Slider

Busca sitios

Ticker /* Anulado */

22/3/10

SAFARI CHOBE, SUNSET CRUISE KASANE

No hay comentarios




 Safari por Chobe y Sunset cruise


Comienza un día, que aunque empieza un poco con mal pie, va a acabar siendo nuestro mejor día de viaje.
Hoy nos hemos levantado muy pronto, a eso de las 6, para ir a hacer un safari al parque nacional de Chobe.
Parece que vamos a tener que ir andando, pues ha pasado más de media hora de cuando habíamos quedado y el guía no aparece. Al poco llega la mujer de Walter que dice no saber que ha pasado con el muchacho.
Después de unas cuantas llamadas de teléfono con cara de preocupación decide que nos montemos en un camión de safari y nos lleva a toda velocidad al otro lado de la pequeña ciudad. Llegamos a un Lodge desierto y da media vuelta sin decirnos nada y continua hacia las afueras, pasando al lado del aeropuerto y finalmente después de ver un cartel que anuncia el parque, nos damos cuenta que vamos hacia el safari. Al llegar a las puertas de Chobe nos comunica que ha intentado venir los más rápido que ha podido pero que todos los grupos se han metido en el parque y tenemos que volver al hotel a recoger un nuevo guía, pues ella no tenía el permiso para llevar turistas. Eso es lo que hicimos, aprovechando para desayunar algo en Waterlily.


Con todo ello nos hemos plantado en casi las 8 de la mañana y no hemos entrado al parque. Walter nos dice que el guía que tenía que venir había cobrado la paga el día anterior y que se había emborrachado de tal manera que no podía levantarse. Walter llevaba un cabreo impresionante e iba refunfuñando diciendo que eso no era serio y que estaba fulminantemente despedido. Nuestro nuevo guía, un chico negro y bastante simpático aunque no muy hablador, nos dice que no hay que preocuparse, que veremos menos animales pero que no nos decepcionará.
Desde luego que tuvo razón. Al poco de entrar se nos cruzó una familia de monos que cruzaban el camino en una larga diagonal invadiendo todos los alrededores del vehículo. Ese grupo de unos 40 miembros iban en una misma dirección pero cada uno a su aire, en subgrupos, algunas madres con sus hijos a cuestas.

monos en grupo, monos de chobe


Los miramos perplejos hasta que pasaron los últimos. Entonces nos dimos cuenta que a poca distancia y a nuestra derecha había un grupo de gacelas thompson que pastaban tranquilamente viendo como pasaban cerca de aquellos monos. Continuamos adelante viendo otros tipos de gacelas hasta que llegamos a las orillas del río que separa Botswana de Namibia. La orilla se puede ver al otro lado pero a una distancia de unos 400m desde donde gira la carretera hacia la izquierda. A partir de ese momento circularíamos paralelos al río viendo a sus orillas y en las islas que se suceden a lo largo del cauce, diferentes tipos de animales, hipopótamos, cocodrilos, pájaros de varias clases incluyendo buitres, ñus, bisontes, etc.






El recorrido que íbamos a cubrir era una pequeña parte del Chobe, pues éste es el segundo parque nacional más grande de Botswana y cubre 10.566km². Chobe tiene una de las concentraciones más grandes de fauna del continente africano, así como cuatro ecosistemas diferentes: Serondela con sus verdes llanuras y densos bosques en el extremo nordeste del río; el área del pantano de Savuti en el oeste; los pantanos de Linyanti en el noroeste y la área seca y calurosa entre los tres.
Continuamos bordeando el río, en esta zona de Serondela, y de repente, al lado del camino, una pareja de leones, macho y hembra, durmiendo la siesta. Paramos muy cerca de ellos y estuvimos un buen rato en el que el único movimiento lo hizo el macho, que desesperezándose un poco, se levantó y se puso al lado de la leona sin más intenciones que la de seguir durmiendo.


leon descansando, leon estirado, melena leon


leones durmiendo, leones chobe, leon y leona


Continuamos el camino hasta girar a la izquierda adentrándonos en la maleza hacia el interior del parque.
El paisaje comenzaba a tener cada vez más vegetación. El conductor paró el vehículo y nos dijo que era hora de tomar un café y alguna galleta. Bueno, un café en África ya es complicado pero que sepa bien un café de sobre con termo en un safari lo era más. Pero el día se negaba a seguir torciéndose y el café al que nos invitó estaba tan pasable que decidí acompañarlo con un cigarrito.


snack de safari

Al rato de pasear por los alrededores del vehículo, pues nuestra intuición nos decía que era mejor no alejarse demasiado, montamos en el coche y continuamos internándonos en el bosque.
La vegetación no dejaba avistar muchos animales, y cuando creíamos que la cosa ya estaba lista, apareció un gran elefante entre la maleza. Era la avanzadilla, pues detrás de él continuaron diría que unos quince entre adultos y crías. El guía paró el coche y contemplamos la escena entre fascinados y atemorizados, pues estábamos demasiado cerca de aquel grupo de paquidermos. No se le ocurrió al chófer mejor idea que la de seguirlos para que los continuáramos viendo. Lo hizo hasta que un gran elefante, supongo que hembra por su enorme enfado (jeje), se vino hacia nosotros con las enormes orejas desplegadas y la trompa elevada, y de un barrito, que yo diría berrido, nos puso a todos firmes, conductor incluido, al cuál pudimos apreciar su destreza en la conducción marcha atrás en plena huída. Y como dice mi padre, es mejor mantener distancia a estos animales.

elefantes de chobe


Bueno, seguimos la marcha viendo bisontes, gacelas, antílopes y algún que otro bicho que no sabría deciros bien el nombre, hasta que llegamos a la carretera que cruza Chobe y que llega hasta Namibia y Maun, que habitualmente se encuentra cerrada al tráfico convencional. Este trozo asfaltado es el final del camino que llega del sur, atravesando el desierto desde el parque Moremi. La pista, por así llamarla, consiste en más de 300 km. de arena en la cual te quedarás hundido decena de ocasiones. Una vez que tomamos esta vía nos dirigimos a la salida del parque y al Lodge.
Nos fuimos directos a tomarnos unas cervezas y a pegarnos un baño. En la piscina habían unas niñas de Zambia que tenían 5 y 8 años que no sabían nadar y les hicimos de monitores mientras jugábamos con ellas. Eran monísimas, muy graciosas y tenían los ojos muy expresivos y grandes. Pasamos un rato hablando ya que su inglés era perfecto pues tenían un padre adoptivo británico.


Al rato llegó Walter y nos preguntó si queríamos ver su nuevo Lodge, que actualmente estaba usando como casa particular.
En las afueras de Kasane, Walter nos llevó en su 4X4 a su futuro pequeño complejo que está construyendo con sus propios medios, él y sus trabajadores. Nos llevó por un camino sin asfaltar y tardamos unos 45 minutos entre baches y polvo. Está en el exterior de Chobe pero, como dije anteriormente, los animales campan a sus anchas (leones, monos, elefantes, etc), pues el parque no acaba de estar delimitado. De hecho lo último que han hecho es una valla electrificada alrededor del complejo pues algunos de estos se le habían comido 3 perros. Serán cabañas individuales desde donde se contemplan los animales que vienen a beber a una charca cercana. Desde allí se harán safaris. También hacen safaris que van desde Chobe hasta Moremi. Si se contacta con Walter desde España via email seguro que se puede programar uno de esos safaris tipo outback. También hacen safaris de caza, me enseñó sus armas, pero bueno, a mí lo de la caza no me va para nada. Estuvimos mirando una tipo franchi, de cartuchos con postas y una con un objetivo para tiro de precisión.

LODGE BOTSWANA, waterlily lodge, safari botswana


Nos tomamos una cerveza en su casa y volvimos a comer. Esta vez le dijimos que cogiera la carretera de Nata a Kasane pues casi al final del camino campo a través cruzamos esta carretera que enseguida reconocí, quizá porque ya la tenía en mi sangre. Le comentamos si no sería mejor tomar esta carretera y nos dijo que sí. Esta vez sólo tardamos 20 minutos en llegar, sacando la conclusión que el viaje de ida nos lo podíamos haber ahorrado por aquel camino africano.
A media tarde nos fuimos hacia el embarcadero de Waterlily y cogimos una barca para realizar el famoso sunset cruise, cuyo objetivo es ver como bajan los elefantes a beber al río de todo el Chobe cuando cae el día y recuperarse de las fatigosas jornadas de calor.

Ver Sunset Cruise, uno de mis rincones de oro.




vídeo del safari







¿Dónde está?










** ¿Conoces mi nuevo proyecto? **
BUSCABLOGS DE VIAJE
Encontrarás los mejores relatos o diarios de viaje clasificados por países de los mejores bloggers de viaje de la blogosfera. No pierdas más tiempo buscando al preparar tus viajes y ponla en favoritos de tu navegador.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

Mi baúl de blogs TV