unos 2000 años en unas cuevas en el desierto de Judea. 



                                                        un pequeño tentempie al lado de las grutas de Qumrán



Por fin llegamos al balneario de Ein Gedi, donde te puedes bañar en el mar Muerto.




LINKS RELACIONADOS


Todo el viaje de Israel AQUÍ

Todos los baños y balnearios del mundo visitados en Mi baúl de blogs

Todas las entradas que hablan de Israel en Mi baúl de blogs 
                                                                                                                                                         




Ayuda para tu viaje:







** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

3 comentarios :

  1. Carfot El Peregrino20 de marzo de 2012, 12:56

    Uno de los sueños que siempre he querido hacer realidad: enfangarme hasta arriba de barro, y si encima es bueno para la salud no me lo puedo perder, me lo apunto.

    Un saludo !!!

    ResponderEliminar
  2. más que recomendable, además tu matas 2 pájaros de un tiro, lo del barro y la peregrinación a Tierra Santa

    ResponderEliminar
  3. se ve excelente, dicen que un baño allí te deja de maravillas, afloja los musculos y las tensiones, que ganas tengo de ir! abrazo!

    ResponderEliminar

Mi baúl de blogs TV